Loader
Salud pulmonar

Estudio revela cómo dejar de fumar ''reverdece'' a las células protectoras de las glándulas y órganos

Si eres un fumador, dejar de fumar es la decisión sobre tu salud más importante que puedes adoptar para el resto de tu vida

  • Por Efe
  • 23 MAR. 2020 - 10:28 AM
Photo
Aunque los esfuerzos de control del tabaco están produciendo cierto éxito a nivel regional o nacional, las tendencias mundiales en el consumo de tabaco pronostican que el tabaco matará a mil millones de personas en este siglo XXI. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Somos alrededor de 7.000 millones de personas los que habitamos la Tierra y 1.100 millones, aproximadamente, los hombres y mujeres que fuman a diario, sin tener en cuenta a otros 1.000 millones, muchos de ellos niños y niñas, que son inhaladores pasivos del humo tabáquico.

“Solo por el cáncer de pulmón fallecieron 1,9 de seres humanos en el año 2017… y dejar de fumar sería la vacuna más efectiva contra este horror que no se debería soportar ni siquiera a nivel estadístico”, subrayó el doctor Juan B. Soriano Ortiz, médico epidemiólogo del Instituto de Investigación del Hospital de La Princesa (IISP) y profesor de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Las células epiteliales que celebran el abandono del tabaco

En un reciente artículo –paper– del profesor Kenichi Yoshida y un grupo nutrido de colaboradores de la Fundación Welcome Trust, del University College London (UCL) y de las Universidades de Cambridge y Kyoto, publicado por la revista Nature en su versión digital el 29 de enero de 2020, se identifican, de forma revolucionaria, los mecanismos del tabaco causantes del cáncer de pulmón.

Estos investigadores estudiaron muestras del epitelio* de las vías respiratorias obtenidas con broncoscopia de dieciséis individuos: tres niños, cuatro adultos que nunca habían fumado, seis exfumadores y tres fumadores activos (Fig. 2).

*Las células epiteliales, organizadas en una o múltiples capas, recubren y protegen glándulas y órganos. La mayoría, además, produce diferentes tipos de secreciones.

El grupo de investigación describe en su artículo el hallazgo de un nuevo tipo de células epiteliales bronquiales que muestran características sobresalientes; unos resultados similares ya detectados con la misma técnica en células del hígado.

Estas células, aún sin nombre, con firmas endógenas prominentes con marcadores tumorales como SBS-5, SBS-1 y Sig-A (moléculas, muchas glucoproteínas, que estarían elevadas en presencia de cáncer) demostraron tres características importantes:

* Menos daños en los procesos mutacionales específicos del tabaco.

* Fueron cuatro veces más frecuentes en ex-fumadores que los fumadores actuales.

* Tenían telómeros considerablemente más largos que sus células no mutadas.

Aunque los esfuerzos de control del tabaco están produciendo cierto éxito a nivel regional o nacional, las tendencias mundiales en el consumo de tabaco pronostican que el tabaco matará a mil millones de personas en este siglo XXI.

Las últimas estimaciones disponibles indican que el cáncer de pulmón es la causa más común de mortalidad por cáncer en todo el mundo con 1,9 millones de muertes en 2017, cifra que lo coloca en la clasificación –ranking– como primero en hombres y el segundo en mujeres (después del cáncer de mama).

El mensaje para la Salud Pública Mundial es claro: “Dejar de fumar en todas sus formas y a cualquier edad no solo ralentiza la acumulación de daños adicionales, sino que también puede despertar células que no han sido dañadas por estilos de vida perjudiciales, como el hábito tabáquico”.



  • Compartir esta nota:
Volver Arriba