Loader
La mayoría no muestra síntomas

Hipertensión: la enfermedad silenciosa

Este es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos

Photo
La única manera de averiguar si tienes presión arterial alta es a través de chequeos regulares cuando visitas al médico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Pocas veces presenta síntomas, pero a nivel mundial, más de uno de cada cinco adultos la padece, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una de las mayores causas de muerte en el mundo.

Se trata de la hipertensión o presión arterial alta o elevada, un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.

La presión arterial, explica la página de la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos, MedlinePlus, se refiere al nivel de fuerza que ejerce la sangre sobre la pared arterial cuando viaja por las arterias. Cada vez que tu corazón late, bombea sangre hacia las arterias. La presión arterial es más alta cuando tu corazón late, bombeando la sangre. Esto se llama presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial baja. Esto se llama presión diastólica.

La lectura de la presión arterial usa estos dos números. Por lo general, el número sistólico se coloca antes o por encima de la cifra diastólica. Por ejemplo, 120/80 significa una presión sistólica de 120 y una diastólica de 80.

La única manera de averiguar si tienes presión arterial alta es a través de chequeos regulares cuando visitas al médico. Este utilizará un medidor, un estetoscopio o un sensor electrónico y un manguito de presión arterial y tomará dos o más mediciones en citas médicas distintas antes de hacer un diagnóstico. Una vez que sabes que tienes presión arterial alta, puedes trabajar con tu médico para controlarla. Tienes presión arterial alta si tus lecturas muestran que: la presión sistólica es mayor de 140 o la presión diastólica es 90 o mayor. La presión arterial mayor a 180/120 es peligrosamente alta y requiere atención médica inmediata.

La OMS advierte que, aunque la mayoría de las personas con hipertensión no muestran ningún síntoma, en ocasiones puede causar dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre. Si no se controla, la hipertensión puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca. 

Factores de riesgo
Entre estos están: fumar, sobrepeso, inactividad física, consumir mucha sal, tener más de 35 años, tener historial familiar de presión alta y tener otros problemas de salud como: gota, diabetes y enfermedad renal.

Dosis de salud 
Realizar ejercicio moderado y adaptado a cada individuo, es una excelente forma de mejorar el control de la presión arterial. Igualmente, llevar una alimentación saludable y disminuir el uso de la sal. También ayuda el controlar otros factores de riesgo, como la diabetes, el colesterol y mantener o conseguir un peso adecuado. Si ya tienes diagnóstico de hipertensión, toma tus medicamentos y mide tu presión arterial regularmente.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba