Loader
Es un mal pronóstico, pero se puede prevenir

La resistencia antimicrobiana podría ser la principal causa de muerte en 2050

La contaminación de cuerpos de agua dulce y los interruptores endocrinos afectarán la fertilidad, así como el desarrollo neurológico infantil

  • Por El Mercurio / GDA
  • 13 MAR. 2019 - 1:00 PM
Photo
La salud humana estará cada vez más amenazada si no se detienen y reparan los daños causados al medio ambiente, advirtió la ONU
  • Compartir esta nota:

La sexta edición del informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial -llamado GEO-6 por sus siglas en inglés-, elaborado en los últimos cinco años por un equipo internacional de 250 científicos, es la evaluación más exhaustiva sobre el estado ambiental del planeta. Los datos se dieron a conocer en la cuarta Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, que se realiza hasta el viernes en Nairobi, Kenia.

El reporte advierte que la resistencia antimicrobiana (de bacterias y virus, entre otros) se convertirá en la principal causa de muerte para 2050 debido a la contaminación de cuerpos de agua dulce, y que los interruptores endocrinos afectarán la fertilidad, así como el desarrollo neurológico infantil.

"La contaminación del agua es un tema importante, sobre todo para Latinoamérica. El agua es un recurso muy precioso, más en el futuro. El sector agrícola es el mayor utilizador del agua, pero, además, muchos de los contaminantes, en particular los con resistencia antimicrobiana, llegan desde ese sector. Entonces aquí es necesaria una discusión a nivel regional sobre el modelo de producción", dice Francesco Gaetani, coordinador regional de la división de Ciencia de ONU Medio Ambiente en América Latina y el Caribe.

A pesar del mal pronóstico, el informe agrega que el mundo tiene a su disposición la tecnología y las finanzas necesarias para llegar a un desarrollo sostenible, aunque todavía falte mayor apoyo de los líderes empresariales y políticos.

Según el informe, si los países destinan a las inversiones verdes el equivalente a 2% del PIB, producirían un crecimiento a largo plazo tan alto como el que se proyecta actualmente, pero con menor impacto en el cambio climático, la escasez de agua y la pérdida de ecosistemas.

Lograr un futuro saludable, dice la ONU, se basa en reemplazar el modelo de "crecer ahora, limpiar después", por un modelo económico "cero residuos" para el año 2050.

Para ello, se aconseja adoptar dietas menos ricas en carne y reducir el desperdicio de comida. Según la publicación, el 33% de los alimentos del mundo termina en la basura y 56% de esos residuos se genera en países industrializados.

"La energía, la comida y los residuos son los tres temas que se escogieron como áreas de comunicación y atención que el mundo necesita considerar en sus políticas en temas ambientales", dice Gaetani.

Y agrega: "En el futuro necesitaremos alimentar a 10 mil millones de personas y con el modelo actual no se puede. No hay comida para todos".

Por otra parte, el consumo de energía tendrá un aumento de 40% en 2050. "Pero el desafío es que los combustibles fósiles tienen que disminuir en un 80%. Aquí tenemos aumento de demanda energética y un compromiso del Acuerdo de París, de los acuerdos de los países, en disminuir el uso de combustibles fósiles. Entonces tenemos un desafío importante", explica.

El informe también hace un llamado a frenar el flujo de 8 millones de toneladas de residuos plásticos que llegan cada año a los océanos.

De acuerdo con los autores, las intervenciones de políticas que abordan sistemas completos (como la energía, los alimentos y los residuos), en lugar de problemas específicos (como la contaminación del agua), pueden ser mucho más efectivas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba