Loader
Respuesta inmunológica deteriorada

La obesidad favorece la gravedad de los virus respiratorios

Nuevos estudios muestran que las libras de más afectan la función pulmonar y el sistema inmune. Esto último incidiría en una mayor diversidad viral

  • Por El Mercurio / GDA
  • 04 MAR. 2020 - 11:00 AM
Photo
La obesidad produce un proceso inflamatorio en el organismo que afecta la inmunidad y facilita el riesgo de contraer otras enfermedades. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

El coronavirus ya suma más de 90 mil casos en el planeta, y la influenza ha mostrado una mayor agresividad durante el reciente temporada en el hemisferio norte. Dos patologías causadas por virus que afectan principalmente el sistema respiratorio y que pueden verse favorecidas por una tercera epidemia, crónica, y que acompaña a la mitad de la población mundial: la obesidad.

El doctor Fernando Vio, investigador del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), de la U. de Chile, advertía sobre el tema hace unos días. 

"Cada vez que hay una epidemia tipo influenza o como la actual con el coronavirus, se preocupan mucho de la transmisión del agente infeccioso y poco del huésped. Pero todas las enfermedades son un equilibrio entre persona y el agente agresor o el ambiente", dice al ser entrevistado sobre el tema.

Junto con poner énfasis en medidas para impedir la transmisión de un virus respiratorio, el especialista echa de menos una campaña sobre cómo mejorar la inmunidad de las personas, especialmente en aquella población que tiene sobrepeso u obesidad. "La obesidad produce un proceso inflamatorio en el organismo que afecta la inmunidad y facilita el riesgo de contraer otras enfermedades", advierte.

Un estudio publicado ayer en EE.UU. aporta pistas sobre cómo la obesidad podría aumentar la gravedad de la infección por el virus influenza: esto estaría mediado por una respuesta inmunológica deteriorada en individuos con exceso de peso.

"La obesidad permite que el virus ingrese, se replique más rápido y que el organismo cometa más errores. Algunos de esos errores son potencialmente beneficiosos para el virus", dice la doctora Stacey Schultz-Cherry, del Hospital Infantil St. Jude y autora del trabajo.

Para el estudio, infectaron a diferentes grupos de ratones delgados y ratones obesos con el virus de la influenza, por varios días. "Queríamos imitar lo que sucede durante una epidemia, en la que el virus pasa de una persona a otra", explica.

Lo que observaron es que a medida que pasaba de un ratón obeso a otro ratón obeso, el virus mutaba. "Las variantes exhibieron replicaciones virales aumentadas, lo que resultó en una mayor virulencia de las cepas".

Cuando las células interactúan con la gripe, el cuerpo generalmente prepara una respuesta inmune para detener la replicación y propagación del virus. Pero la investigación mostró que esta respuesta estaba "atenuada" en los ratones obesos.

No es la primera vez que se establece un vínculo entre obesidad y el virus de la gripe. Investigaciones anteriores ya mostraron que las personas con obesidad o sobrepeso tienen mayor carga viral en el aliento y que tardan más tiempo en eliminar el virus. Además, estudios en animales han demostrado que el virus de la influenza puede extenderse más profundamente en los pulmones, durante períodos más largos, cuando hay obesidad.

Asimismo, un estudio español publicado a fines de febrero, en base a 3,700 pacientes, concluyó que las libras de más afectarían al funcionamiento de los pulmones por razones tanto mecánicas como inflamatorias.

Para el doctor Vio, estos datos deben motivar acciones preventivas oportunas frente a los virus respiratorios que están al acecho. "La influenza y el coronavirus es probable que estén circulando en paralelo y eso supone un mayor riesgo para la población con obesidad". Por eso sugiere que se vacunen de manera precoz contra la influenza y reciban un control más estricto en caso de presentar síntomas de covid-19.

Con mayor razón si en esa población se combinan estilos de vida no saludables. "Otros factores que también disminuyen la inmunidad son el tabaquismo, el alcoholismo, la vida sedentaria y el estrés", precisa.

De hecho, su impacto ha marcado una diferencia en la letalidad del covid-19 en China, como advierte a "El Mercurio" el doctor Gregory Poland, director del Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo en Rochester (EE.UU.). "Los estilos de vida pueden afectar la capacidad del virus de ser más agresivo. Por ejemplo, en China muchos hombres fuman, a diferencia de las mujeres, lo que podría explicar por qué hay una tasa mucho mayor de casos y muertes en la población masculina en ese país".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba