Loader
Aumenta la lista de preocupaciones sanitarias

La contaminación, los antivacunas y el VIH entre las 10 amenazas a la salud global

La lista de preocupaciones sanitarias para los próximos once meses también incluye a las enfermedades crónicas no transmisibles

  • Por El Mercurio / GDA
  • 23 ENE. 2019 - 08:52 AM
Photo
Las enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer son responsables del 70% de las muertes anuales en el planeta. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Nueve de cada diez habitantes del planeta respiran aire contaminado todos los días, lo que termina causando la muerte a 7 millones de personas cada año por enfermedades como cáncer, accidentes cerebrovasculares y patologías cardíacas.

Una realidad que transforma a la contaminación del aire en el mayor riesgo ambiental para la salud y que la ubican entre las diez principales amenazas para el bienestar de la población durante 2019, según un informe elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La lista de preocupaciones sanitarias para los próximos once meses también incluye a las enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardíacas, que son responsables del 70% de las muertes anuales en el planeta.

Según la OMS, el aumento de estas enfermedades se debe a cinco factores de riesgo: el tabaquismo, el alcohol, el sedentarismo, dietas poco saludables y la contaminación del aire.

"Esta es una de las principales preocupaciones porque contamos con todos los elementos precursores. Para nosotros esta es claramente una epidemia", advierte la doctora Nelly Alvarado, coordinadora de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Otro problema que preocupa a la OMS, es la epidemia de VIH/sida. En el planeta, alrededor de 37 millones de personas viven con el virus -se estima que la mitad lo desconoce-, y casi un millón muere anualmente por las complicaciones asociadas, la falta de tratamiento y la discriminación.

Un factor que amenaza con revertir el progreso realizado en la lucha contra enfermedades prevenibles es la reticencia o rechazo a las vacunas. El sarampión, por ejemplo, ha sufrido un aumento de 30% en los casos a nivel mundial; Europa y Estados Unidos viven por estos días los peores brotes de las últimas dos décadas.

"Es una tendencia que ha ido tomando fuerza y que se debe, en parte, a la desinformación", lamenta el doctor Claudio Figueroa, del Departamento de Ciencias Biológicas y Químicas de la Univeridad San Sebastián. Entre las causas para su rechazo, la OMS apunta a "la complacencia que hace que nos olvidemos del peligro que combaten", también a las dificultades de acceso y la falta de confianza en las vacunas.

El desarrollo de antibióticos y antivirales es uno de los mayores éxitos de la medicina moderna. Sin embargo, por su abuso y mal uso, la resistencia antimicrobiana -la capacidad de las bacterias, parásitos, virus y hongos para resistir estos medicamentos- amenaza con devolvernos a la época en que infecciones como la neumonía y la tuberculosis se escapaban de las manos.

"Esto ha ido complejizando los tratamientos y que infecciones comunes hoy ya no se puedan tratar -dice Figueroa-. Incluso se pronostica que para 2050 las muertes por este tipo de bacterias van a superar a los fallecimientos por cáncer".

Otros cinco problemas

El riesgo de una pandemia mundial de gripe es un peligro latente que cada año crece. "Lo único que no sabemos es cuándo llegará y cuán grave será", dice la OMS.

De manera similar, virus como el ébola y el dengue generan preocupación, por el aumento de los brotes.

A nivel poblacional, más de 1,600 millones de personas (22% del total mundial) viven en asentamientos frágiles, lugares donde el acceso a servicios sanitarios básicos es difícil.

Muy de la mano con lo anterior, una atención primaria débil es otra amenaza a la salud, tanto en países ricos como pobres.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba