Loader
Utilizan la inteligencia artificial para llegar a sus objetivos

La ciencia busca una dieta para cada quien

Los científicos buscan personalizar la dieta, considerando factores del individuo y entregando una alimentación saludable que lleve a una baja de peso de forma efectiva. ¿Cómo lo están haciendo?

  • Por El Mercurio / GDA
  • 15 JUL. 2019 - 08:27 AM
Photo
Los factores más importantes en la forma en la que nuestros cuerpos metabolizan los alimentos parecen ser el sueño, el estrés, el ejercicio y la microbiota. (kalhh / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Hay algo en lo que la ciencia está al debe, dice la doctora Lorena Salinas, especialista en nutrición clínica y diabetología, y académica de la Escuela de Medicina UC.

"El tratamiento actual de la obesidad, que considera cambios de estilo de vida y uso de fármacos, si bien muestra resultados favorables, no ha sido capaz de dar solución a este problema, que es global", dice Salinas.

"Tú le entregas una dieta a un grupo de pacientes y algunos bajan de peso, otros no, y otros suben. No se ha logrado dar respuesta a esa variabilidad", explica.

Es decir, existen factores que siguen dando vuelta alrededor de esta enfermedad y que aún no tienen respuesta.

De allí que la medicina esté estudiando distintos métodos para entender cómo solucionar el problema.

"Los científicos queremos personalizar la dieta, considerando factores del individuo y entregando una alimentación saludable que lleve a una baja de peso de forma efectiva", añade la doctora.

Un camino en el que investigadores internacionales dieron un gran salto esta semana, durante la conferencia anual de la Sociedad Americana de Nutrición.

Allí, un grupo de científicos de la Universidad de Harvard y del King’s College de Londres presentaron una investigación llamada Predict, donde demostraron variaciones sustanciales en la forma en que los participantes del estudio procesaban los alimentos, incluso entre gemelos idénticos.

Los investigadores midieron cómo los niveles de azúcar, insulina y grasa cambian frente a la ingesta de determinadas comidas. Estos datos se relacionaron con información sobre el sueño, el hambre y las bacterias intestinales de los participantes, que en su mayoría eran gemelos.

Entre los hallazgos clave obtenidos del estudio está una amplia variación en las respuestas de sangre a las mismas comidas, ya sea que contenían carbohidratos o grasas.

Por ejemplo, algunos participantes tuvieron niveles elevados de azúcar en la sangre e insulina, lo que se relaciona con patologías como la diabetes o la obesidad. Por otra parte, otros tenían niveles de grasa que alcanzaron su punto máximo, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

Para los médicos locales, estos resultados entregan una pista: hay que buscar más allá de la genética.

"Esto nos dice que, si bien hay un background genético, hay otros elementos que importan y que hay que seguir buscándolos y entenderlos", dice Diego García, académico del Departamento de Nutrición de la Universidad de Chile.

De acuerdo con los autores del estudio, los factores más importantes en la forma en que nuestros cuerpos metabolizan los alimentos parecen ser el sueño, el estrés, el ejercicio y la microbiota.

Cuántos carbohidratos

El objetivo final, explica García, sería indicar una dieta en base a todos esos factores. La idea sería que el paciente llegara a una consulta, y al entregar su información personal, como datos de hábitos y microbiota, un sistema computarizado arrojara cuál es la dieta ideal.

"Te dirían: tú, específicamente, tienes que comer tantos carbohidratos, o grasa de este tipo, para lograr una pérdida de peso eficaz. Es un bonito sueño", dice García.

Por ahora, los científicos luchan con una gran cantidad de datos que deben procesar.

"Hay muchas variables, como contaminación, estrés, sueño", señala el académico.

Pero, van por buen camino, asegura. "Están usando inteligencia artificial para combinar datos y creo que ese es el camino. Si es que va a funcionar, está por verse", puntualiza.

Dimensión

Unos 40 científicos internacionales trabajan en el estudio Predict. Con la ayuda de la inteligencia artificial, estudian cientos de variables para entender cómo diseñar una nutrición personalizada eficiente.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba