Loader
Peligros del corazón

Detrás de la muerte del actor Burt Reynolds

Paro cardiaco versus ataque cardiaco. Conoce las diferencias

  • Por Por Dentro
  • 06 SEP. 2018 - 3:28 PM
Photo
Burt Reynolds falleció esta tarde en Florida.
  • Compartir esta nota:

El famoso actor estadounidense Burt Reynolds falleció esta tarde en un hospital de Florida. Algunos medios apuntan a que la causa de su deceso a los 82 años fue un paro cardiaco, mientras otros aseguran a un ataque al corazón.

¿Cuál es la diferencia?

Según la página de la Clínica Mayo, el paro cardíaco es la pérdida repentina e inesperada de la función cardíaca, la respiración y el conocimiento. Suele surgir de una alteración eléctrica en el corazón que modifica su acción bombeadora y detiene el flujo sanguíneo al resto del cuerpo.

Este es diferente de un ataque,  que se produce cuando se bloquea el flujo sanguíneo a una parte del corazón. Sin embargo, un ataque cardíaco a veces desencadena una alteración eléctrica que conduce a un paro cardíaco repentino.

Si no se trata de inmediato, provoca la muerte súbita por ataque cardíaco. 

Los síntomas del paro cardíaco repentino son inmediatos y drásticos: Colapso súbito, falta de pulso, falta de respiración, pérdida del conocimiento.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el ataque al corazón ocurre cuando se interrumpe el flujo de sangre al corazón. Las células del músculo cardiaco que no reciben suficiente oxígeno a través de la sangre comienzan a morir. Mientras más tiempo pase sin un tratamiento que reanude el flujo de sangre, mayores serán los daños al corazón.

Todos los años, alrededor de 790,000 estadounidenses sufren un ataque cardiaco. De estos, 580,000 son el primer ataque cardiaco y 210,000 ocurren en personas que ya habían tenido uno.

Alrededor del 15% de las personas que sufren un ataque cardiaco morirán a causa de ello.

Casi la mitad de las muertes cardiacas repentinas ocurren en entornos no hospitalarios.

La presión arterial alta, los niveles altos de colesterol en la sangre, fumar, haber tenido antes un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular, o tener diabetes pueden aumentar sus probabilidades de presentar una enfermedad cardiaca y sufrir un ataque cardiaco.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba