Loader
¿Te identificas?

La molesta sensación de la boca seca

Aunque puede ser signo de una enfermedad, la sequedad bucal también es un efecto secundario de más de 500 medicamentos

Photo
Los síntomas de la boca seca dependerán de cuán severa sea la condición. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Ocurre con mucha frecuencia que las personas que toman medicamentos para tratar ciertas condiciones, tienen problemas con las glándulas salivales. Uno de estos es la boca seca.

Las glándulas salivales producen la saliva, que es muy importante para una boca sana dice el artículo “La boca seca” en la página del Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de los Institutos Nacionales de la Salud. Describe que la saliva humedece y descompone los alimentos, limpia las partículas de comida de los dientes y las encías, y ayuda a tragar.

La boca seca, también llamada xerostomía, es un problema médico en el que no se tiene suficiente saliva para mantener la boca húmeda. Cualquiera puede tener la boca seca de vez en cuando, por ejemplo, cuando está nervioso o estresado. Sin embargo, cuando la sequedad en la boca persiste, puede hacer que sea más difícil masticar, tragar y hasta hablar. La sequedad bucal también aumenta el riesgo de caries o infecciones causadas por hongos en la boca porque la saliva ayuda a controlar los gérmenes dañinos.

Tener la boca seca no es una parte normal del envejecimiento. Si crees que tienes sequedad bucal, consulta al dentista o médico para averiguar por qué tienes la boca seca.

“En el mercado existen más de 500 medicamentos que producen sequedad en la boca. Esto es un problema debido a que la saliva es esencial para el proceso digestivo, ya que forma parte de la primera fase donde los alimentos se mezclan con la saliva y comienza su descomposición”, indica la dentista Arminda Rivera Mora.

Por otro lado, detalla que “la saliva mantiene el pH de la boca en un nivel neutral y también ayuda a prevenir las caries dentales, ya que neutraliza los ácidos producidos por las bacterias, a la vez que elimina las partículas de comida”.

Según la doctora Rivera Mora, entre los medicamentos que causan sequedad en la boca están:

Antidepresivos. Dedicados para atender la depresión (ejemplos: Zoloft, Flexaryl y Elavil, entre otros).

Antieméticos: Son medicamentos prescritos para evitar el vómito y las náuseas en la quimioterapia y radioterapia (ejemplos: Anzemet y Domperidone, entre otros).

Antihipertensivos: Reducen la presión arterial (ejemplos: Albuterol aerosol, Norvasc y Prinivil, entre otros).

Antipárkinson: Se prescriben para aligerar los síntomas de la enfermedad de Parkinson (ejemplos: Levodopa y Artane, entre otros).

Antiespasmódicos: Se utilizan para tratar y aligerar los cólicos y espasmos que ocurren en el estómago, vejiga e intestinos delgado y grueso (ejemplos: Diciclomina, entre otros).

Antipsicóticos: Indicados para trastornos psiquiátricos, ansiedad y depresión (ejemplos: Zoloft y Lexapro, entre otros).

Sedantes: Sustancias que reducen la excitación, irritabilidad o ansiedad (ejemplos Amytal, Valium y Lunesta, entre otros).

¿Te identificas?

Los síntomas dependerán de cuán severa sea la condición, de acuerdo con la Clínica Mayo, pero se podrían confrontar manifestaciones como: sensación de viscosidad en la boca, saliva que se siente espesa y fibrosa, mal aliento, dificultad para masticar, hablar y tragar; dolor de garganta o garganta seca y ronquera; lengua seca o con surcos, cambios en el sentido del gusto y problemas para usar dentaduras postizas.

Si tienes síntomas, actúa

Cuando las molestias son severas, lo primero es tratar de negociar las dosis de los medicamentos o  de cambiar el medicamento. Si el paciente no tiene otra alternativa que seguir tomando esa medicina, hay que buscar alternativas para mejorar la situación [como las que se enumeran en las recomendaciones a la derecha]”, concluye la dentista.

Recomendaciones

  • Toma agua frecuentemente durante el día.
  • Al comer, toma un sorbo de agua entre bocado y bocado.
  • Mastica chicle sin azúcar. Esto estimula la salivación.
  • Come dulces y caramelos, sin azúcar, que sean cítricos y amargos
  • Disminuye la cafeína y el alcohol. Ambas, al ser diuréticos, bajan el nivel de producción de saliva.
  • Usa saliva artificial ya que ayudan a mantener niveles altos de mucosidad en la boca.
  • Utiliza un enjuagador bucal sin alcohol.
  • Respirar por la nariz para mantener húmeda la boca.
  • Utiliza en tu habitación un humidificador al dormir.
  • Elimina el cigarrillo.
  • Usa hilo dental para limpiar sus dientes, porque al tener la boca seca, los dientes son más susceptible a caries.

Prepárate para la consulta

Cuando quien sufre de xerostomía visita a un especialista de la salud, debe ir preparado con información sobre su historial, de manera que sirva para que el médico pueda hacer el diagnóstico más efectivo posible.

Clínica Mayo recomienda que el paciente debe hacer una lista con:

  • Cualquier síntoma que tenga, incluso los que no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta.
  • Información personal importante, incluso lo que le genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en su vida que puede contribuir a la sequedad de la boca.
  • Todos los medicamentos recetados que tome el paciente, incluyendo las vitaminas, las hierbas, otros suplementos y los medicamentos de venta libre, incluyendo las dosis.

Pregúntale al médico

Como paciente, es crucial que aclares todas tus dudas. Aquí hay algunas preguntas que puedes considerar.

  •  ¿Qué puede estar causando la sequedad en mi boca?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Este trastorno suele ser temporal o duradero?
  • ¿Cuál es la mejor forma de proceder?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Esto podría estar relacionado con alguno de ellos?
  •  ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetan?
  •  ¿Hay folletos u otro material que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

En la consulta, es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas te ahorrará tiempo que podrás utilizar para repasar los puntos a los que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿Cuándo te comenzaron  los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Empezaste a tomar algún medicamento nuevo recientemente?
  •  ¿Fumas o mascas tabaco?
  •  ¿Qué cantidad de alcohol bebes?
  •  ¿Hay algo que te mejore los síntomas o que estimule el flujo de saliva?
  • ¿Existe algo que esté empeorando los síntomas?
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba