Loader
Pérdida de audición y demencia

Evita que la pérdida de audición mate tus memorias

La audición guarda gran relación con el desarrollo cognitivo

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 25 SEP. 2018 - 05:00 AM
Photo
El cerebro tiene que realizar un esfuerzo mayor para procesar el sonido y se afecta a través de la disminución de la memoria activa y la comprensión de la información. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Nuestras memorias son la clave para forjar nuestra vida y nuestra personalidad. De ellas recibimos experiencias, alegrías, en fin, lecciones de vida que nos forman como ser humano.

“Vivir sin recuerdos es algo que afecta la calidad de vida de cualquier persona y esto es una de las consecuencias que trae la enfermedad del Alzheimer. Muchos pueden enfocarla nada más en la pérdida de memoria y la regresión de la persona, sin embargo, la pérdida de audición podría ser parte del desarrollo de esta condición”, dice el licenciado Eugenio Gómez, audiólogo.

La demencia o el alzhéimer es una enfermedad que comienza de forma paulatina. Las primeras partes del cerebro que afecta es el área que controla el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las personas que padecen la condición tienen gran dificultad para recordar sucesos que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen.

De acuerdo al también director clínico de Precision Hearing & Balance Center, escuchar los sonidos del ambiente es clave al momento de hilvanar historias.

“Un estudio realizado por Frank Lin, MD, Ph.D, profesor asistente en la División de Otología de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins, la audición guarda gran relación con el desarrollo cognitivo”, destaca el audiólogo, para añadir que si la persona presenta problemas de audición, ya que, según vamos envejeciendo esta probabilidad aumenta, puede reflejar síntomas de falta de memoria.

“El cerebro de este tipo de paciente tiene que realizar un esfuerzo mayor para procesar el sonido y esto crea gran dificultad, por lo que, se afecta a través de la disminución de la memoria activa y la comprensión de la información”, añade el licenciado Gómez.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la pérdida de audición afecta al 8% de la población mundial y cada tres segundos alguna persona desarrolla algún tipo de demencia en el mundo. 

En Puerto Rico, de acuerdo con estadísticas para el 2016, se han reportado alrededor de 12,382 casos y cerca de la mitad están entre las edades de 85 años o más. Un 35.6% se encuentra entre las edades de 75 a 84 años, 11.8% entre los 65 a 74 años y solo el 3.1% tiene 64 años o menos. El 64% de los pacientes son mujeres. De igual forma, los pacientes que sufren de alzhéimer tienen un promedio de 1.6% de otras enfermedades concurrentes, estando entre las más comunes la hipertensión y la diabetes.

El ser humano es un ser sociable y tener problemas de audición puede afectar directamente su autoestima y llevarlo a pensar que no puede hacer vida fuera de su entorno, por lo que entra en un estado de soledad que le puede llevar a desarrollar algún tipo de demencia”, agrega y menciona que el alzhéimer no tiene cura, sin embargo, existen otras condiciones que se pueden prevenir y tratar para permitirles a los pacientes que pase la condición con una mejor calidad de vida. Por esto es importante que las personas se realicen pruebas de audición anuales, en especial si están dentro del rango de edad en el cual cabe la posibilidad de desarrollar la condición.

“Aquí el punto clave, es que el esfuerzo que hace el paciente que sufre de alguna pérdida de audición puede abrumarles, creando una vulnerabilidad hacia la demencia. Por ello, es importante que los pacientes, los familiares o los cuidadores tengan en mente llevar a sus seres queridos a realizarse su prueba de audición anual. Existen equipos auditivos que pueden ayudarles a mejor su calidad de vida y evitar que el camino por esta cruel enfermedad sea imposible de caminar”, finaliza diciendo el licenciado Gómez.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba