Loader
Condiciones de higiene

Ambientes muy higiénicos hacen a los niños más alérgicos

Los hábitos excesivos de limpieza han cambiado la forma en cómo ellos desarrollan su sistema inmune

  • Por El Mercurio / GDA
  • 20 MAR. 2018 - 11:30 AM
Photo
El sistema inmune de un niño comienza su desarrollo desde el momento en que nace hasta los 12 años. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Los hábitos excesivos de limpieza han cambiado la forma en como ellos desarrollan su sistema inmune.

"En los niños se debe mantener una higiene, pero se debe evitar que crezcan en un ambiente estéril", dice María Angélica Marinovic, inmunóloga de la Clínica Santa María.

El sistema inmune de un niño comienza su desarrollo desde el momento en que nace hasta los 12 años, y para que ello ocurra con total normalidad, es crucial el contacto con los microorganismos del ambiente, agrega.

Según la microbióloga Marie-Clarie Arrieta, de la Universidad de Calgary (Canadá), a consecuencia de la manía de algunos padres por evitar la suciedad, muchos niños terminan alérgicos hacia los alimentos cuando son adultos.

Ella detalla en el libro "Déjalos comer tierra: Salvando a tus hijos de un mundo excesivamente limpio" (sin versión en español), que estos hábitos de limpieza han cambiado la forma en como ellos desarrollan su sistema inmune. Y que el vivir en ambientes muy higiénicos termina por direccionar su inmunidad hacia elementos inocuos e inofensivos, como la comida.

"En Chile han aumentado las reacciones alérgicas hacia los alimentos, y se debe precisamente a nuestra calidad sanitaria", dice Benito González, pediatra inmunólogo de la Clínica Las Condes. "No tenemos epidemias de paperas, tifus o sarampión, ni tampoco estamos en constante contacto con parásitos, como en otros lugares, pero el precio que pagamos es que los niños tengan su sistema inmune direccionado hacia los alimentos".

González explica que este fenómeno que ocurre en el país se puede explicar a través de la teoría de la higiene.

"En los países europeos e industrializados por sus condiciones de higiene, los individuos no tienen que estar en constante combate con infecciones virales o bacterianas severas, por lo que para mantenerse activo, el sistema reacciona con elementos inocuos como los alimentos".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba