Loader
Según estudios

El género y el estado civil influyen en la buena salud cardiovascular

Los hombres viudos o divorciados son más vulnerables a infartos cardíacos o cerebrales. Un riesgo similar acompaña a las mujeres que tienen hipertensión durante el embarazo

  • Por El Mercurio / GDA
  • 06 JUN. 2019 - 07:00 AM
Photo
Uno de los estudios concluía que estar soltero se asocia con un 55% mayor riesgo de muerte por un accidente cerebrovascular. (Mahkeo / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Así como el tabaquismo, la edad, una presión arterial elevada, el nivel de colesterol o la falta de ejercicio, el estado civil podría ser considerado como un factor más de riesgo de sufrir y sobrevivir a un ataque al corazón o a un accidente cerebrovascular. Así lo estiman investigadores reunidos en la Conferencia de la Sociedad Cardiovascular Británica, que finaliza hoy en Manchester.

Nuevos estudios advierten que los hombres viudos y divorciados corren más riesgo de morir por enfermedades cardíacas graves que las mujeres en igual condición.

Un dato no menor al momento de prevenir o buscar una mejor sobrevida, enfatiza el doctor Rahul Potluri, cardiólogo de la Escuela de Medicina de la U. de Aston y autor de uno de los trabajos.

"Cuando se trata de ayudar a las personas a recuperarse de una afección cardíaca que pone en peligro la vida, centrarse únicamente en su problema médico no necesariamente da el mejor resultado. Es importante que nos ocupemos de brindar atención integral y exploremos otros factores, como su red de apoyo, que también puede tener un gran impacto en la salud de una persona", precisa el investigador.

La evidencia parece darle la razón. Un estudio publicado hace justo un año en la revista Heart concluía que estar soltero se asocia con un 55% mayor riesgo de muerte por un accidente cerebrovascular.

Ahora, a partir de datos de más de 1,800,000 pacientes, Potluri y sus colegas observaron que los hombres viudos que sufren un ataque cardíaco tienen un 11% más probabilidades de morir que las viudas que pasan por similar afección. Entre los hombres divorciados, el riesgo era 14% mayor que entre las mujeres divorciadas.

Según el doctor Ranjit More, coautor del trabajo, "estas diferencias de género podrían deberse a que hombres y mujeres tienen diferentes niveles de apoyo, o están dispuestos a buscarlo. Al identificar qué grupos tienen los peores resultados, podemos presionar para que esas personas busquen ayuda para lidiar con estas afecciones".

Embarazadas

Durante la misma conferencia se presentó otro estudio que muestra que las mujeres que tienen presión arterial alta durante el embarazo o preeclampsia, tienen un riesgo entre 45% y 70% mayor de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que aquellas que mantienen una presión arterial normal.

En el trabajo, con datos de casi 6.5 millones de mujeres a lo largo de dos décadas, investigadores de las universidades de Cambridge y de Bristol identificaron más de 15 tipos de enfermedades cardíacas y circulatorias asociadas a una mayor presión arterial.

Para los autores, "es importante que todas las futuras madres, y sus médicos, mantengan una estrecha vigilancia de su salud cardiovascular".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba