Loader
Según estudio de Mayo Clinic

Las personas con osteoporosis deben evitar ciertas poses de yoga para la columna

Los pacientes identificaron 12 poses que, según ellos, causaba o agravaba los síntomas

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 01 MAR. 2019 - 08:50 AM
Photo
El yoga tiene sus ventajas; pero cuando uno sabe que tiene osteoporosis u osteopenia, hay que modificar las posturas para adaptarse a la afección. (Form / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

De acuerdo a un estudio publicado en Mayo Clinic Proceedings, las poses de yoga en las que hay que flexionar la columna más allá de los límites pueden aumentar el riesgo de una fractura de compresión en las personas con afinamiento de los huesos.

Las investigadoras de Mayo Clinic y de otros centros participantes describieron las lesiones debidas al yoga en las personas con osteoporosis y osteopenia, afecciones que se caracterizan por baja densidad ósea.

La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se afinan y se vuelven más porosos debido a la pérdida del contenido mineral. Cuando la pérdida ósea no ha alcanzado la etapa para diagnosticarla como osteoporosis, se la conoce como osteopenia.

Las investigadoras revisaron los expedientes médicos de 89 personas, en su mayoría del sexo femenino, remitidas a Mayo Clinic entre 2006 y 2018 debido a un dolor atribuido a la práctica del yoga. Algunas de estas personas recién habían empezado a hacer yoga, a diferencia de otras que lo habían practicado durante años. Todos presentaban sea dolor de la espalda, del cuello, del hombro, de la cadera, de la rodilla o una combinación de estos.

Los pacientes identificaron 12 poses que, según ellos, causaba o agravaba los síntomas. Las posturas más comunes eran de flexión o extensión extrema de la columna. Los investigadores usaron los expedientes médicos de los pacientes, los exámenes médicos y los estudios por imágenes para confirmar y categorizar los daños como lesiones del tejido blando y lesiones óseas.

Las investigadoras reconocieron 29 lesiones óseas, entre ellas, degeneración de los discos, deslizamiento vertebral y fracturas de compresión. Las últimas parecían relacionarse con las posturas que ejercen más presión sobre las vértebras y los discos.

“El yoga tiene sus ventajas. Mejora el equilibrio, la flexibilidad, la fuerza y es una buena actividad social; pero cuando uno sabe que tiene osteoporosis u osteopenia, hay que modificar las posturas para adaptarse a la afección. A medida que la gente envejece, sería beneficioso que revisara los ejercicios antiguos para prevenir consecuencias indeseadas”, comenta la doctora Mehrsheed Sinaki, especialista en medicina física y rehabilitación de Mayo Clinic y autora experta del estudio.

En los pacientes que adoptaron las recomendaciones para modificar sus movimientos, hubo reducción del dolor y mejoría de los síntomas.

En un comentario aparte, el doctor Edward Laskowski, codirector de Medicina del Deporte de Mayo Clinic, pide a los proveedores de atención médica, a los pacientes y a los profesores de yoga que trabajen conjuntamente para recetar ejercicios personalizados que tomen en cuenta el historial médico del estudiante de yoga, a fin de protegerlo contra lesiones y permitirle obtener el máximo beneficio.

Las autoras del trabajo observan que el estudio tiene limitaciones, pues los pacientes fueron atendidos en la clínica musculoesquelética de un centro de atención de tercer nivel, lo que hace difícil generalizar.

Las investigadoras recibieron informes sobre el seguimiento de solo 22 pacientes, porque la mayoría de ellos vivía en otro estado. Las investigadoras que participaron en el estudio fueron la doctora Melody Lee, de Mayo Clinic y primera autora del trabajo; y la doctora Elizabeth Huntoon, de la Universidad de la Mancomunidad de Virgia.

Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro y dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba