Loader
Cirugía bariátrica

¿Cuándo recurrir a la cirugía para adelgazar?

La cirugía bariátrica podría ser una opción para aquellas personas que no pueden perder peso a través de la dieta y el ejercicio o tiene graves problemas de salud causados por la obesidad

Photo
El éxito a largo plazo de la cirugía de baipás gástrico depende de la capacidad para hacer cambios permanentes en el estilo de vida. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La obesidad es un problema de salud pública en Puerto Rico. Por eso, no es de extrañar que cada vez más personas se sometan a una cirugía bariátrica o procuren información para realizarse el procedimiento.

El caso más reciente conocido fue el de la comisionada residente en Washington, Jennifer González, quien hizo hoy su primera aparición pública. Según reveló González, hace unos meses había logrado rebajar unas 140 libras con una dieta, pero, posteriormente, “había ganado unas 50 libras”, por lo que determinó someterse a la cirugía.

“Esto no es un asunto que se hace de la noche a la mañana. Estoy trabajando esto desde marzo de este año, así que fue una cosa que ya teníamos coordinada y planificada con múltiples visitas”, detalló la comisionada.

Photo
Hace unos meses, Jennifer González había logrado rebajar unas 140 libras a través de una dieta, pero, posteriormente, “había ganado unas 50 libras”, por lo que determinó someterse a la cirugía. (Archivo GFR Media)

De acuerdo al portal de Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, adscrita a los Institutos Nacionales de la Salud, esta cirugía “puede ser una opción para aquellos que no pueden perder peso a través de la dieta y el ejercicio o tienen graves problemas de salud causados por la obesidad”, agrega la publicación.

Hay diferentes tipos de cirugía de pérdida de peso. Ellas suelen limitar la cantidad de alimentos que la persona puede ingerir. Algunos tipos de cirugía también afectan cómo se digieren los alimentos y se absorben nutrientes. Todos los tipos tienen riesgos y complicaciones, tales como infecciones, hernias y coágulos de sangre.

“Muchas personas que se someten a la cirugía pierden peso rápidamente, pero recuperan algo del peso más adelante. Si la persona sigue las recomendaciones de dieta y ejercicio, puede mantener la mayor parte de la pérdida del peso. También necesitará un seguimiento médico durante el resto de su vida”, subraya.

Varios tipos

Según la Clínica Mayo, la cirugía de baipás gástrico (en Y de Roux) es el tipo de cirugía que se utiliza más frecuente para adelgazar. “El baipás gástrico y otros tipos de cirugía para adelgazar, conocidos en conjunto como cirugía bariátrica, hacen cambios quirúrgicos en el estómago y el aparato digestivo que limitan la cantidad de alimentos que la persona puede comer y de nutrientes que absorbe, lo que provoca el adelgazamiento”.

El éxito a largo plazo de la cirugía de baipás gástrico depende de la capacidad para hacer cambios permanentes en el estilo de vida. “Las personas que quieren ser consideradas para una cirugía de baipás gástrico deben someterse a una evaluación rigurosa para determinar si este procedimiento es apto para la situación de cada una”, anota la institución líder de atención médica, investigación y educación para todo tipo de personas, sin fines de lucro.

En la cirugía de baipás gástrico en Y de Roux, el cirujano crea un pequeño saco en la parte superior del estómago. El saco es la única parte del estómago que recibe alimentos. Esto limita en gran medida la cantidad de alimentos y bebidas que puedes ingerir cómodamente cada vez. Luego, corta el intestino delgado a poca distancia por debajo de la parte principal del estómago y lo conecta al nuevo saco. Los alimentos circulan desde el saco hasta esta parte del intestino. No obstante, la parte principal del estómago sigue produciendo jugos digestivos. La porción del intestino que continúa unida al estómago principal se reconecta más abajo. Esto permite que los jugos digestivos circulen hacia el intestino delgado. Dado que los alimentos evitan una parte del intestino delgado, se absorben menos nutrientes y calorías.

Hay otros tipos comunes de cirugía para bajar de peso, entre estos la cirugía laparoscópica de banda gástrica ajustable, gastrectomía en manga y derivación biliopancreática con cruce duodenal.

Un equipo de profesionales de la salud, que suele estar integrado por un médico, un dietista, un psicólogo y un cirujano, evaluará si el baipás gástrico o una de las otras formas de cirugía para adelgazar son adecuados para la persona.

¿Cuándo recurrir a la cirugía?

En entrevista telefónica, el doctor Albert Suárez Domínguez, director de Cirugía Bariátrica del Hospital Federico Trilla de la Universidad de Puerto Rico, aseguró que si todo método médico falla, entonces uno recurre a la cirugía bariátrica.

Hay unos cinco requisitos de la Sociedad de Cirugía Metabólica y Bariátrica y del Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos para cualificar para esta cirugía:

  1. índice de masa corporal de 40, aun sin padecer enfermedades asociadas a la obesidad;
  2. índice de masa corporal de 35, pero la persona tiene enfermedades asociadas a la obesidad;
  3. que no sea bulímico (que come, vomita, y sigue comiendo);
  4. que no sea adicto; y 
  5. que tenga suficiente inteligencia para entender los cambios que tiene que hacer, una vez se opere.

“La cirugía bariátrica es más efectiva que cualquier método médico. Entre un 60 a
70% de nuestros pacientes pierden el 70% de exceso de su peso”, recalcó el doctor Suárez.

 “Nosotros en el hospital hacemos la de la manga gástrica y la del desvío gástrico. La primera es puramente restrictiva y la de desvío gástrico es una combinación de restricción y mala absorción”, abundó.

Suárez dijo que usualmente, se le da de alta al paciente entre el tercero y quinto día después de haberlo operado. A los dos o tres días, ya el paciente empieza a comer alimentos líquidos, a las dos semanas, empieza con puré y majados y en otras dos semanas más tarde, empieza la dieta regular.

“La persona que no esté dispuesta a hacer un cambio radical en su estilo de vida, tanto de alimentación como de actividad física, que no se opere”, puntualizó el médico.

Problema de salud pública

Según la dietista clínica Olga E. Sinigaglia Montalvo, LND, MHSN, EdDc, la obesidad es un problema de salud pública en Puerto Rico. “Estamos hablando que más del 60% de la población está sobrepeso o en obesidad”, dice.

Sinigaglia indicó que, a pesar de que sabemos que hay aspectos que pueden ser genéticos, en Puerto Rico uno de los más grandes patrones que llevan al sobrepeso, es la alimentación cultural.

“Estamos hablando de lo que usualmente come el puertorriqueño, como las frituras, los postres caseros, el exceso de arroz y otros carbohidratos, exceso también de jugos y de comer alimentos en restaurantes de comida rápida. A esto se le añade la falta de actividad física y ejercicios, todo esto es lo que nos ha llevado a que las estadísticas aumenten día tras día”, sostuvo.

Sinigaglia recalcó que es importante que desde que el niño es un bebé, los padres le enseñen y le ofrezcan una alimentación adecuada. “Además, informa la Organización Mundial de la Salud que lactar tiene un factor protector sobre el sobrepeso y la obesidad a lo largo de la vida, cuando comparamos con aquellos que solo se alimentaron de fórmula”.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba