Loader
Prevención

Los CDC amplían la lista de quienes tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente por el COVID-19

Razón por la que continuar con las medidas preventivas es vital

  • Por AP
  • 03 JUL. 2020 - 11:00 AM
Photo
Los CDC también actualizaron la lista de afecciones médicas subyacentes que aumentan el riesgo de enfermedad grave después de revisar informes publicados, estudios previos a la impresión y otras fuentes de datos.
  • Compartir esta nota:

La principal agencia de salud pública de Estados Unidos actualizó su lista de las personas que están en mayor riesgo de sufrir COVID-19 en forma grave, y ha incluido ahora a las mujeres embarazadas y eliminado la edad como factor.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) también modificaron su lista de afecciones preexistentes que vuelven a algunas personas más propensas a enfermar gravemente y a morir por COVID-19.

La anemia drepanocítica fue agregada a la lista, por ejemplo. Y bajó el umbral para los niveles peligrosos de obesidad.

Los cambios no incluyeron la raza como factor de riesgo para desarrollar la enfermedad en forma grave, a pesar de que se ha acumulado evidencia de que las personas de raza negra, hispanos y amerindios registran las tasas más altas de contagio, hospitalización y muerte.

Funcionarios de los CDC dijeron que la actualización era necesaria debido a los estudios médicos publicados desde que la agencia comenzó a hacer su lista de grupos de alto riesgo. 

“Recomendamos a quienes tengan mayor riesgo que limiten el contacto con otras personas lo más posible, o lo restrinjan con pequeños grupos dispuestos a adoptar medidas para reducir el peligro de que (ustedes) resulten infectados”, dijo el director de los CDC, el doctor Robert Redfield.

Las recomendaciones son las mismas para quienes viven con personas en riesgo o las cuidan, agregó.

Anteriormente, los CDC decían que las personas con alto riesgo de sufrir COVID-19 en forma grave:
tenían al menos 65 años de edad; vivían en asilos o centros de cuidados prolongados; tenían afecciones cardiacas graves, obesidad, diabetes, enfermedades hepáticas, problemas renales y pulmonares crónicos, así como otros males que les hayan debilitado sus sistemas inmunológicos.

En los cambios, los CDC crearon categorías de personas que están o pudieran estar en alto riesgo.
Las personas en alto riesgo incluyen aquellas con:

  • males renales crónicos,
  • enfermedad pulmonar inflamatoria crónica,
  • obesidad (el umbral de obesidad preocupante fue bajado de un índice de masa corporal de 40 a uno de 30),
  • afecciones graves del corazón,
  • anemia drepanocítica,
  • diabetes tipo 2, y
  • sistemas inmunológicos debilitados por haber recibido un trasplante. 

Los CDC dijeron que las personas se vuelven más vulnerables a la enfermedad conforme aumenta su edad, pero ha retirado a las personas de 65 años o más como un grupo de alto riesgo.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba