Loader
Según un repaso sistemático de varios estudios

Las batas blancas de los médicos podrían no ser tan limpias: albergarían bacterias y agentes peligrosos

No solo esa tradicional prenda sería foco de contagio. También podrían serlo los estetoscopios, los teléfonos, las tabletas e incluso las corbatas de los médicos

  • Por El Mercurio / GDA
  • 11 MAY. 2019 - 06:00 AM
Photo
Junto a un lavado de manos más seguido y el uso constante de desinfectantes antes y después de revisar a los pacientes, usar batas con mangas que lleguen hasta los codos es más salubre. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

¿Por qué los médicos utilizan batas blancas? Se dice que la razón está en que son un símbolo de respeto y seriedad, pero, también, sería por un asunto de higiene. Y claro, porque cualquier mancha o suciedad queda inmediatamente en evidencia sobre la ropa de ese color.

Sin embargo, aunque una bata médica esté inmaculadamente blanca, es posible que no sea todo lo limpia que se podría creer. Esto porque esas prendas pueden albergar bacterias y agentes patógenos peligrosos. Según un artículo publicado por The New York Times, en un repaso sistemático de varios estudios, se descubrió que a menudo las batas blancas están contaminadas con cepas de bacterias nocivas y en ocasiones resistentes a los medicamentos, relacionadas con infecciones que se contraen en los hospitales.

Pero, no solo las batas son un foco de contagio, sino que también pueden serlo los estetoscopios, los teléfonos, las tabletas e incluso las corbatas de los médicos. De acuerdo a las investigaciones, si bien lavar las prendas a diario podría ayudar en algo al problema, también es una buena opción el uso de telas antimicrobianas.

Otra alternativa es el uso de batas de manga corta, en las que -según estudios publicados en 2018- las tasas de transmisión de material genético viral son más bajas. Esto se debería a que aparentemente con ellas es más fácil mantener las manos y muñecas limpias que cuando están en contacto con mangas, ya que estas pueden rozar fácilmente con otros objetos contaminados.

Por esto, según el medio estadounidense, la Sociedad de Epidemiología de ese país está sugiriendo a los especialistas clínicos, el uso de prendas cuyas mangas lleguen hasta los codos. Esa medida, junto a un lavado de manos más seguido y al uso constante de desinfectantes antes y después de revisar a los pacientes, podría ayudar a una eficaz reducción de la propagación de bacterias nocivas a través de las tradicionales batas blancas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba