Loader
Pueden requerir una vida de tratamiento

Células madre: ¿una alternativa para tratar enfermedades autoinmunes?

Estas enfermedades ocurren cuando, en ocasiones, el sistema inmune se comporta de manera errática, atacando las células y los tejidos normales y provocando daño y enfermedad en el cuerpo

  • Por La Prensa Gráfica / GDA
  • 24 ABR. 2019 - 1:00 PM
Photo
La estudiante graduada Akiko Yabuuchi realiza investigaciones de células madre en el laboratorio del profesor e investigador George Daley, en el Hospital de Niños de Boston. (Justin Ide / Harvard University)
  • Compartir esta nota:

Las enfermedades autoinmunes representan una enorme carga para los individuos afectados y sus familias debido a su naturaleza devastadora y crónica, generalmente pueden requerir una vida de tratamiento, a menudo con medicamentos inmunosupresores tan potentes que pueden tener efectos colaterales muy severos.

Lamentablemente, también son un grupo de enfermedades difíciles de entender para muchas personas, o simplemente, el poder ser más empáticos con quienes la sufren, por ejemplo, si hablamos de que una persona tiene un cáncer lo entendemos mucho más fácilmente, pero si les dices que tiene un lupus o fibromialgia, nos cuesta entender por qué le tomó cuatro horas para levantarse de la cama.

Para comprender mejor qué sucede en este tipo de enfermedades, recordemos que todos los seres humanos tenemos un sistema de defensa en nuestro cuerpo formado por varios órganos y células, el cual tiene la misión de defendernos contra las enfermedades. Sin embargo, en algunas ocasiones, este sistema inmune se comporta de manera errática, atacando a las células y tejidos normales, no reconociéndolos como propio, y provocando daño y enfermedad en el cuerpo. Explicándolo de otra forma, imaginémonos que estamos en un campo de batalla y que los soldados que están a nuestro cargo dejaron de atacar a las tropas enemigas y empezaron a arremeter contra ellos mismos, algunas veces, sin piedad. Esto es justamente lo que pasa con las enfermedades conocidas como autoinmunes.

De acuerdo con los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, hoy se conocen más de 80 enfermedades autoinmunes, las cuales podrían estar afectando directamente a más de un diez por ciento de la población mundial. Solamente en los Estados Unidos este grupo de dolencias afectan a más de 23 millones de personas. Dentro de esta gran cantidad, estos trastornos afectan desproporcionadamente a las mujeres, que representan casi el 80% de los casos.

Si bien es cierto que cada enfermedad es distinta, todas tienen una cosa en común y es la mala función del sistema inmunológico. Algunas de las enfermedades autoinmunes más frecuentes que se conocen son: artritis reumatoide, diabetes tipo 1, fibrosis pulmonar, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, lupus, psoriasis, vitíligo, esclerodermia, entre muchas otras.

Gracias a los avances de la ciencia, desde hace algunos años, existe una alternativa terapéutica esperanzadora para este tipo de enfermedades, utilizando células madre adultas, ya que tienen la capacidad de ser inmunomoduladoras o inmunoreguladoras, es decir, pueden reducir o detener los fenómenos de inflamación.

Al mejorar la inflamación, la sintomatología del paciente mejora, permitiendo la disminución de medicamentos y de sus efectos adversos, lo cual se traduce en una mejor calidad de vida tanto para la persona que sufre la enfermedad como para su familia.

Actualmente, se están llevando a cabo cientos de investigaciones alrededor del mundo, donde se están utilizando células madre con el objetivo de mejorar y ofrecer una alternativa de tratamiento eficaz contra este tipo de enfermedades autoinmunes.

Descubrimientos recientes muestran que un tipo de células especiales del sistema inmunológico llamadas linfocitos T tienen una gran capacidad de auto renovarse, siendo capaces de generar nuevos linfocitos T, y además producir otros subtipos de dichos linfocitos, cualidad que los cataloga o los hace que se consideren como células madre multipotentes.

Es, posiblemente, por esta cualidad y otras que la ciencia continúa descubriendo que al realizar un tratamiento con células madre, la capacidad de reproducción de los linfocitos se ve favorecida, permitiendo la mejoría en este tipo de enfermedades autoinmunes.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba