Loader
Día Mundial contra la Hepatitis

Hazte la prueba de la hepatitis C

Podrías tener la enfermedad y no tener síntomas

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 26 JUL. 2020 - 09:49 AM
Photo
El tratamiento es altamente efectivo con una probabilidad de cura de sobre 90 %. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La mayoría de las personas que se infectan con el virus de la hepatitis C suelen presentar una infección crónica que ocasiona graves problemas del hígado y es una enfermedad que, además de ser muy frecuente en Puerto Rico y Estados Unidos, al presente es la causa más común de trasplantes de hígados en ambos países.

La hepatitis C es una de las enfermedades crónicas del hígado más comunes en Puerto Rico y una de las causas más frecuentes de cáncer hepatocelular. Esta se adquiere por el virus llamado hepatitis C que causa enfermedad crónica del hígado en el 85% de las personas infectadas y puede culminar en el desarrollo de cirrosis”, explicó el doctor Fernando Ramos Mercado, director médico del Instituto de Gastroenterología de Puerto Rico.

Aunque, de acuerdo con el gastroenterólogo, la mayoría de las personas que tienen hepatitis C no tienen síntomas, algunas personas pueden presentar cansancio, debilidad, náuseas, falta de apetito y dolores musculares.

“Una vez la enfermedad está en un estadio avanzado podemos observar otros síntomas más severos como son ictericia (una coloración amarillenta de la piel), retención de líquidos en las piernas y el abdomen, sangrado gastrointestinal y cambios en el estado mental como confusión”, indicó Ramos Mercado, a la vez que resalta otras complicaciones de la hepatitis C, como son la cirrosis, el cáncer de hígado y fallo hepático.

Las personas que están más a riesgo de hepatitis C son aquellas que han recibido transfusiones de sangre o recipientes de órganos antes del año 1992, usuarios de drogas inyectables o intranasales, personas con prácticas sexuales de alto riesgo (múltiples parejas, coito anal), pacientes recibiendo hemodiálisis, personas que utilizan instrumentos contaminados como máquina de afeitar, cepillos de dientes o agujas infectadas utilizadas para tatuajes o perforaciones en el cuerpo, exposición ocupacional, pacientes infectados con el virus de VIH y hepatitis B, hijos nacidos de mujeres infectadas con el virus y personas nacidas entre los años 1945 al 1965.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la prueba de hepatitis C a todos los adultos de 18 años o más. “Para hacer el diagnóstico de hepatitis C primero se realiza la prueba de anticuerpos y si esta prueba sale positiva hay que realizarle al paciente la prueba confirmatoria que se llama Hepatitis C RNA. Existen varias cepas o genotipos de hepatitis C y la respuesta al tratamiento varía dependiendo del genotipo”, informó mientras destacó que el genotipo más frecuente que se observa en Puerto Rico es el genotipo 1.

Aunque desde el año 2000 hasta 2014 el tratamiento de la hepatitis C tenía una respuesta muy baja, el galeno señaló que al presente hay varios medicamentos orales que son altamente efectivos. “Al presente podemos curar más del 90% de los pacientes con hepatitis C. Estas nuevas terapias han revolucionado el tratamiento de esta condición”, concluyó.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba