Loader
Según publicación

La coexistencia de varios males crónicos en una sola persona es cada vez más común

A medida que se vive más, años de hábitos poco saludables se manifiestan en dos o más enfermedades, lo que empeora la calidad de vida, dificulta su manejo y eleva costos

  • Por El Mercurio / GDA
  • 09 MAR. 2018 - 12:13 PM
Photo
Utilizando estimaciones estandarizadas por edad y sexo, los investigadores observaron que las comorbilidades más comunes incluyen hipertensión, depresión, obesidad, artritis, asma y ansiedad. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Una serie de estudios publicados esta semana por la revista científica PLOS Medicine hace un análisis del tema, tomando como referencia las enfermedades cardiovasculares (ECV), la principal causa de muerte y discapacidad a nivel global.

"El cambio demográfico hacia poblaciones de mayor edad en todo el mundo han resultado en un aumento de personas con ECV asociada a otras condiciones crónicas e incapacitantes", se advierte en la publicación, que fue editada por Kazem Rahimi, de la U. de Oxford (Reino Unido), y Steven Steinhubl, del Scripps Translational Science Institute (EE.UU.).

La coexistencia de dos o más enfermedades aumentó de 6.3% en 2000, a 24.3% en 2014, según datos obtenidos por la U. de Oxford. "La gran mayoría de estas patologías son no transmisibles", explica el doctor Rahimi.

Así, utilizando estimaciones estandarizadas por edad y sexo, los investigadores observaron que las comorbilidades más comunes incluyen hipertensión, depresión, obesidad, artritis, asma y ansiedad. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Leeds (Reino Unido) entre pacientes de ese país, ingresados con infarto agudo de miocardio entre 2003 y 2013, mostró que el 60% tenía al menos una de estas afecciones asociadas.

Entre los problemas que ello puede provocar, "hay interacciones entre los trastornos, entre una afección y las recomendaciones de tratamiento para otra patología, y entre los medicamentos recetados para diferentes trastornos", dice Rahimi.

Investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) examinaron el deterioro funcional en la marcha de adultos mayores con y sin enfermedad cardiovascular durante nueve años. El resultado mostró que las personas con múltiples patologías tuvieron descensos más pronunciados, en cuanto a la velocidad de la marcha e independencia, en comparación con aquellos sin comorbilidades.

El impacto de este fenómeno no es similar según los países: el inicio de la multimorbilidad ocurre entre 10 y 15 años antes en las personas que viven en zonas de ingresos bajos y medianos, que en naciones de altos ingresos.

Los autores advierten que, pese al gran número de personas mayores que presentan multimorbilidad, la mayoría de los sistemas de salud no están equipados para proporcionar la atención integral necesaria. "Las pautas de atención clínica suelen centrarse en una sola patología y rara vez contienen información sobre posibles enfermedades concomitantes".

Mortalidad
Las enfermedades cardiovasculares provocaron la muerte de 17.7 millones de personas en el planeta, en 2015. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba