Loader
Conferencia Hispana de Salud Pública

Conferencia abordará la seguridad alimentaria y sus implicaciones tras el paso del huracán María

La doctora Celia Mir presentará reveladores hallazgos de un estudio etnográfico que retrata el estado de nutrición de una muestra de 250 familias

Photo
El concepto de seguridad alimentaria es complejo e incluye , en términos generales, el acceso a los alimentos, entre ellos el agua y otras facilidades para prepararlos, como sería la electricidad. (Archivo de GFR Media)
  • Compartir esta nota:

De todos es sabido que el paso del huracán María ha tenido amplias repercusiones en todas las áreas que inciden en la calidad de vida de los ciudadanos. Una de estas áreas ha sido, indiscutiblemente, la nutrición y, por consiguiente, la seguridad alimentaria, luego de la emergencia.

Precisamente, este será uno de los temas que abordará la doctora Celia Mir, catedrática de la Facultad de Ciencias Naturales del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, en la Conferencia Hispana de Salud Pública (CHISPA 2018), que se llevará a cabo los días 11 y 12 de agosto de 2018, en el hotel Embassy Suites by Hilton, en Dorado.

Por aproximadamente un mes y medio, la doctora Mir y un grupo de sus estudiantes del curso Nutrición en la Comunidad, se dieron a la tarea de hacer un estudio etnográfico para echar un vistazo al estado de la nutrición luego del paso del huracán María y auscultar, en tiempo real, el impacto del desastre en la alimentación de las familias entrevistadas. 

Aunque la muestra fue pequeña, unas 250 familias en 33 municipios, y no permite extrapolar o generalizar los hallazgos, la doctora Mir señala que la visión y la perspectiva evaluadas “nos pueden llevar a tener muchas alternativas de acción porque miramos tendencias y ángulos” que pueden ser útiles para establecer planes prácticos para evitar que se repitan situaciones que generen inseguridad alimentaria.

De acuerdo a la catedrática, el concepto de seguridad alimentaria es complejo e incluye, en términos generales, el acceso a los alimentos, incluyendo el agua y otras facilidades para prepararlos, como sería la electricidad. El paso del huracán María puso de manifiesto lo que podría pasar cuando se pierde la seguridad alimentaria, que es la inseguridad.

Inseguridad alimentaria en la isla
Si bien la doctora Mir no adelanta los hallazgos, comenta que “más de 65% de las familias entrevistadas, demostraron una inseguridad alimentaria excesiva y alarmante. En el estudio realmente vimos que la disponibilidad y la distribución de los alimentos y los abastos eran escasos. Que teníamos alimentos  para unos 14 a 21 días, pero que posterior a eso, dependiendo del área geográfica donde estaba la familia, la situación era muy complicada”, indica

La también expresidenta del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Puerto Rico detalla que el principal criterio de evaluación fue el menú que comió la familia durante el período estudiado, mientras que otros criterios incluyeron: el por ciento de inversión en la compra, si tuvieron miedo de que acabara la comida, si era fácil obtener los alimentos, si para prepararlos tenían las condiciones de higiene apropiadas y el efecto de consumir porciones menores y el grado de los efectos a la salud física, mental y social de la familia, entre otras interrogantes.

“Prácticamente vimos el menú, lo analizamos y descubrimos las posibles carencias y excesos que habían en ese momento y eso es lo que determina el grado de inseguridad alimentaria”, dice la académica, quien sostiene firmemente que las observaciones del estudio etnográfico son “el reflejo de lo vulnerable y frágil que es nuestro sistema alimentario y de distribución de abastos y reservas disponibles”. 

Vulnerabilidad que amerita acción inmediata
La doctora Mir hace hincapié en que aunque este escenario se repite a diario en muchas partes del mundo, y a pesar de que la isla se ha visto beneficiada por el desarrollo que se ha vivido, hay mucha gente que padece hambre y vive en extrema pobreza. Por ello, es vital desarrollar un plan revisado por expertos que establezca las alternativas de cuáles serían los alimentos de sobrevivencia por etapas y cómo se distribuirían, sobre todo a los grupos más vulnerables de la sociedad, como a los niños, a los envejecientes y a los enfermos crónicos, asegurando que todos los ciudadanos tengan acceso a los alimentos. 

“Ese plan no existe. Aquí  hay una serie de lagunas que se quedaron sin cubrir”, sostiene la doctora Mir, mientras destaca que “la salud pública NOS EXIGE alimentar con propósito; es que los nutrimentos, aunque vayan llegando poco a poco, sean igualmente distribuidos. Realmente, si tienes planes, es cuestión de seguir los pasos establecidos”.

A esto añade que si bien la integración de la necesidad de los diferentes grupos sociales no está planificada en la isla hay expertos que pueden hacer esas distribuciones y asegura que las academias  pueden hacerlo como parte de proyectos de investigación a nivel de maestría o doctorados. Desde su punto de vista, considera que los expertos pueden reunirse y hacer comisiones pensadas y con mediciones evaluativas inmediatas que sirvan de guía. 

“Alimentar el pueblo es uno de los  principales factores de vida, pues la alimentación es el combustible del ser humano. Sin este combustible, la cadena empieza a caerse, no hay la fortaleza, ni la seguridad, ni la salud que necesita el individuo para enfrentar la situación amenazante”, insiste la doctora Mir.

Hay mucho por hacer
La doctora Mir es enfática en señalar que previo al huracán María, se vivía en la isla con una disponibilidad de abastos que ofrecía cierta seguridad, pero que “no se ha medido lo que ha sido o será en el futuro una necesidad real de la falta de alimentos”. 

“Con María tuvimos una muestra, pero, sin embargo hay que mirar a Puerto Rico como un productor de alimentos o como un país que pueda tener un intercambio de alimentos significativo”, recalca. ¿Cómo lo vamos a lograr? “Hay muchas manera de hacerlo”, indica, al mencionar que le agrada ver que haya jóvenes involucrados en la agricultura, pero que ve poco apoyo. “El primer apoyo y el más importante, aunque exista el gubernamental, es que el pueblo los respalde y vea la importancia de la agricultura y del alimento sano y adecuado para evitar los estados de malnutrición”, detalla la doctora Mir.

De hecho, la segunda conferencia que doctora en Nutrición y Dietética presentará en CHISPA 2018 se titula “La epidemia de la malnutrición” y que aunque no está relacionada a los efectos del paso del huracán, define que la malnutrición es un estado que se pasea en gradaciones de carencias, hasta excesos.

“Lo que voy a presentar son cuáles son las inclinaciones de estos estados de malnutrición y cuáles son los signos clínicos que podemos observar para darnos cuenta de que un individuo está padeciendo de un estado de malnutrición”.

Detalla que en la isla, en una situación normal, la mayoría de los signos clínicos de malnutrición son los que se conocen como signos subclínicos, lo cual quiere decir que no se ven porque no son tan obvios, pero que si los buscas en las evaluaciones, los encuentras. 

“¿Qué atención se le da a un paciente que presenta una serie de signos comunes como, por ejemplo, que se le cae el pelo, lo cual puede pasar por múltiples razones? Pues, se debería tomar en consideración el estado nutricional del individuo”, expone, y añade que presentará una serie de signos clínicos que se deben observar y que clasificará por nutrimentos. También abordará la malnutrición a nivel hospitalario.

Finalmente, la doctora Mir destaca la función del nutricionista dietista para la salud de las personas. “El nutricionista dietista es el profesional responsable de cuidar por los procesos alimentarios  del ser humano. Es la persona que está capacitada para realizar intervenciones  mediconutricionales, pues no  solo estudia el alimento, sino también la composición de los alimentos y cómo interactúan en el cuerpo. Su aportación es estar al lado de un equipo clínico multidisciplinario, pues la alimentación es la base y el fundamento de la vida”, acota.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba