Loader
Día Nacional de la Prueba del VIH

Hazte la prueba del VIH: conoce tu estatus

Hoy, sábado 27 de junio, es el Día Nacional de la Prueba del VIH, fecha en la que se exhorta a las personas a hacerse la prueba para detectar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) para que, en caso de tener el virus, puedan comenzar a recibir tratamiento inmediatamente

Photo
Al hacerte la prueba y obtener un diagnóstico lo antes posible, las personas pueden recibir tratamiento para mantenerse sanas y proteger a sus parejas. (Shutterstock).
  • Compartir esta nota:

Hoy, sábado 27 de junio, es el Día Nacional de la Prueba del VIH, fecha en la que se exhorta a las personas a hacerse la prueba para detectar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) para que, en caso de tener el virus, puedan comenzar a recibir tratamiento inmediatamente.

La idea es tratar de llamar la atención de que la pandemia del VIH todavía no ha terminado, a pesar de que ya se ha ido controlando poco a poco, pero no hemos llegado al nivel donde queremos todavía. El VIH sigue siendo una de las enfermedades virales que más personas mata a nivel mundial”, explicó el doctor Humberto Acosta Del Toro, quien es médico de familia y da servicio en la Clínica Prevén de Mayagüez.

“Si no se practican la prueba con regularidad, cuando luego se la hacen y dan positivo, ya la condición está en un estado mucho más avanzado, que es más difícil ofrecerle un tratamiento que sea efectivo y que, por lo tanto, vaya a reducir el tiempo de vida”, declaró el médico de familia.

Y es que las personas con el VIH necesitan obtener el diagnóstico lo antes posible para recibir tratamiento para mantenerse sanas y, así mismo, proteger a sus parejas. Con una detección temprana se pueden disminuir los casos. Por ejemplo, según los los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), un informe reciente arrojó que cerca del 40 % de las transmisiones nuevas del VIH en el 2016 provinieron de personas que no sabían que estaban infectadas.

“Mientras más temprano se comienza con la terapia antirretroviral —que es el nombre que se le dan a los medicamentos que se utilizan para tratar de mantener estables a los pacientes VIH— más oportunidades tienen de que su carga viral o la cantidad de virus que tengan en su cuerpo se pueda reducir a un nivel en el que casi le puedas garantizar de que no va a contagiar a otras personas, mientras esté bajo el tratamiento”, explicó Acosta Del Toro.

El galeno puso como ejemplo que una persona de 20 años que haya dado positivo a VIH y que comience su tratamiento antirretroviral, puede llegar a una edad avanzada, dependiendo de las enfermedades que le ataquen. Por el contrario, esa misma persona se contagia con VIH y no recibe tratamiento, su expectativa de vida puede ser de solo 12 años, como consecuencia del desgaste de su sistema inmune.

Los CDC recomiendan que todas las personas entre los 13 y 64 años se hagan la prueba del VIH como parte de su atención médica de rutina y que las que estén en alto riesgo se la hagan, como mínimo, una vez al año.

Para aquellas personas que practican penetración anal o tengan relaciones sexuales con una persona que se inyecte de manera intravenosa, sería de beneficio hacerse la prueba con mayor frecuencia (cada 3 a 6 meses).

“Como médico de familia, te puedo decir que la población joven está acostumbrada a hacerse la prueba de manera rutinaria. Ya la enfermedad del VIH se considera una enfermedad crónica. Como tal es que se trata y los pacientes pueden vivir como si tuvieran una condición de diabetes o una hipertensión. Después que lleven su tratamiento adecuado con supervisión médica, pueden funcionar y durar bastantes años”, señaló.

Las pruebas

Con relación a la prueba del VIH, Acosta Del Toro indicó que, como todo, estas han ido evolucionando. En un principio, las pruebas dependían de que pasara un tiempo, desde el momento que tenías la relación sexual sin protección y quedabas infectado, hasta el momento en que una prueba de laboratorio podía dar positivo, para detectar que realmente ya se había identificado la partícula del VIH en el sistema inmune. Estas tenían lo que le llaman un “periodo ventana”.

“No obstante, con el surgimiento de las pruebas mixtas, no solo estamos midiendo anticuerpos, sino que estamos midiendo el antígeno. O sea, la prueba combinada de antígenos y anticuerpos, que son las que nos dicen que el laboratorio puede identificar la presencia de la partícula p24, una proteína que forma parte del virus como tal”, informó.

“El énfasis de la detección temprana es porque cuando el virus nos ataca, lo primero que busca son los centros donde se producen los linfocitos CD4, que generalmente están en el intestino, y esa es la población de linfocito o de anticuerpo que generalmente tiende a decimal el VIH, por eso la gente se debilita y quedan inmunodeficientes. Mientras más temprano yo evite ese proceso, más probabilidad tiene una persona de producir menos cantidad de virus y de que pueda controlar su carga viral a un nivel donde se mantenga seguro y no transmita la enfermedad”, recalcó.

Una vez eres VIH positivo

Acosta Del Toro aclaró que decir que "arrojaste VIH positivo", no significa que tengas sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), sino que tienes el VIH , que es el virus que causa esa enfermedad.

“El sida va debilitando el sistema inmune del paciente por no haber recibido el tratamiento a tiempo. Puedes ser paciente VIH positivo y no tener sida porque no has desarrollado la condición. Es lo que hay que evitar. Si eres VIH positivo y comienzas tu terapia antirretroviral lo antes posible, vas a eliminar la probabilidad del desarrollo del sida. No solo para que tu cuerpo se vaya afectar, sino para que no afectes el cuerpo de otra persona”, concluyó.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba