Loader
Testimonio

Halla su “combinación” idónea

Lillifranchescka Lebrón se convirtió en madre pese a su diagnóstico

Photo
La doctora en medicina naturopática Lillifrancheska Lebrón Torres fue diagnosticada a los 21 años. (Foto Vanessa Serra)
  • Compartir esta nota:

Fue diagnosticada con lupus eritematoso sistémico (LES) en el  2007, cuando tenía 21 años, una etapa en la que  se le hizo “muy difícil acomodar una enfermedad en su  vida”, admite la hoy doctora en medicina naturopática Lillifrancheska Lebrón Torres.

“A mí me empezó con unos fuertes dolores en las articulaciones”, recuerda.  En esa época, dice que  estuvo  en un tratamiento con dosis altas de hidroxicloroquina (plaquenil) y prednisona.

“Estaba muy hinchada y se me hacía muy difícil bajar de peso. También experimenté dolores de cabeza, niebla mental, cansancio extremo, caída del cabello y otros síntomas atribuidos al LES que no se resolvían con medicamentos”, rememora Lebrón, quien dice que en ese momento le  dijeron que no podría salir embarazada. “Fue algo muy desalentador”.

Sin embargo, al comenzar a estudiar medicina naturopática, conoció un mundo de oportunidades que la embarcó “en un viaje de sanación e inspiración”.

“Desde que tomé responsabilidad de mi salud y dejé de ser un participante pasivo, mis episodios de lupus son leves y esporádicos gracias a los cambios que he aprendido de la medicina naturopática”, explica Lebrón. Entre ellas, menciona cambios nutricionales, medicina botánica, medicina física, acupuntura, remedios homeopáticos y consejería.

  “Me ha permitido manejar los medicamentos en las dosis más bajas, trabajar como doctora y profesora, hacer labor comunitaria, compartir con mi familia, ser madre y, en fin, hacer un sinnúmero de cosas que, en otro momento, el cansancio, los dolores y las complicaciones del lupus no me hubiesen permitido realizar”, afirma, al tiempo que resalta  lo vital que ha sido  el apoyo que ha recibido.

“Sin el apoyo de mi mamá y mi esposo  no hubiese llegado tan lejos, son parte de mi balance. Mientras que el grupo de Lupus PR es una comunidad donde sabes que siempre habrá alguien que entiende por lo que estás pasando. Estos grupos son buenos sobre todo cuando estás recién diagnosticada y necesitas dirección y comprensión”, añade.

También resalta uno de los sucesos más impactantes en su vida: su embarazo  y un parto sin complicaciones de un niño saludable -que ahora está a punto de cumplir cuatro años.

 “Para mi sorpresa, volví a quedar embarazada en el 2016 y el proceso fue mejor que el  anterior. Para ambos embarazos, las modificaciones alimentarias, la acupuntura y las terapias de mente-cuerpo han sido  claves”, afirma.

Precisamente, destaca que los cambios en su estilo de vida y en la alimentación, así como con una suplementación adecuada han sido claves para mejorar su salud.

“Como médico naturopático y como paciente de LES, he aprendido de primera mano las ventajas de utilizar la medicina naturopática junto al tratamiento convencional para mantener mi salud y llegar a un estado de balance”, explica tras aceptar que los dos embarazos fueron muy bien vigilados. “Estuve en tratamiento con especialistas en embarazo de alto riesgo, además del reumatólogo y la naturopatía”.

Resalta, además, que desde que introdujo el ejercicio a su estilo de vida ya no tiene los dolores de antes. “Ahora me doy cuenta que el  ejercicio era lo que me faltaba para la combinación perfecta de tratamiento”, agrega Lebrón, aunque acepta que a veces el cansancio puede estar presente.

Para mejorar esa situación, trata siempre de tener de seis a ocho horas de sueño y manejar el estrés adecuadamente

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba