Loader
Peligro en la boca

Importante la salud oral en las embarazadas

A toda mujer y a los hombres también les conviene saber que durante el embarazo hay cambios importantes en el cuerpo que no deben ser descuidados

  • Por El Universal / GDA
  • 08 FEB. 2020 - 07:00 AM
Photo
En la boca hay más de 100 millones de bacterias por cada mililitro de saliva. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

A toda mujer y a los hombres también les conviene saber que durante el embarazo hay cambios importantes en el cuerpo que no deben ser descuidados, como los que ocurren en la boca de la mujer preñada.

En esos meses, los niveles de progesterona aumentan y el riesgo de padecer gingivitis y periodontitis se dispara y las bacterias que habitan en la placa dental pueden entrar al torrente sanguíneo e incrementar hasta siete veces el riesgo de adelantar el parto.

Peligro en la boca

La gingivitis es más común en una mujer que vive del segundo al octavo mes de gestación y ataca de 30% a 75% de las mujeres embarazadas.

Y cuando hay bacterias en el torrente sanguíneo, producidas por una gingivitis no tratada, ocurre una producción de químicos en el cuerpo destinados a combatir la infección.

Esto al final es malo para una embarazada, pues disminuye el flujo de sangre y de nutrientes para el bebé. Además, si las bacterias llegan a la placenta pueden afectar el sistema inmune del bebé corriendo el riesgo de un parto prematuro. Todo se complica cuando muchas mujeres embarazadas evitan ir al odontólogo por temor a procedimientos médicos y a que la anestesia pueda afectar al bebé, señala Erika Torres Valdez, ginecoobstetra.

Es más dañino. La experta médica subraya que "es más dañino no acudir a una consulta dental cuando hay un problema que creer que la anestesia puede dañar al bebé".

Hay que entender, dice, que en la fase prenatal como en la lactancia, es completamente seguro ver a un odontólogo. La doctora Torres Valdez recomienda a futuras mamás:

  • Tener una dieta balanceada y nutritiva antes y después del embarazo.
  • Evitar alimentos y bebidas con altos contenidos de azúcares y ácidos.
  • Cepillarse los dientes con pasta que ayude a eliminar las bacterias.
  • Tener una consulta prenatal adecuada, que incluya una visita al dentista al inicio del embarazo.

En la boca hay más de 100 millones de bacterias por cada mililitro de saliva.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba