Loader
No importa si es con o sin azúcar

El jugo de frutas es como los refrescos en el vínculo con el cáncer

El aumento de un consumo diario de jugo de frutas de unos 95 mililitros se asoció con un riesgo de un 18% mayor para algunos tipos de cáncer

  • Por Bloomberg
  • 11 JUL. 2019 - 10:02 AM
Photo
Los investigadores descubrieron que cuando las personas bebían la misma cantidad de jugo de frutas sin azúcares añadidos, también tenían más probabilidades de desarrollar cáncer. (PublicDomainPictures / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Las bebidas carbonatadas no solo amenazan con engordarnos, sino que podrían estar asociadas con un mayor riesgo de cáncer, a juzgar por un nuevo estudio. Pero, aquí está la parte más sorprendente: los jugos de fruta también podrían estarlo.

El aumento de un consumo diario de unos 95 mililitros, algo menos de una tercera parte de una lata de refresco, se asoció con un riesgo de un 18% mayor para algunos tipos de cáncer, según un estudio publicado en British Medical Journal. La probabilidad de tumores de mama aumentaba aún más, en un 22%. Los investigadores descubrieron que cuando las personas bebían la misma cantidad de jugo de frutas sin azúcares añadidos, también tenían más probabilidades de desarrollar cáncer.

La investigación, parte de una iniciativa más amplia de Francia para investigar los vínculos entre la nutrición y la salud, es una de las primeras en encontrar una relación entre las bebidas dulces y el cáncer. Las conclusiones también podrían dañar la imagen de los jugos de frutas, que a menudo se perciben, y se promueven, como saludables.

"Todas las bebidas, ya sean con azúcar o sin ella, se pueden consumir con confianza como parte de una dieta equilibrada", dijo la Asociación Americana de Bebidas en un comunicado. Las compañías de bebidas están trabajando para ofrecer más opciones con menos azúcar o sin azúcar, paquetes más pequeños e información clara sobre calorías, dijo el grupo industrial.

Los investigadores hicieron un seguimiento de 97 bebidas y 12 endulzadas artificialmente, que incluían bebidas carbonatadas, bebidas deportivas, jarabes y zumos de fruta puros. Las correlaciones que encontraron no significan necesariamente que las bebidas produzcan cáncer por sí solas. El estudio no tenía por objetivo entender la razón del vínculo, aunque los investigadores especularon que el efecto del azúcar en la grasa visceral, los niveles de azúcar en la sangre y la inflamación pueden desempeñar un papel importante. Los aditivos de los refrescos y los pesticidas que se encuentran en la fruta también podrían ser un factor, escribieron.

El estudio no encontró un mayor riesgo de cáncer en las bebidas sin azúcar, aunque la cifra de personas del estudio que las consumían era tan baja que puede que los resultados no sean significativos, señalaron los investigadores. El agua, el té y el café sin azúcar tampoco mostraron mayor riesgo.

La investigación es parte de NutriNet-Santé de Francia, un estudio a través de internet que hace un seguimiento de unos 100.000 voluntarios desde 2009.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba