Loader
Se suscita entre los 40 y los 58 años

Guía breve de la menopausia

Con la llegada de la perimenopausia y, posteriormente, de la menopausia, se inicia una nueva etapa en la que las fluctuaciones hormonales producen síntomas particulares en la gran mayoría de las mujeres

Photo
El tema de la menopausia tenía una carga muy negativa, pero esto está cambiado, gracias a la educación y al uso de herramientas útiles que facilitan la vida de las mujeres. (silviarita / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

El cambio es una constante en prácticamente todos los renglones de la vida, desde el primer día hasta el final. Y, en el caso de las mujeres, con la llegada de la perimenopausia y, posteriormente, de la menopausia, se inicia una nueva etapa en la que las fluctuaciones hormonales producen síntomas particulares en la gran mayoría de las mujeres.

De acuerdo con el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras (ACOG, por sus siglas en inglés), la menopausia es la etapa en la vida de la mujer cuando cesan naturalmente los períodos menstruales. Los años que conducen a ese suceso se denominan perimenopausia y la menopausia marca el final de los años de reproducción.

La Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, por sus siglas en inglés) revela que, para la mayoría de las mujeres, la menopausia se suscita entre los 40 y los 58 años, mientras que la edad promedio es de 51 años.

No obstante, explica la NAMS, los cambios físicos asociados a esta etapa empiezan a ser evidentes entre 4 y 8 años antes del último período menstrual y la primera señal suelen ser cambios en la extensión y la duración de los períodos menstruales y finaliza un año antes del último período menstrual. Aunque para algunas mujeres la inconsistencia en los períodos menstruales suele ser, inicialmente, preocupante, una visita al ginecólogo podrá aclarar sus dudas y descartar otras causas. Te tranquilizará saber que tanto la perimenopausia como la menopausia son sucesos naturales, aunque suelen causar una plétora de emociones.

De un extremo al otro

Para la doctora Carmen Valcárcel, especialista en Medicina de Emergencias y sexóloga clínica “durante la perimenopausia, muchas mujeres presentan una gama de emociones que incluso pueden ser contrarias”, dice la doctora Valcárcel, al añadir que las más comunes son: alivio y ansiedad.

Según comenta la sexóloga clínica, los cambios físicos y emocionales pueden ser inesperados, incómodos e incluso severos, aunque la diferencia en emociones tiende a ser más pronunciada en mujeres que desconocen los cambios típicos que pasarán durante esa etapa. Añade que “quienes tienen mejor educación, tienden a percibir la menopausia como una etapa ‘natural’, aunque la mayoría sabe que su vida tendrá cambios de una forma u otra”.

¿Por qué buscan ayuda las mujeres?

Como nota la especialista, muchas mujeres perimenopáusicas que buscan ayuda en una consulta sexológica llegan para evaluación de problemas, especialmente por disminución en su deseo sexual o por presentar dolor durante la relación sexual.

“Esos problemas pueden unirse a la preocupación de la pérdida de la capacidad reproductiva y, por consiguiente, la preocupación de perder el atractivo hacia su pareja”, sostiene, mientras aclara que la educación antes de llegar a esta etapa es esencial para enfrentarla con una mentalidad positiva.

Para la sexóloga clínica, quien tiene consulta en el Centro de Mejoramiento Personal, en San Juan, los síntomas en esta etapa pueden causar miedo, pues la mujer puede pensar que padece de una enfermedad. A esta preocupación se añade que, algunas mujeres, reconociendo que ya se acercan o están en esa etapa, pueden pensar que, por perder funciones reproductivas, también pierden su atractivo.

Por ello, “es importante hablarles de la perimenopausia y la menopausia antes de llegar a esta etapa, pues se logran disminuir la ansiedad y la preocupación”.

Para Valcárcel, es importante que las mujeres conozcan que “los adelantos en los tratamientos y las terapias promueven, cada vez más, mantener un cuerpo saludable e, incluso, mejorar estéticamente”.

Aun cuando es una etapa normal en el ciclo de vida femenino, la doctora Valcárcel asegura que, cada vez más se ve como un período temporero, incluso cuando los cambios reproductivos son permanentes

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba