Loader
Incluso fumar de manera ocasional aumenta el riesgo

Conoce los 13 beneficios inmediatos de dejar de fumar

La esperanza de vida para los fumadores es al menos 10 años más corta que la de los no fumadores y quienes fuman

Photo
La evidencia científica es contundente y abundante: el consumo de tabaco ocasiona daño a la salud. (Gerd Altmann / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

La evidencia científica es contundente y abundante: el consumo de tabaco ocasiona daño a la salud. Y este daño no se circunscribe solo a los fumadores, sino también a los fumadores pasivos, a los de segunda mano (quienes inhalan el humo del cigarrillo) y los de tercera mano (lo que inhala una persona al tener contacto con los residuos que mantiene el fumador en el pelo, la piel y la ropa).

Así lo explicó Laura A. Vélez-Cardona, directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña del Pulmón (APP), al agregar que la nicotina es una droga psicoactiva presente en las hojas del tabaco y que es capaz de producir una dependencia química severa en quien la consume.

“Cuando un fumador inhala la nicotina, presente en cualquier tipo de producto de tabaco, esta va directamente a los pulmones y a la sangre. Segundos después, una parte de esta llega al cerebro y produce la secreción de adrenalina y dopamina, lo que ocasiona una sensación de placer y sedación”, agregó Vélez-Cardona, al mencionar que, en la actualidad, la nicotina, que es tan adictiva como como la heroína, la cocaína y el alcohol, es la droga que genera más adicción en Estados Unidos y posiblemente en Puerto Rico.

Peligros evidentes

La esperanza de vida para los fumadores es al menos 10 años más corta que la de los no fumadores y quienes fuman. Además, las personas que fuman cigarrillos son entre 15 y 30 veces más propensas a contraer cáncer de pulmón o a morir debido a esta enfermedad que las personas que no fuman.

Incluso fumar unos cuántos cigarrillos al día o de manera ocasional aumenta el riesgo de contraer cáncer de pulmón. El riesgo se incrementa con el número de años que la persona fuma y con la cantidad de cigarrillos que fuma por día”, enfatizó la directora ejecutiva de la APP, quien resaltó que “dejar de fumar antes de los 40 años reduce el riesgo de morir de una enfermedad relacionada con el uso de tabaco en un 90 %”.

Lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de fumar

 1. A los 20 minutos, el pulso y la presión arterial bajan significativamente.

2. La circulación sanguínea en manos y pies aumenta nuevamente.

3, Después de ocho horas, la concentración de monóxido de carbono baja y el oxígeno en la sangre aumenta.

4. A las 24 horas, el monóxido de carbono se elimina de tu cuerpo y los pulmones comienzan a limpiarse de la mucosidad que el consumo de tabaco ha provocado.

5. Después de 48 horas de dejar de fumar, aumentan los sentidos de sabor y olor.  

6. Unas 72 horas después, los bronquios se relajan y la respiración mejora.

7. Luego de dos semanas a tres meses, la circulación mejora y la función pulmonar también.

8. Después de 9 meses (a veces desde el primer mes) se observa mejor entrada de aire en la nariz y a las vías respiratorias además de desaparición de la tos crónica.

9. Después de un año de no fumar los riesgos de enfermedades del corazón se reducen a la mitad

10. Luego de cinco años, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco se reduce a la mitad del que tendrías al continuar fumando.

11. Las posibilidades de un derrame cerebral se reducen y se equiparan con el riesgo que tendría un no fumador.

12. Después de 10 años, los riesgos de cáncer de pulmón se reducen a la mitad de las de un fumador activo 

13. 15 años después, el riesgo de enfermedad cardíaca será tan alto como el riesgo que tenga un no fumador.

A tu rescate

La Asociación Puertorriqueña del Pulmón (APP) tiene un grupo de apoyo para dejar de fumar, el cual consta de ocho reuniones presenciales de 1.5 hora, una vez a la semana. Los interesados pueden inscribirse llamando al 787-765-5664 o escribiendo a appulmon@gmail.com.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba