Loader
Las causas

Aprende a entender y luchar contra la sinusitis, un mal común

La sinusitis aguda se presenta en el 5 por ciento de los niños que tienen gripes (infecciones virales) y en los adultos, por la misma situación, la cifra puede alcanzar al 2 por ciento

  • 25 FEB. 2020 - 07:00 AM
Photo
La molestia más común es la congestión nasal, la sensación de peso en la cara, el aumento de las secreciones y la sensación de oídos tapados. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La sinusitis es la inflamación de las cavidades paranasales, que son espacios de aire localizados en la cara y tienen como función reducir el peso de la cabeza, actuar como resonadores de la voz y acondicionar el aire para respirar, explica Luis Jorge Mejía, jefe del servicio de otorrinolaringología del Hospital Universitario La Samaritana y profesor de la U. de La Sabana.

Esos son los llamados senos paranasales, que también actúan como amortiguadores en casos de traumas y están revestidos por un tapete de células respiratorias con capacidad para producir un moco claro que circula permanentemente hacia la nariz. Cuando esta capa de células se inflama por diferentes causas se aumenta la producción de moco, que dependiendo de sus características puede llegar a obstruir los conductos por los que circula, generando una serie de síntomas clásicos que son la base para el diagnóstico, de acuerdo con Mejía.

Según el especialista, clásicamente se reconocen dos grandes tipos de sinusitis: la aguda y la crónica. Cada una se manifiesta de manera diferente, y consecuentemente requieren manejo específico. La aguda, dice Mejía, se presenta en el 5 por ciento de los niños que tienen gripes (infecciones virales) y en los adultos, por la misma situación, la cifra puede alcanzar al 2 por ciento.

"Si se tiene en cuenta que un niño puede tener hasta seis episodios gripales al año y un adulto hasta cuatro, se entenderá que los episodios de sinusitis aguda en el país se contabilizan por el orden de los millones", apunta. La crónica es menos frecuente y se mantiene por períodos superiores a tres meses, con eventuales episodios de agudización.

Las causas

Los estados gripales (infecciones virales) son una de las causas principales de la sinusitis, pero también existen otros factores como los procesos alérgicos, las alteraciones estructurales en la nariz y otros órganos, pólipos, tumores, el humo del cigarrillo, obstrucciones mecánicas de los senos paranasales y algunas enfermedades sistémicas como la fibrosis quística, que por las características del moco pueden obstruir su drenaje normal.

Síntomas y tratamiento

La molestia más común es la congestión nasal, la sensación de peso en la cara, dolor; aumento de las secreciones, que pueden incluir cambio de color, y sensación de oídos tapados. Mejía dice que en los casos agudos hay fiebre asociada, y eventualmente pueden complicarse con infecciones por fuera de las cavidades en la cara, órbita ocular o el cráneo.

Ante los síntomas, siempre se requiere una valoración médica para determinar las causas y, en consecuencia, el tipo de tratamiento. En algunos casos, sobre todo los agudos y virales, el manejo es meramente sintomático, con analgésicos, antihistamínicos para disminuir las secreciones, descongestionantes y lavados nasales. Cuando hay signos agregados de infección bacteriana se requerirá uso de antibióticos, que siempre deben ser prescritos por el médico. Fuentes: Academia Americana de Otorrinolaringología, Asociación Panamericana de Otorrinolaringología.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba