Loader
¿Son seguros y útiles estos productos?

El CBD o aceite de cannabis puede ser útil, pero se debe continuar investigando

Según una revisión de Mayo Clinic, existe un conjunto creciente de evidencia clínica y preclínica que sugiere que los aceites de CBD pueden resultar prometedores para tratar ciertas afecciones, sin embargo, hay pocos estudios clínicos respecto a su seguridad y eficacia

  • Por
  • 30 OCT. 2019 - 07:00 AM
Photo
Los aceites de cannabidiol y sus productos derivados se han vuelto cada vez más populares. (Julia Teichmann / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Los aceites de cannabidiol (CBD) y sus productos derivados se han vuelto cada vez más populares entre los consumidores como una forma de encontrar alivio a dolores, las molestias, la ansiedad, los trastornos del sueño y otros problemas crónicos; pero, ¿son seguros y útiles estos productos?

Según una revisión de las últimas investigaciones publicada en Mayo Clinic Proceedings, existe un conjunto creciente de evidencia clínica y preclínica que sugiere que los aceites de CBD pueden resultar prometedores para tratar ciertas afecciones, como el dolor crónico y la adicción a los opioides. Sin embargo, se ha informado solamente sobre pocos estudios clínicos respecto a la seguridad y la eficacia de los CBD, por lo que es necesario realizar más investigaciones en seres humanos antes de que los proveedores de atención médica puedan aseverar que ayudan y son seguros, dicen los investigadores de Mayo Clinic.

"Los estudios preclínicos tienen muchos resultados intrigantes que sugieren que el CBD y el aceite de cannabis tienen efectos antiinflamatorios y pueden ayudar a mejorar el sueño y la ansiedad. No obstante, la cantidad de ensayos en seres humanos continúa siendo limitada, por lo que es prematuro afirmar su eficacia y seguridad", dice el doctor Brent Bauer, especialista en medicina interna y director de investigación del programa de Medicina Integral de Mayo Clinic.

El doctor Bauer afirma que existen motivos de preocupación por el creciente número de casos de lesiones hepáticas en pacientes que han usado productos de CBD. Dice también que debido al creciente interés de los pacientes por los productos de CBD y aceite de cannabis, es importante que la investigación clínica avance para comprender mejor su posible valor y seguridad.

"Es fundamental seleccionar minuciosamente los productos para el cuidado de la salud y aunque estos productos no cuentan con la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para uso terapéutico, los pacientes continúan pidiéndolos y utilizándolos. Los médicos necesitan estar mejor informados sobre estos productos y es importante que los ensayos en seres humanos examinen cuestiones de eficacia y seguridad".

La legalización de la marihuana con fines medicinales ha despertado entre los consumidores un gran interés por los productos de venta libre que contienen CBD y aceite de cannabis, especialmente para aliviar el dolor crónico. La revisión en Mayo Clinic Proceedings resume las últimas investigaciones, así como el estado legal actual de los aceites de cannabis y CBD, con la conclusión de que los productos son potencialmente útiles para tratar el dolor crónico y controlar las adicciones. El autor principal del estudio es Harrison J. VanDolah, estudiante de medicina de tercer año de la Facultad de Medicina de la Universidad de Creighton.

Dada la popularidad del CBD, los médicos fácilmente pueden descartarlo como un producto no comprobado. Sin embargo, el doctor Bauer insta a los profesionales de la salud a informarse al máximo y convertirse en expertos en estos productos, así como a tomar en serio los intereses de sus pacientes.

"Recomendamos a los médicos que no ignoren el interés de sus pacientes por estos productos y que mantengan una curiosidad clínica y un sano escepticismo sobre las afirmaciones realizadas. El manejo del dolor crónico continúa siendo un problema para médicos y pacientes, pero estos tratamientos pertenecen a un área prometedora que necesita más investigación. Los médicos pueden ayudar a tomar decisiones informadas a los pacientes que luchan contra el dolor crónico, cuando se toman el tiempo de escucharlos y responden a sus preguntas con un enfoque compasivo pero basado en la evidencia.

Según el estudio, la variedad de productos derivados tanto de los aceites de cannabis como de CBD y la limitada reglamentación de estos son una preocupación para los profesionales de la salud. No se han realizado estudios de seguridad rigurosos sobre los aceites CBD de "amplio espectro", que contienen una variedad de compuestos presentes en la planta de cannabis y no solo en los CBD. La diversidad en las legislaciones estatales en cuanto a la producción y la distribución de productos de cannabis y CBD aumenta la complejidad de las decisiones que médicos y consumidores deben tomar.

La doctora Karen Mauck, especialista en medicina interna de Mayo Clinic y coautora del trabajo, comenta que existen diferencias importantes entre la marihuana, el cannabis y los diferentes componentes del CBD y el aceite de cannabis sobre las que posiblemente algunos médicos no estén al tanto.

"Aparte del Epidiolex, un tipo purificado de CBD de origen vegetal que se aprobó en 2018 para el tratamiento de casos graves de epilepsia, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos no ha aprobado ninguna de las demás formulaciones de CBD, aunque de todas maneras se venden en una variedad de fórmulas, incluidos aceites orales o tópicos, cremas, aerosoles y tabletas. Estos productos contienen cantidades variables de CBD y pueden tener otros compuestos activos, además de inexactitudes en el etiquetado. Antes de usar aceites de CBD o de cannabis, es importante consultar con el médico respecto a los posibles efectos secundarios y las interacciones con otros medicamentos", concluye el doctor Mauck. 

Fuente: Mayo Clinic, una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba