Loader
Se deben establecer metas que los empleados puedan alcanzar

La OMS incluye al desgaste profesional o 'burn-out' en lista de enfermedades

La OMS la incluyó en el listado que utiliza para conocer las tendencias y las estadísticas sanitarias

  • Por El Tiempo / GDA
  • 28 MAY. 2019 - 09:59 AM
Photo
Es la primera vez que el desgaste profesional entra en la clasificación, anunció Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El desgaste profesional, conocido como “burn out”, fue incorporado en la clasificación internacional de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se utiliza para establecer tendencias y estadísticas sanitarias.

La lista, confeccionada por la OMS, se basa en las conclusiones de expertos médicos de todo el mundo. Esta clasificación fue adoptada por los estados miembros de la OMS, reunidos desde el 20 de mayo en Ginebra en la Asamblea Mundial de la Organización. Es la primera vez que el desgaste profesional entra en la clasificación, anunció Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS. El listado de enfermedades de la OMS proporciona un lenguaje común que facilita el intercambio de informaciones sanitarias entre los profesionales de la salud de todo el mundo.

El desgaste profesional, que fue incorporado a la sección de "problemas asociados" al empleo o al desempleo, llevará el código QD85. Este padecimiento fue descrito como "un síndrome [...]resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito" y que se caracteriza por tres elementos: "una sensación de agotamiento", "cinismo o sentimientos negativos relacionados con el trabajo" y una "eficacia profesional reducida". El registro de la OMS precisa que el desgaste profesional "se refiere específicamente a fenómenos relativos al contexto profesional y no debe utilizarse para describir experiencias en otros ámbitos de la vida".

La nueva clasificación, llamada CIP-11, publicada el año pasado, fue adoptada durante la edición 72 de este año de la Asamblea Mundial y entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022. 

"Se ha progresado en el proceso de evaluación para tener a las personas correctas en el lugar correcto de acuerdo a sus fortalezas. Así mismo, se han venido implementando esquemas de bienestar y de balance entre la vida y el trabajo y también se ha promovido el desarrollo de líderes, quienes tienen mucho que ver con este fenómeno", explicó.

A su turno, Laura Alba, manager de recursos humanos en PageGroup Colombia señaló que las compañías deben preocuparse porque los empleados no lleguen a estados o momentos en los que se sobre saturen y se quemen.

"Si bien hay trabajos y áreas que por su estructura y desafíos son más exigentes que otras y manejan un nivel de presión más intenso, para mí ninguna persona está exenta de sufrir un “burn out”, es un riesgo que está latente en las dinámicas empresariales por el nivel de exigencia que demandan", dijo Alba. Además, explicó que este tipo de síndromes puede presentarse con mayor frecuencia en empresas donde los conceptos de productividad y eficiencia todavía están más asociados al número de horas que una persona trabaja o pasa sentada frente al computador.

El documento de la OMS también incluye nuevos capítulos, uno de los cuales está dedicado a la salud sexual. En este se habla sobre afecciones anteriormente clasificadas en otros listados, como la transexualidad, llamada anteriormente "incongruencia de género", que hasta ahora estaba clasificada en la sección de enfermedades mentales.

Por su parte, el trastorno por videojuegos fue añadido a la sección de trastornos de dependencia. La reciente clasificación de la Organización también propone un nuevo capítulo sobre la medicina tradicional.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba