Loader
Medidas de prevención

Alérgenos del exterior aumentan la incidencia de asma

Estudio confirma la relación del polen, las esporas de hongos y el polvo del Sahara con esta enfermedad respiratoria en Puerto Rico

Photo
El asma es una enfermedad de los pulmones donde las vías respiratorias se cierran o se estrechan, causando dificultad para respirar. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Existe una relación directa entre la calidad del aire, específicamente entre los alérgenos del exterior como el polen, las esporas de hongos y el polvo del Sahara, y la incidencia de asma en Puerto Rico. Así lo reflejó un estudio realizado por primera vez en la isla y publicado en junio de este año, en la revista “Journal of Asthma” de Estados Unidos.

Jessica Irizarry, epidemióloga del Departamento de Salud de Puerto Rico (DS), explicó que el estudio se realizó porque la isla tiene una de las prevalencias más altas de asma en adultos y en niños, comparado con la población de Estados Unidos. Según datos de Salud, uno de cada seis niños y uno de cada ocho adultos en la isla padecen asma.

“Esa información llamó la atención de la doctora Lillian Lewis, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) y quiso saber qué podría estar causando esto”, sostuvo Irizarry.

Lewis se acercó a Salud y a la Academia Americana de Asma, Alergia e Inmunología de la Estación de Aeroalérgenos del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de San Juan, de la Universidad de Puerto Rico (UPR), para hacer un estudio en colaboración, donde se analizaran los datos que había en la isla sobre la utilización de los servicios de las salas de emergencia por asma e investigar qué factores ambientales podrían estar asociados a la alta utilización de estos servicios.

El estudio se realizó en 2016 e incluyó varias fuentes de datos de 2013. Entre estas, la base de datos de 550,655 reclamaciones por asma a las aseguradoras, de las cuales el 71% de los casos fueron consultas externas al médico, el 19% por hospitalización y un 10% a las salas de emergencia.

Además, se utilizaron encuestas epidemiológicas a nivel poblacional de Salud y datos ambientales de la Estación de Alergénos de San Juan del RCM y de la Junta de Calidad Ambiental.

El doctor Benjamín Bolaños, catedrático asociado del Departamento de Microbiología del RCM, indicó que se estudiaron los factores ambientales externos que podían desencadenar el asma. “Se estudió el polen, esporas de hongos y polvo del Sahara que hubo en 2013. Se encontró que las esporas

de hongo y el polvo de África eran detonantes del asma; había una correlación entre el aumento de estos dos detonantes y las consultas médicas por asma”, aseguró.

Photo
Dr. Benjamín Bolaños del Recinto de Ciencias Médicas de San Juan. (Suministrada)

Bolaños dijo que llevan 14 años en el RCM, estudiando los alérgenos y ya tienen los calendarios de polen y de las esporas de hongo. “Pero esta es la primera vez que se identifican detonantes de asma ambiental del exterior en Puerto Rico, asociados con una temporada y el aumento en las consultas médicas por asma”, precisó.

“Definimos las temporadas de cada uno de ellos. El aumento en las esporas de hongo ocurre en mayo y de septiembre a noviembre. Ese es un reflejo de las precipitaciones que hay en esos meses. Los hongos necesitan humedad para desarrollarse. También tenemos la temporada del polvo del Sahara, que viene mayormente para el verano. En esa época también hay un aumento en las consultas médicas por asma”, agregó Bolaños.

Medidas de prevención
Ivys Montalvo, directora del Programa de Asma de Salud, afirmó que los hallazgos del estudio proveen una oportunidad muy buena para educar a la población sobre cómo prevenir el descontrol del asma.

“El paciente ahora puede conocer cuáles son los alérgenos del exterior desencadenantes del asma y las temporadas altas de estos. De esta manera, puede tomar las medidas para controlar su condición”, recalcó.

Según Montalvo, es importante que el paciente visite a su médico para identificar los medicamentos que necesita él o ella en particular, para mantener su asma controlada. “El médico le va a completar y entregar al paciente el Plan de Acción del Asma”, apuntó Montalvo. Esta es una guía que especifica qué medicamentos debe tomar el paciente, incluyendo las dosis y frecuencias, según los síntomas y la zona o fase (verde, amarilla o roja) en que se encuentre su condición. También incluye cuáles son los provocadores del asma. Este es un plan individualizado, único para cada paciente.

En fases
Por su parte, el doctor Agustín Rodríguez, decano de la Escuela de Medicina del RCM de la UPR, abundó sobre las diferentes zonas o fases que tiene el asma.

“Una persona que sufre asma puede estar bien tomando sus medicamentos de mantenimiento, ahí está en la fase o zona verde. De momento, se expone a un agente que precipita que tenga un episodio de asma, lo que va a requerir otros medicamentos, indicados en la zona amarilla y si es más fuerte, de la roja. Si no se toma los medicamentos correctamente, como se indica en su Plan de Acción del Asma, según va pasando el tiempo, va empeorando su condición”, planteó.

Rodríguez advirtió que el problema está en que, cuando la gente se siente bien, olvida poco que tiene que tomar sus medicinas. “Y si estuviesen más conscientes que hay unas épocas del año en que están más susceptibles a tener estos ataques de asma, seguirían las recomendaciones del médico y se tomaría los medicamentos como deben. Lo que queremos es crear conciencia de la importancia que tiene seguir las recomendaciones médicas para evitar un ataque de asma”, redondeó.

Medidas preventivas
Bolaños recalcó que como parte del tratamiento para evitar el asma, es importante que las personas que padecen esta condición, estén informadas de los niveles de polen, esporas de hongo y polvo del Sahara que hay en el ambiente. “Esto lo pueden hacer a través de las noticias o de la aplicación: TOTAAL, que se puede bajar al celular gratis”, anadió.

El experto dijo que los niveles de alérgenos se expresan por colores: alerta rojo, amarillo y verde. “Alerta rojo es el extremo, cuando se presentan más de 110,000 esporas de hongo por metro cúbico de aire. En los meses de septiembre a noviembre, podemos tener semanas de alerta rojo, y el paciente, si no sigue las recomendaciones y su tratamiento médico, puede descontrolarse”, reconoció Bolaños.

Hay otras medidas que el paciente puede tomar. “Una es que después que llueva fuerte, cuando escampe, no salga a la calle inmediatamente, pues en ese momento se libera una gran cantidad de esporas de hongo al ambiente, lo cual podría desencadenar que a la persona le dé asma”, añadió.

Otra medida es mantener puertas y ventanas cerradas durante la noche. “Los hongos tienen un ciclo circadiano; liberan de noche más esporas y durante el día están más bajas”, apuntó.
Además, se recomienda utilizar un purificador de aire con filtro HEPA, mientras duerme por la noche. “Hemos probado que remueve un 50% de las esporas de hongo que entran del exterior”, informó.

Aspecto social y económico
Finalmente, Rodríguez sostuvo que más allá del aspecto de la salud, pues hay gente que ha muerto por un ataque de asma. Esto también tiene un aspecto económico y social que están interrelacionados.

“Una visita a la sala de emergencia por un ataque de asma, le paga las medicinas a un paciente por uno o dos años. Los recursos que ese paciente consume en esa visita son muy elevados. Va a requerir medicamentos intravenosos, inhaladores, va a ocupar un espacio en la sala y va a ser atendido por un equipo de profesionales de la salud. Esto afecta los costos en las aseguradoras y tiene un impacto en la economía del país, pues la gente, además, se ausenta del trabajo y de la escuela, es un ciclo”, manifestó el decano de la Escuela de Medicina del RCM.

Sabías qué: El asma es una enfermedad de los pulmones donde las vías respiratorias se cierran o se estrechan, causando dificultad para respirar. Algunos de sus síntomas son sibilancia, falta de aire, tos crónica, pecho apretado y dificultad para dormir.

Dato: No existe cura para los síntomas del asma, pero sí pueden ser controlados. Para minimizar sus síntomas, durante las temporadas de esporas de hongos, polen y polvo del Sahara se recomienda el uso diario de sus medicamentos, mantenerse informado sobre los niveles de alérgenos y minimizar la exposición a estos.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba