Loader
Infecciones en la piel

Descubre los tratamientos más recientes para manejar la psoriasis

Aunque no existe una cura para esta enfermedad, hay tratamientos que pueden ayudar a mitigar los síntomas y mantenerla bajo control

Photo
Se ha demostrado que la psoriasis está asociada a otras condiciones, conocidas como comorbilidades, tales como: diabetes, alta presión, obesidad y síndrome metabólico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Además de ser una condición que afecta la piel, se ha demostrado que la psoriasis está asociada a otras condiciones, conocidas como comorbilidades, tales como: diabetes, alta presión, obesidad y síndrome metabólico. Aquellos pacientes con psoriasis están más a riesgo de desarrollar infartos cardiacos, accidentes cerebrovasculares y linfoma.

Por eso, la importancia de que no sea solo el dermatólogo quien atienda a un paciente con esta condición multisistémica, sino que debe ser atendido por un médico primario que le ayude a estabilizar las demás condiciones que presente.

Un diagnóstico temprano y el tratamiento agresivo son lo más recomendable. Aunque no existe una cura para esta enfermedad, que no tiene riesgo de contagio, sí existen tratamientos que pueden ayudar a mitigar los síntomas y mantener la psoriasis bajo control.

“De los pocos estudios que se han hecho en Puerto Rico, se evidencia que puede estar afectando a un 6 % de la población, con una psoriasis de moderada a severa, quienes van a necesitar tratamientos más agresivos para controlarla”, señala la doctora Eneida De La Torre Lugo.

En el caso de la psoriasis leve, se puede controlar con medicamento tópicos, fototerapia e inyección de esteroides en la lesiones activas.

Cuando la psoriasis se encuentra en una etapa de moderada a severa, se trata con medicamentos sistémicos que trabajan en la inflamación que ocurre en la psoriasis. Según explica la dermatóloga, en el pasado los medicamentos que se recomendaban para la psoriasis trabajaban de forma amplia y no eran específicos para la psoriasis, por lo que se utilizaban para otras condiciones. Sin embargo, gracias a que los estudios de la psoriasis han avanzado tanto, a partir del 2015 existen disponibles unas líneas de medicamentos que han resultado ser mucho más específicos para tratar la inflamación ocasionada por esta condición de la piel, que se presenta como parchos, pápulas y placas escamosas que afectan comúnmente en las rodillas y codos, incluso en el cuero cabelludo, las uñas y hasta todo el cuerpo.

Entre los nuevos avances en los tratamientos, se han aprobado tres medicamentos inhibidores de la interleucina 17 (IL-17). Avalados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés), estos son: secukinumab, ixekizumab y brodalumab. Tan reciente como julio de este año también fue aprobado guselkumab, un inhibidor de la interleucina 23 (IL-23).

“Con estos, en los primeros meses de tratamiento, se ha demostrado que la piel del paciente se puede limpiar de la psoriasis. Los resultados son bien impresionantes porque ya estamos tratando con unos medicamentos que son bien específicos para la cascada de inflamación de la psoriasis. Eso nos lleva a tener excelentes resultados, con un buen perfil de seguridad”, explica la pasada presidenta de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico.

La mayoría de estos tratamientos son inyectados, excepto uno que es a base de una pastilla y trabaja de manera diferente. Otros medicamentos para la psoriasis que están próximos para la aprobación de la FDA son los inhibidores de la kinasa janus (tofacitinib) e inhibidores más específicos de la interleucina 23 (IL-23) tildrakizumab. Los agentes biológicos han revolucionado el tratamiento de la psoriasis debido a que proveen una eficacia evidente y sustancial en aquellos que la padecen. Estos pacientes no solo están afectados por cómo se ve su piel y el picor que su condición produce, sino también por sufrir de depresión y aislamiento, lo que, a su vez, afecta su asistencia al trabajo y a actividades cotidianas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba