Loader
Prevención

Conoce el ABC de la hepatitis

Entender las diferencias entre las diversas formas de la hepatitis viral o inflamación del hígado puede ayudar a disminuir la alarma y a incrementar la prevención

  • Por Por Dentro
  • 28 OCT. 2017 - 08:05 AM
Photo
Entender las diferencias entre las diversas formas de la hepatitis puede ayudar a disminuir la alarma y a incrementar la prevención. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Recientemente, un brote de hepatitis A surgió en San Diego, California, el cual incluso cobró vidas y fueron registrados cientos de casos de personas infectadas.

Funcionarios de salud pública respondieron ante la alerta sanitaria con clínicas de vacunación gratuitas e instalaron estaciones para el lavado de manos en diversos puntos del condado, además distribuyeron botiquines de higiene personal a través de las organizaciones que ayudan a los indigentes.

Según comentó el doctor Fadi Haddad, especialista en enfermedades infecciosas en Sharp Grossmont Hospital, “el brote de hepatitis a nivel local afectó principalmente a pacientes indigentes y a aquellos con historial de uso de drogas”, dijo, para añadir que “esta población de pacientes está, además, en alto riesgo de contraer hepatitis C, caer en el alcoholismo y sufrir otras condiciones que pueden ocasionar una enfermedad hepática. Desafortunadamente, el índice de mortalidad de pacientes que padecen hepatitis A es mayor en pacientes con una enfermedad hepática subyacente. Esta es probablemente la razón por la que hemos visto muertes en el condado de San Diego debido a la hepatitis A”.

De acuerdo al doctor Haddad, entender las diferencias entre las diversas formas de la hepatitis viral o inflamación del hígado puede ayudar a disminuir la alarma y a incrementar la prevención.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay tres tipos de hepatitis viral que son las más comunes en los Estados Unidos. Estos son conocidos como A, B y C. Los síntomas de los tres tipos son similares, entre ellos:

  • Color amarillento de ojos y piel (ictericia)
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Cansancio
  • Dolor de articulaciones
  • Dolor de estómago
  • Diarrea, náuseas y vómito

Los síntomas pueden demorar tres o más semanas en aparecer, sin embargo, no todas las personas con hepatitis presentan síntomas.

Los diferentes tipos de hepatitis pueden ocasionar potencialmente fibrosis hepática, cirrosis o cáncer y puede ser provocado por el abuso del consumo de alcohol, toxinas, algunos medicamentos y ciertas condiciones médicas, pero comúnmente se transmiten de las siguientes formas:

Hepatitis A

La hepatitis A se encuentra en la materia fecal de personas infectadas con el virus y generalmente se transmite a través del consumo de agua o alimentos contaminados, por compartir parafernalia de droga y por algunas prácticas sexuales. La mayoría de los casos son leves, sin embargo, si no se atiende puede ocasionar severo padecimiento e incluso la muerte.

Hepatitis B

La hepatitis B se transmite a través de fluidos corporales infectados, como la sangre y el semen. Puede ser transmitida de madre a hijo durante el parto, por transfusiones de sangre, durante procedimientos médicos con equipo contaminado, por vía de transmisión sexual e inyecciones de drogas con agujas contaminadas. La hepatitis crónica puede presentarse en niños infectados al nacer, niños infectados que sean menores de 5 años y rara vez en aquellos infectados después de los 5 años de edad.

Hepatitis C

Al igual que la hepatitis B, la hepatitis C puede ser transmitida cuando pacientes son expuestos durante transfusiones de sangre, procedimientos médicos con equipo contaminado y por el intercambio de agujas contaminadas entre usuarios de drogas. En raras ocasiones, también por vía de transmisión sexual. La hepatitis C puede ser aguda o crónica, lo que significa es que se convierte en una enfermedad seria y de por vida. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), reportan que la hepatitis C aguda provoca frecuentemente la hepatitis C crónica.

Personas con mayor riesgo de contraer hepatitis

  • Personas que viajen a países donde la hepatitis es común
  • La población indigente
  • Personas que sostengan relaciones sexuales con una persona infectada
  • Hombres que sostienen relaciones sexuales con otros hombres
  • Personas que usan drogas recreativas
  • Hemofílicos (trastorno en el cual la sangre no coagula normalmente)
  • Personas que viven o cuidan de personas infectadas
  • Personas que atienden a indigentes o usuarios de drogas

Hay vacunas contra las hepatitis A y B, las cuales son seguras y efectivas, sin embargo, hasta el momento no existe ninguna vacuna para prevenir el virus de la hepatitis C.

Para prevenir la hepatitis se recomienda mantener hábitos de higiene adecuados como lavarse bien las manos antes de comer y después de ir al baño, y evitar compartir alimentos, bebidas y drogas.

“La higiene de manos y lavar frutas y verduras son simples medidas para prevenir la propagación del virus”, dijo el doctor Haddad. “Se recomienda encarecidamente vacunarse a aquellas personas que no hayan sido vacunadas”.

Una vez que el virus de la hepatitis de cualquier tipo es diagnosticado, las personas infectadas deben evitar por completo el consumo de alcohol para prevenir mayores daños al hígado.

No existe ningún tratamiento para la hepatitis A o las hepatitis agudas B y C, por lo que se recomienda descanso, llevar una nutrición adecuada, mantenerse hidratado y monitoreo médico, aunque algunos pacientes requieren hospitalización. El tratamiento para la hepatitis crónica de los tipos B y C consiste en medicamentos antivirales los cuales logran una negativización de la carga viral entre un 40 y un 50% de los casos.

Consulta a tu médico si te preocupa la hepatitis o si estás en riesgo de desarrollar esta enfermedad y podrías requerir análisis para detectar si padeces la enfermedad. Se recomienda encarecidamente vacunarse contra la hepatitis a las personas en riesgo y a viajeros que visiten áreas donde hay brotes de hepatitis.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba