Loader
Buscan acortar la brecha mediante la investigación

El viaje hacia un anticonceptivo masculino avanza, pero lento

Mientras las mujeres pueden elegir entre una amplia gama de métodos anticonceptivos, para los hombres no existen alternativas igual de eficaces, más allá de la vasectomía. ¿Qué hacen los investigadores en el mundo?

  • Por El Mercurio / GDA
  • 17 JUN. 2019 - 08:58 AM
Photo
Uno de los estudios analiza la efectividad de una vacuna. (Shutterstock).
  • Compartir esta nota:

Mientras las mujeres pueden elegir entre una amplia gama de métodos anticonceptivos, para los hombres no existen distintas alternativas igual de eficaces, más allá de la vasectomía. Es una brecha en la que ya están trabajando varios grupos de investigación en el mundo.

Uno de ellos es el que dirige la investigadora estadounidense Christina Wang. En marzo de este año, Wang y su equipo dieron a conocer que habían probado con éxito una píldora masculina en 40 hombres, quienes la tomaron durante un mes y no experimentaron efectos secundarios.

Los resultados de las pruebas realizadas con este nuevo anticonceptivo, denominado 11-beta-MNTDC, fueron divulgados durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Endocrinología.

Pero, incluso si los estudios siguientes resultan bien, la píldora no estará disponible antes de 2029, aseguró Wang.

"Estamos en una etapa muy temprana. Ya encontramos que la píldora suprime las hormonas hipofisarias que controlan la función del testículo, que es producir esperma y testosterona".

Ahora necesitan demostrar que la píldora suprimirá notablemente el número de espermatozoides en el eyaculado a un nivel muy bajo.

"Pasarán al menos 10 años. Si esa fase II es exitosa, realizaremos un estudio más largo para asegurarnos de que la píldora detenga la producción de esperma. Si lo hace, entonces necesitamos un ensayo clínico muy grande", explica.

Otro estudio con una píldora muy similar, llamada DMAU, también se realiza en Estados Unidos.

Wang explica que la estructura química es muy similar y que son píldoras hermanas. Ambas están en la misma fase.

Así como estas, otras investigaciones que buscan una pastilla masculina han avanzado más lento de lo esperado. Así lo cree el doctor Cristián Palma, urólogo experto en andrología de la Clínica Las Condes y académico de la Universidad de Chile.

"Se ha avanzado poco. Lo que pasa es que no ha existido un interés real en poder realizar estudios porque se le dio ese papel a la mujer y ahora hay que demostrar que los hombres también están interesados", comenta.

Concuerda Andrés Estrugo, urólogo de la Clínica Monteblanco.

"Se ha avanzado lento porque es muy difícil conseguir financiamiento para investigaciones de anticoncepción masculina porque es muy compleja y todo lo que se intenta se prueba en períodos muy cortos de uso del medicamento", opina.

Aun así, otro grupo internacional, dirigido por la bióloga chilena Gabriela Noé desde el Instituto Chileno de Medicina Reproductiva (Icmer), ya inició un ensayo clínico en 10 países con un gel que combina dos hormonas. Aplicado diariamente sobre la piel, suprime la producción de espermatozoides.

Junto con las dos píldoras hormonales, son los únicos medicamentos en estudio patrocinados por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

"Mientras las píldoras orales están todavía en la primera fase, nosotros ya estamos mirando la eficacia anticonceptiva porque ya sabemos que suprime los espermatozoides. Ahora vamos a ver si puede evitar el embarazo", explica Noé.

Pero, incluso superando esa etapa, necesitan probar el gel en miles de parejas antes de que algún instituto público de salud, como la FDA en Estados Unidos, les dé su aprobación.

"Mientras no tengamos una industria farmacéutica interesada, no podemos avanzar. Si hubiera interés, podríamos enrolar un estudio en miles de parejas y con esos resultados ir a las instancias que aprueban los medicamentos y salir a comercio", se queja.

Actualmente, su equipo está probando el gel en 21 parejas.

"Estamos bien, pero vamos lento, y pueden pasar muchos años si es que no vemos interés de la industria", puntualiza.

Interés por regular la fertilidad

En un estudio realizado por la investigadora Gabriela Noé, en el que se encuestó a más de 100 hombres chilenos sobre un método anticonceptivo hormonal inyectable que ella estaba investigando, el 67% de los encuestados respondió que usaría el método si este estuviera disponible.

"Los hombres están entusiasmados al respecto y cuando son muy jóvenes quieren regular su fertilidad. El problema es que tenemos que convencer a la industria de que esto es así", comenta la investigadora.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba