Loader
Identifica el TDAH

Algunos padres confunden la inmadurez emocional con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Tanto se da esto que nueve de cada diez casos no padecen ninguno de esos trastornos y no necesitan medicación

  • Por El Universal / GDA
  • 20 FEB. 2020 - 07:00 AM
Photo
Un síntoma de inmadurez psicológica es el de lenguaje, los niños que no hablan o hablan con monosílabos a una edad que se espera que digan palabras. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Algunos factores y trastornos emocionales pueden confundir a los padres e incluso maestros cuando tratan con niños afectados por el Trastorno por Déficit de Atención (TDA) o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Tanto se da esto que nueve de cada diez casos no padecen ninguno de esos trastornos y no necesitan medicación.

En la lista de elementos que confunden se encuentran la inmadurez emocional de los niños en edad preescolar y primaria, asociada con bajo rendimiento escolar y es común que tengan problemas de lenguaje y lecto-escritura.

Un síntoma de inmadurez psicológica es el de lenguaje, los niños que no hablan o hablan con monosílabos a una edad que se espera que digan palabras. Jugar ayuda a los pequeños a no generar ansiedad.

Atención, mucha atención

La doctora Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI), cuenta que los niños con TDA o TDHA poseen capacidades intelectuales normales e incluso sobresalientes.

"En otros casos hay niños muy sobre protegidos, y con papás sumamente aprensivos y que de forma inconsciente inhiben su desarrollo. No son estimulados: "No se les toca ni con el pétalo de una rosa" y las consecuencias son contraproducentes", explica.

Mal al alza. En medio de esto, es un hecho que existe un repunte considerable del padecimiento. Los motivos son diversos: por el clima de inseguridad los niños ya no son sociables como lo eran antes, ya no juegan en la calle o fuera de sus hogares, al sobreprotegerlos los padres no les enseñan a defenderse, son niños producto de procesos de infertilidad y esto conlleva una fuerte gran carga emocional, y en términos generales, sus padres promueven los miedos en vez del valor para resolver los problemas que enfrentan cada día.

"No hay como un diagnóstico basado en pruebas que determinan el nivel de inmadurez. Y hay buenas noticias, 82% de los casos se trata de niños sin TDA, pero con algún grado de inmadurez psicológica.

"Solo 18% presenta inmadurez intelectual y otro tipo de padecimientos (TDA, TDAH, daños neurológicos, bajo coeficiente intelectual)", señala la especialista.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba