Loader
Seguridad en las carreteras

Los medicamentos que no puedes tomar si vas a guiar

Hay ciertos medicamentos que pueden tener efectos secundarios y causar reacciones que quizás hagan que sea peligroso conducir, informa la FDA

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 25 DIC. 2019 - 09:00 AM
Photo
Si sabes que el medicamento que tomaste limita tu capacidad para conducir, usa formas de transporte alternativas.
  • Compartir esta nota:

En estos días festivos, de seguro pasas más tiempo en tu vehículo. Quieres ir de compras, compartir con la familia, ver a los amigos o tomarte un descanso recorriendo tu isla. 

Tener tu auto en óptimas condiciones antes de salir es esencial para protegerte en la carretera, pero, ¿y tú, estás tomando algún tipo de medicamento para alergia o para dormir, por ejemplo? 

Antes de montarte en tu auto, asegúrate de que el medicamento que usas no afecte tu capacidad para conducir porque según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), hay medicamentos que no mezc;an con el volante.

Esta advertencia de la agencia federal aplica, incluso, si vas a operar cualquier tipo de vehículo, ya sea un automóvil, un camión, un tren, un avión o un bote.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) suma a esta lista a los suplementos alimentarios y hasta los productos a base de hierbasporque  pueden causar efectos secundarios que incrementan el riesgo de una caída o choque vehicular.

La FDA indica que aunque la mayoría no afectarán tu capacidad para conducir, algunos medicamentos de venta con o sin receta pueden tener efectos secundarios y causar reacciones que quizás hagan que sea peligroso conducir, como:

  • sueño/somnolencia
  • vista borrosa
  • mareo
  • movimientos más lentos
  • desmayos
  • incapacidad para concentrarse o prestar atención
  • náuseas
  • irritabilidad

Algunas medicinas pueden afectar tu capacidad para manejar por un corto tiempo después de tomarlas. Con otras, los efectos pueden durar varias horas e, incluso, hasta el día siguiente. Y algunas incluyen la advertencia de no operar maquinaria pesada, lo cual incluye conducir un automóvil.

Medicinas que podrían afectar tu capacidad para manejar

La FDA informa que una medida de seguridad es saber cómo tus medicamentos o cualquier combinación de ellos, afectan tu capacidad para conducir. Algunas medicinas que podrían hacer que sea peligroso conducir son:

  • los analgésicos opiáceos
  • los medicamentos de prescripción médica para la ansiedad (por ejemplo, la benzodiacepina)
  • los medicamentos anticonvulsivos (antiepilépticos)
  • los medicamentos antipsicóticos
  • algunos antidepresivos
  • los productos que contienen codeína
  • algunos remedios para el resfriado y productos para la alergia, tales como los antihistamínicos (de venta tanto con receta como sin ella)
  • las pastillas para dormir
  • los relajantes musculares
  • las medicinas que tratan o controlan los síntomas de la diarrea
  • las medicinas que tratan o previenen los síntomas del mareo
  • las pastillas para adelgazar, los medicamentos para “mantenerse despierto” y otros fármacos con estimulantes (con cafeína, efedrina o pseudoefedrina)

Tomar productos de cannabidiol (CBD) y conducir puede ser peligroso

El año pasado, la FDA aprobó un medicamento recetado de CBD, Epidiolex, para el tratamiento de dos trastornos convulsivos poco comunes y potencialmente mortales en niños. La FDA no ha aprobado ningún otro producto de CBD. A diferencia de los productos farmacéuticos aprobados por la FDA, los productos farmacéuticos no aprobados de CBD, no han estado sujetos a ninguna revisión de la FDA. 

Asimismo, no ha habido una evaluación de la FDA con respecto a si los medicamentos no aprobados de CDB son seguros y efectivos para tratar una enfermedad o condición en particular, cuál es la dosis adecuada, cómo podrían interactuar con otros medicamentos, alimentos o cosméticos, o si tienen efectos secundarios peligrosos u si existen otras preocupaciones de seguridad.

Pero sí se sabe que el CBD puede causar somnolencia, sedación y letargo, según los datos recopilados del medicamento de prescripción aprobado. Debido a estos efectos secundarios, los consumidores deben tener cuidado si planean operar un vehículo motorizado después de consumir cualquier producto CBD.

Algunas medicinas para dormir pueden incapacitarte, incluso a la mañana siguiente 

Las personas con insomnio tienen problemas para conciliar o mantener el sueño. Muchos toman medicinas para poder dormir, pero a la mañana siguiente, algunas podrían incapacitarte para realizar actividades para las que debes estar totalmente alerta, como conducir.

Un ingrediente común de un medicamento para el sueño ampliamente recetado es el zolpidem, el cual pertenece a una clase de medicamentos llamados sedantes hipnóticos. La FDA ha descubierto que los medicamentos que contienen zolpidem y, sobre todo, en su presentación de liberación prolongada, pueden menguar la capacidad para manejar y realizar otras actividades a la mañana siguiente.

El zolpidem, en sus presentaciones de liberación tanto inmediata como prolongada, se comercializa como un medicamento genérico y con los siguientes nombres comerciales:

  • Ambien y Ambien de liberación controlada (comprimido oral)
  • Edluar (comprimido para colocarse debajo de la lengua)
  • Intermezzo (comprimido para colocarse debajo de la lengua)
  • Zolpimist (aerosol oral)

Quienes toman medicamentos para dormir deben hablar con su médico sobre cómo tomar la dosis eficaz más baja. No supongas que las medicinas para dormir de venta sin receta son alternativas más seguras, necesariamente. La FDA también está evaluando el riesgo de incapacidad al día siguiente con el uso de otros medicamentos para el insomnio, en sus versiones de venta tanto con receta como sin ella.

Las medicinas para la alergia pueden afectar tu capacidad para manejar

Para quienes padecen alergias, los medicamentos que contienen antihistamínicos pueden ayudar a aliviar muchos tipos diferentes de alergias, como la polinosis o fiebre del heno. Pero estas medicinas pueden interferir con la capacidad para manejar y operar maquinaria pesada. Los antihistamínicos pueden reducir tu tiempo de reacción y hacer que sea difícil concentrarte o pensar con claridad, y pueden causar confusión leve, incluso si no te sientes medio dormido.

Lee la etiqueta de información farmacológica de las medicinas de venta sin receta y entiende los avisos de advertencia antes de usarlas. Tampoco bebas alcohol ni uses medicamentos para dormir mientras estés tomando ciertos antihistamínicos, pues estas combinaciones pueden intensificar los efectos sedantes de estos últimos.

Cómo evitar conducir con las facultades menguadas

Con la mayoría de los medicamentos, puedes seguir conduciendo de manera segura mientras estés tomándolos.

Habla con tu médico o farmacéutico sobre los posibles efectos secundarios y hazle las siguientes preguntas recomendadas por los CDC:

  • ¿Para qué se usa este medicamento?
  • ¿Interactúa este medicamento con otros que estoy tomando?
  • ¿Puede este medicamento tener efectos secundarios que podrían afectar mi capacidad para manejar de forma segura o aumentar el riesgo de que me caiga
  • ¿Hay otro medicamento u otra dosis que debería probar?
  • Si dejo de tomar o cambio este medicamento, ¿qué efectos secundarios debería esperar?

Los médicos y los farmacéuticos pueden informarte sobre los efectos secundarios conocidos de los medicamentos, incluyendo aquellos que interfieren con la conducción. También puedes solicitar información impresa sobre los efectos secundarios de cualquier medicamento nuevo.

Para controlar o reducir al mínimo los efectos secundarios mientras manejas, tu médico puede ajustarte la dosis o la hora en que tomas el medicamento, o cambiarlo por otro que te cause menos efectos secundarios.

Otros consejos adicionales son:

  • Sigue siempre las instrucciones de uso y lee los avisos de advertencia del empaque de los medicamentos o los folletos proporcionados por la farmacia.
  • No dejes de tomar tu medicamento, a menos que quien te lo recetó así te lo indique.
  • Informa a tu médico de todos los productos que estés tomando, incluyendo los de venta con o sin receta y aquellos a base de hierbas. También infórmale de cualquier reacción que experimentes.
  • Lleva tu propio control, ve cómo reacciona tu cuerpo a la medicina. Lleva un registro de cómo te sientes y de cuándo se presentaron los efectos.

    Photo
    Utliza esta tabla para crear tu plan personal de acción.
  • Planifica con anticipación y usa formas de transporte alternativas si tu medicamento reduce tu capacidad para conducir.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba