Loader
Nuevos tratamientos

Evoluciona el tratamiento de cáncer de pulmón

La mejor forma de evitarlo es dejar de fumar, pero si ya lo tienes hay opciones de terapias personalizadas

Photo
Fumar es la principal causa de cáncer de pulmón. (Foto Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El tratamiento de cáncer de pulmón ha cambiado significativamente en los últimos dos a tres años “y se han abierto unas puertas nuevas en su manejo”, afirma el doctor José Lozada, profesor en la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas  y director del Programa Educativo del Simposio Anual de Cáncer de Pulmón.

 “Antes dábamos las terapias convencionales para mantener al paciente sintiéndose lo mejor posible por el mayor tiempo posible. Pero todo esto ha cambiado. Ahora sabemos que hay distintas mutaciones en el material genético del pulmón que  pueden causar el cáncer. Para varias de esas mutaciones hay medicinas específicas que la atacan y son superiores a la quimioterapia, además de que tienen menos efectos secundarios”, explica el oncólogo.

La otra puerta que se ha abierto, es lo que se conoce como inmunoterapia con unos  medicamentos que en vez de tratar el cáncer, activan el sistema inmunológico para que sea el que ataque directamente al cáncer. “También es un tratamiento menos tóxico que la quimioterapia”, agrega el doctor Lozada.

Precisamente, es uno de los tópicos que se discutirá  el próximo sábado, 5 de mayo, durante el 7mo Simposio Anual de Cáncer de Pulmón, un evento educativo para médicos que se llevará a cabo en el Hotel La Concha, en Condado, desde el mediodía. También se abordarán temas relacionados a otros avances en el cuidado médico, así como las estrategias emergentes para la detección temprana de este cáncer, indica el doctor Lozada.

Terapias personalizadas

Según Lozada, si se tiene la suerte de que el cáncer se detecta cuando todavía está limitado a su área inicial o solamente en nódulos linfáticos locales, el procedimiento ideal es cirugía seguido de quimioterapia. “Con eso se cura cerca del 70 al 80% de los pacientes. Pero si el cáncer está muy avanzado, el tumor es muy grande, invade costilla o si se regó a otros órganos, no se considera curable”, agrega.

Sin embargo, destaca que hoy día los pacientes tienen otras opciones de terapias más personalizadas, como son localizar si el paciente tiene una de las cuatro mutaciones para las que ya hay medicinas específicas. O, en el caso de la inmunoterapia, encontrar el blanco terapéutico de la inmunoterapia. “Así que ahora para cáncer de pulmón también hay medicina personalizada porque se escoge en base a pruebas patológicas cuál es el mejor tratamiento para el paciente, contrario a lo que pasaba antes, que la opción era quimioterapia solamente”.  

El tratamiento de cáncer de pulmón ha cambiado significativamente en los últimos dos a tres años “y se han abierto unas puertas nuevas en su manejo”, afirma el doctor José Lozada, profesor en la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas  y director del Programa Educativo del Simposio Anual de Cáncer de Pulmón.

 “Antes dábamos las terapias convencionales para mantener al paciente sintiéndose lo mejor posible por el mayor tiempo posible. Pero todo esto ha cambiado. Ahora sabemos que hay distintas mutaciones en el material genético del pulmón que  pueden causar el cáncer. Para varias de esas mutaciones hay medicinas específicas que la atacan y son superiores a la quimioterapia, además de que tienen menos efectos secundarios”, explica el oncólogo.

La otra puerta que se ha abierto, es lo que se conoce como inmunoterapia con unos  medicamentos que en vez de tratar el cáncer, activan el sistema inmunológico para que sea el que ataque directamente al cáncer. “También es un tratamiento menos tóxico que la quimioterapia”, agrega el doctor Lozada.

Prevención y detección temprana

El cáncer de pulmón es una enfermedad muy relacionada al tabaquismo. Así que, si eres fumador, lo primero que deberías   es dejar de hacerlo. Según explica el doctor Lozada,  Puerto Rico tiene un patrón de tabaquismo un poco diferente a países como República Dominicana, Cuba o Estados Unidos. Aquí, según el oncólogo, se ve más el fumador casual que fuma cuando están en fiestas o cuando ingiere bebidas alcohólicas.

En Estados Unidos el cáncer de pulmón es el tercero más común tanto en hombres como mujeres.  En Puerto Rico es el cuarto más común, después del cáncer de garganta. Sin embargo, se tiende a detectar tardíamente y por lo tanto es el número uno en mortalidad, advierte el doctor Lozada, mientras enfatiza en la importancia de la prevención.

En ese caso,  lo más fácil es dejar de fumar (aunque es un cáncer que le puede dar a una persona que no fuma, pero es menos común). Según el oncólogo, fumar una cajetilla al día multiplica el riesgo de cáncer de pulmón por 40. Mientras que un cigarrillo al día lo multiplica por cuatro. “O sea, que la asociación con el cigarrillo es terrible y también lo es para cáncer de garganta, de vejiga, derrames cerebrales, infartos al corazón y enfermedad vascular”, puntualiza Lozada. 

En términos de detección temprana, el médico recomienda que   las personas que están a alto riesgo –como los fumadores y los que tienen historial familiar de cáncer de pulmón o personas que hayan estado expuestas a asbesto-, hablen con su médico para que se hagan un estudios de tomografía o CT Scan de pulmón, con bajas dosis de radiación.

“Se ha descubierto que en pacientes de alto riesgo, ese estudio es mucho más preciso para localizar cáncer de pulmón cuando todavía es curable”, afirma el doctor Lozada, tras indicar que los síntomas del cáncer de pulmón son poco específicos y cuando aparecen ya el cáncer puede estar avanzado.

“Los pulmones son como unas esponjas grandes y un tumor que está creciendo no va a doler hasta que se pega a la pared del pecho o invade la costilla. Es por eso que más de tres cuartas partes de los cánceres de pulmón no se detectan hasta que es muy tarde para curarlo porque tardan en dar síntomas”, explica el oncólogo. En esos casos, los síntomas son: dolor en la pared del pecho, tos, sangre en el esputo y pérdida de peso. Pero también son los mismos síntomas de una pulmonía o de otras enfermedades relacionadas.

Lo otro es que se manifiesta cuando hay metástasis, explica Lozada,  es dolor en los huesos, convulsión o hasta puede “haber un cuadro tipo derrame”.

“Por eso es tan importante la prevención, mayormente no fumar, y en los pacientes de alto riesgo, hacer el cernimiento a tiempo”, recomienda.

Precisamente, es uno de los tópicos que se discutirá  el próximo sábado, 5 de mayo, durante el 7mo Simposio Anual de Cáncer de Pulmón, un evento educativo para médicos que se llevará a cabo en el Hotel La Concha, en Condado, desde el mediodía. También se abordarán temas relacionados a otros avances en el cuidado médico, así como las estrategias emergentes para la detección temprana de este cáncer, indica el doctor Lozada.

 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba