Loader
Repercusiones más que orales

La mala salud oral se asocia a hipertensión y deterioro cognitivo

Lo que ocurre en la boca puede repercutir en tejidos o sistemas aparentemente no relacionados

  • Por El Mercurio / GDA
  • 30 OCT. 2018 - 05:00 AM
Photo
Lo mejor es prevenir: hacer controles odontológicos periódicos desde temprana edad, tener una buena higiene oral y bajar el consumo de azúcar refinadas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Una mala salud oral tiene repercusiones que van mucho más allá de la boca. En los últimos años se ha acumulado evidencia que asocia la periodontitis (ver recuadro) con mayor prevalencia de algunas enfermedades crónicas, que pueden tener consecuencias desde el nacimiento hasta la vejez.

Un estudio publicado en la revista Hypertension que analizó fichas clínicas de más de 3,600 hipertensos, reveló que aquellos con infección periodontal tenían 20% menos probabilidad de lograr rangos saludables de presión arterial que quienes tenían buena salud oral.

El estudio, liderado por el doctor Davide Pietropaoli, de la Universidad de L’Aquila (Italia), mostró que los pacientes con periodontitis severa tenían una presión sistólica en promedio 3 mmHg más alta que los que no tenían esta infección crónica, lo que según los autores equivale a la baja de presión que se puede lograr reduciendo el consumo diario de sal en 6 gr, o una cucharadita de sal.

El estudio se suma a evidencia previa que ha mostrado que personas con periodontitis tienen más riesgo cardiovascular.

Otras condiciones

Otra investigación publicada en la edición de este mes de PLoS One por investigadores de la Universidad de Illinois, en Chicago, mostró que ratones a los que se inocularon bacterias causantes de la periodontitis en forma crónica, al cabo de 22 semanas tenían cantidades significativamente más altas de amiloide beta en su cerebro, comparados con el grupo control. Este péptido es precursor de las placas características del alzhéimer en humanos.

"Estudios anteriores han mostrado que la pérdida temprana de dientes debido a periodontitis se asocia a deterioro cognitivo más severo en adultos mayores", indica el doctor Jaime Díaz, quien investiga esta asociación en ratones, como parte de su tesis en el Doctorado en Ciencias Odontológicas de la Universidad de Chile.

Por eso, añade, es importante que pacientes que ya tienen alguna demencia o indicios de esta "tengan controles odontológicos regulares, porque al llegar al cerebro estas bacterias pueden exacerbar los síntomas de la enfermedad".

Lo que ocurre en la boca puede repercutir en tejidos o sistemas aparentemente no relacionados porque "al viajar por el cuerpo, los mediadores inflamatorios causados por la periodontitis inducen inflamación en otros órganos, a lo que se puede sumar el paso de toxinas bacterianas que llegan hasta ellos a través de la sangre", explica el doctor Fermín González.

"Esto significa que la periodontitis no causa hipertensión, alzhéimer, deterioro cognitivo u otras condiciones como diabetes 2 o artritis reumatoide, sino que, al contribuir a la inflamación sistémica del paciente, puede agravar o exacerbar esas enfermedades", aclara la doctora Alejandra Chaparro, profesora titular y especialista en periodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes.

La especialista ha publicado estudios que demuestran que los cambios hormonales e inmunológicos que ocurren durante el embarazo elevan el riesgo de inflamación y sangrado de encías, lo que puede contribuir al desarrollo de patologías como diabetes gestacional, preeclampsia y parto prematuro.

"Es por eso que todas las embarazadas deberían tener un control más estrecho de su salud oral", explica.

El doctor González añade que para reducir todos los riesgos que pueden desencadenar las infecciones de encías, "lo mejor es prevenir: hacer controles odontológicos periódicos desde temprana edad, tener una buena higiene oral y bajar el consumo de azúcar refinadas".

Periodontitis

Es una enfermedad de las encías causada por bacterias que habitan en la boca. Con el tiempo, la respuesta inflamatoria crónica va afectando los huesos y tejidos de soporte de los dientes, haciendo que en casos avanzados estos se suelten y eventualmente se caigan.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba