Loader
Cáncer colorrectal

Aumentan los casos de cáncer colorrectal en menores de 50 años

La tendencia es preocupante; hacerse la prueba de sangre oculta es vital

Photo
Las personas que tienen dolor abdominal persistente con cólicos y gases fuera de lo normal deben visitar al médico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Darleen Savirla joven diseñadora que creó el movimiento #luchalinda a través de las redes sociales luego de recibir, a sus 28 años, un diagnóstico de cáncer de colon con metástasis al hígado y abdomen, falleció esta mañana, según fue confirmado en su página de Instagram.

El cáncer colorrectal se coloca como la segunda causa de cáncer más común en la Puerto Rico, tanto en hombres como en mujeres. Es, además, la segunda causa de muerte entre los hombres y la tercera entre las mujeres.

Según el reporte más reciente del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, publicado en mayo de 2019, para el año 2016, se reportó una tasa de incidencia ajustada de este tipo de cáncer de 26.8 por cada 100,000 habitantes.

En aumento el cáncer colorrectal ante de los 50 años

La gastroenteróloga oncóloga del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, Marcia Cruz, alertó con un mensaje contundente: entre el 9 y 10 % de los 1,800 diagnósticos de cáncer colorrectal al año en Puerto Rico, corresponden a personas menores de 50 años.

Esta cifra derriba la falsa idea de que es una enfermedad que solo está presente en las personas mayores de 65.

La doctora Cruz informó que, a principios del 2000, varios grupos de investigadores advirtieron de cambios en los patrones de incidencia en las poblaciones más jóvenes (menores de 50 años). Al analizar los datos de los registros de cáncer nacionales y del mundo, notaron que el número de personas diagnosticadas antes de los 50 evidenciaba un aumento significativo.

Preocupados por la tendencia, los gastroenterólogos en la isla fundaron la Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico y se unieron con la Asociación Americana del Cáncer, con el Hospital Oncológico, con sobrevivientes de cáncer colorrectal y otros grupos para trabajar en estrategias de concienciación.

“Identificamos dos áreas bien importantes. Primero, que la tendencia reflejaba un aumento sostenido y, segundo, que la presentación de los pacientes jóvenes con cáncer colorrectal, lamentablemente, era en un estadio más avanzado 3 o 4, o sea metástasis además de que la histología de estos tumores era más maligna, eran tumores pobremente diferenciados, era mucinosos. Estas características tienen como resultado que la respuesta a la terapia convencional con quimioterapia sea peor”, explicó quien es la primera puertorriqueña en pertenecer a la Junta Asesora de la American Association for Cancer Research.

El junte logró que la entonces secretaria de Salud, la doctora Ana Rius, firmara una orden administrativa requiriendo a todas las aseguradoras, además de la Reforma (como se llamaba el plan del gobierno), a incluir la prueba de prevención de sangre oculta en las heces (fecal immunochemical test o FIT) a toda persona a partir de los 40 años. Esto convirtió a Puerto Rico en la primera jurisdicción en realizar la prueba de detección antes de lo que establecen las guías de Estados Unidos, a los 40 años, con una prueba económica y no invasiva.

“Esta prueba no es perfecta, pero identifica, probablemente, a 8 de cada 10 personas que tienen cáncer. Esto significa que si la prueba se hace todos los años, en el momento en que esa prueba sale positiva, el paciente se refiere a una colonoscopia. Continuamos trabajando arduamente, educando a los médicos primarios y a los planes médicos, especialmente, para que reconozcan que nunca debe asumirse que un sangrado en la excreta es por hemorroides. Un sangrado hay que evaluarlo, sobre todo, por este grupo de personas jóvenes que se están enfermando’’, enfatizó la doctora Cruz.

A tales efectos, las estadísticas reflejan que el 65 % de las personas mayores de 40 años se han hecho la prueba, sin embargo, “cuando miramos la década entre los 40 y 49 años, solo 3 de cada 10 personas se la ha realizado y este número es inaceptable’’, destacó.

Al enterarse del fallecimiento de Darleen Savir, la gastroenteróloga oncóloga sostuvo que “lamentablemente, siempre habrá alguien diagnosticado a los 20 pues hay factores hereditarios, unas exposiciones a nivel intrauterino que no podemos cambiar... ’’, no obstante, “esto es un ejemplo de que hay que continuar educando para salvar vidas’’.

¿Qué es el cáncer de colon?

“El colon es parte del aparato digestivo y ayuda a eliminar los residuos de alimentos del cuerpo. El cáncer de colon (o colorrectal) surge de un crecimiento anormal en el intestino grueso, llamado pólipo, y, mientras más pequeño es detectado, mejor será la sobrevida y la posibilidad de una cura”, explica la doctora Anna Di Marco, oncóloga del Centro de Cáncer de la Mujer, en Ponce, quien menciona que el cáncer colorrectal es una enfermedad común que afecta a hombres y a s mujeres, y, aunque es más común en personas mayores de 50 años, puede ocurrir a cualquier edad. Agrega que, debido a que las personas tienen un 4% riesgo de desarrollar cáncer de colon durante su vida, es muy importante monitorearse.

Señales de alerta

La doctora Di Marco indica que, si bien, en muchas ocasiones, el cuerpo brinda señales que alertan sobre el cáncer de colon, es importante conocer los signos para recurrir al médico. 

“Un cambio de hábito en el patrón de ir al baño debe llamarte la atención de que hay algo que no está bien. Ya sea que tengas diarreas frecuentes o estreñimiento que no sea usual para tu rutina”, recalca la oncóloga, al añadir que siempre se debe consultar al médico cuando hay sangre en la excreta, sobre todo cuando la excreta es negra y pastosa. 

Además, “las personas que tienen dolor abdominal persistente con cólicos y gases fuera de lo normal deben ocuparse. Asimismo, tener anemia o la hemoglobina bajita no es normal para un hombre o para una mujer que esté en la menopausia, puesto que la anemia puede significar una pérdida de sangre durante meses en el sistema gastrointestinal debido a un tumor maligno”, abunda la doctora Di Marco, al añadir que la pérdida de peso repentina, sin hacer dieta o ejercicio, se debe notificar al médico, pues podría ser signo de una malignidad.

Factores de riesgo

Un dato relevante es que, a mayor edad, más riesgo existe de desarrollar cáncer de colon.

“Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon tienen más riesgo de desarrollarlo, así también las personas que sufren de algunas condiciones hereditarias como la poliposis hereditaria familiar (FAP, por sus siglas en inglés) y el síndrome de Lynch.

“Las personas que tienen colitis ulcerativa o enfermedad de Chron pueden desarrollar cáncer de colon a temprana edad. Algunas toxinas, el alcohol y el tabaco aumentan la posibilidad de tener cáncer de colon durante la vida”, abunda la especialista, al indicar que en este último caso las personas pueden tomar pasos proactivos para prevenir la enfermedad, evitando beber y fumar. 

¿Cómo se detecta?

“La prueba de sangre oculta en las heces fecales es la prueba más básica, ya que en el tracto digestivo no debe haber trazas de sangre. Por lo tanto, si esta prueba es positiva, le indica a tu médico una posibilidad de una malignidad o anormalidad en tu sistema gastrointestinal”, resume Di Marco, a la vez que revela que la colonoscopia es la prueba más importante para detectar este tipo de cáncer.

“La colonoscopia es una prueba de visualización directa del colon que se realiza después de una buena preparación con purgantes. Mediante esta, el gastroenterólogo introduce una cámara por el colon y puede mirar dentro. Al detectar una anomalía, puede tomar una biopsia o remover el pólipo, si es aún es pequeño. La colonoscopia virtual es una forma de mirar adentro del sistema gastrointestinal con imágenes”, expone la oncóloga. 

¿Cómo se trata?

Según detalla la doctora Di Marco, al detectar cáncer en el colon, el primer paso es la remoción mediante una cirugía.

“Una vez el paciente se recupera se debe evaluar la patología y determinar en qué estadio o etapa fue detectado, pues de esto dependerá si es necesaria la quimioterapia o no. Cuando el tumor es pequeño y no se ha regado hacia los ganglios linfáticos el cáncer se encuentra en una etapa temprana y no será necesaria la quimioterapia. Más bien, cuando los ganglios linfáticos están contaminados de tumor, será necesaria tomar seis meses de quimioterapia para ayudar a evitar que el cáncer vuelva o desarrolle una recurrencia”, resalta, mientras resume que si los estudios de imagen demuestran que el hígado o el pulmón están contaminados (tienen metástasis), los pacientes deben tomar quimioterapia cada dos semanas de por vida. Aclara que la quimioterapia usada contra el cáncer de colon no ocasiona la caída del cabello. 

Avances para el tratamiento

Al reconocer que la oncología ha evolucionado mucho en los últimos dos años y que con el desarrollo de las inmunoterapias se ve “luz al final del camino”, la doctora Di Marco menciona que, recientemente, se aprobó el pembrolizimab, un medicamento que interfiere con el crecimiento y la propagación de las células cancerosas en el cuerpo.

“Este un anticuerpo monoclonal que inhibe el PD-1 para aquellos tumores que sean altos en la expresión de la inestabilidad microsatelital (MSI-High). En los ensayos clínicos, este medicamento, demostró reducir efectivamente el tamaño de los tumores en la fase metastásica. Tenemos la esperanza de que los científicos siguen estudiando y descubriendo nuevas alternativas para combatir el cáncer de colon en sus fases avanzadas”, indica Di Marco, a la vez que exhorta a adoptar medidas de prevención contra este cáncer.

Sigue estos 5 sencillos consejos

Para disminuir la posibilidad de desarrollar cáncer de colon, la doctora Ana Di Marco ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. Hazte la prueba de sangre oculta anualmente: Esta prueba te la debe ordenar anualmente tú medico primario. Consiste en tomar dos o tres muestras de excreta, las cuales serán examinadas para sangre oculta. De salir alguna positiva debes continuar a investigar por qué para así descartar la presencia de cáncer de colon.
  2. Hazte la colonoscopia: Todo adulto debe hacer su primera colonoscopia a partir de los 50 años. En este procedimiento el gastroenterólogo visualiza el colon para descartar presencia de cáncer. De encontrar un pólipo o masa toma biopsia. En ocasiones, si el pólipo es pequeño lo puede remover en el procedimiento.
  3. Conoce tus riesgos familiares: Algunas personas deben tomar medidas de prevención mucho antes de la población normal. Hay ocasiones en las cuales tenemos un riesgo más alto de tener cáncer de colon. A continuación, algunos ejemplos:
    • Aquellas personas que tienen familiares cercanos con cáncer de colon
    • Aquellos con enfermedad de colon irritable
    • Aquellas personas que sufren de síndromes familiares, como la enfermedad adenomatosis de pólipos (FAP) o la enfermedad colorrectal hereditaria no poliposa (HNPCC).
  4. Evita las toxinas: Se ha demostrado una asociación entre el uso de alcohol y el cáncer de colon. Tomar más de tres bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo. A su vez, fumar cigarrillos aumenta no solo el riesgo de este cáncer, sino también aumenta el riesgo de morir del mismo.
  5. Protégete con la aspirina: Estudios recientes han demostrado que tomar aspirina todos los días por 5 años o más disminuye el riesgo de tener y morir de cáncer de colon.

La editora Jannette Hernández coloboró en este artículo.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba