Loader
¿Qué preguntas debes hacerle al médico?

Lo que debes saber sobre la hormona de crecimiento

Conoce los beneficios de recibir el tratamiento indicado con el endocrinólogo pediátrico

Photo
En la mayoría de los niños, los beneficios de recibir la hormona de crecimiento superan los riesgos, y que los efectos secundarios leves o moderados son poco frecuentes. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La función principal de la hormona de crecimiento durante la edad pediátrica es estimular el crecimiento señala el endocrinólogo pediátrico Carlos Leyva. Si hay un déficit, el niño no crece normalmente. Mientras más temprano comience el tratamiento, más probabilidades de éxito tendrá; es decir, que el paciente alcance la estatura de su potencial genético.

Una vez se realizan todos los exámenes y pruebas de rigor y hay un diagnóstico de deficiencia que requiere tratamiento, el endocrinólogo pediátrico calcula la dosis inicial del medicamento con la hormona de crecimiento de acuerdo con el peso del paciente. El especialista puede cambiar la dosis de ser necesario.

Según Medline Plus, de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, el tratamiento implica inyecciones de hormona del crecimiento utilizadas en el hogar. Estas se aplican con frecuencia una vez al día. Se les indica a los padres cómo administrarle la hormona a su hijo en el hogar, rotando los lugares de inyección entre los brazos, las piernas, las nalgas y el abdomen. Los niños mayores pueden aprender cómo aplicarse la inyección.

La duración del tratamiento —establece la Asociación Americana de Pediatría— depende de lo bien que responda la estatura del niño a las inyecciones de la hormona de crecimiento y de cómo la pubertad afecte su crecimiento. Habitualmente, el niño recibe inyecciones hasta que termine su crecimiento, lo que, a veces, implica muchos años.

Como todo medicamento, hay advertencias sobre posibles efectos secundarios. Todo padre y madre, deben conocer cuáles son para que tomen las medidas pertinentes.

La Red de Salud Hormonal de la la organización médica internacional, la Sociedad de Endocrinología, indica que en la mayoría de los niños, los beneficios de recibir la hormona de crecimiento superan los riesgos, y que los efectos secundarios leves o moderados son poco frecuentes. Estos incluyen:

  • Dolores de cabeza
  • Dolor de los músculos o las articulaciones
  • Hipotiroidismo leve
  • Hinchazón de las manos y los pies
  • Curvatura de la columna vertebral (escoliosis)
  • Desarrollo de tejido mamario en los varones

Existe también la posibilidad de que se manifiesten efectos secundarios poco comunes pero graves, que incluyen:

  • Dolor de cabeza muy fuerte con problemas en la vista
  • Problemas de cadera, cuando la parte superior del hueso del muslo se sale de su lugar
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)

Para que el niño reciba la mejor atención en el tratamiento, los expertos en endocrinología pediátrica coinciden en las siguientes recomendaciones:

  • Llama al médico si tienes preguntas sobre el tratamiento.
  • Sigue las instrucciones detenidamente cuando le den la hormona de crecimiento y otros medicamentos recetados.
  • Dile a todos los médicos del niño que este recibe la hormona de crecimiento.
  • Asegúrate de que el niño se realice exámenes médicos frecuentes.
  • Lleva al niño a terapia si notas problemas de autoestima o tristeza que podrían estar relacionados con tener menor estatura que sus compañeros.

Es importante que el niño reciba el tratamiento adecuado y, una vez lo comience, visite regularmente al médico. Estudios sobre la deficiencia de la hormona de crecimiento en niños y su impacto en la vida adulta han revelado que existe la posibilidad de que estos niños que fueron tratados (con la hormona de crecimiento), requieran tratamiento nuevamente en la adultez —pero en dosis mucho más bajas— pues se han demostrado los beneficios de la hormona a la salud del corazón, concluye el endocrinólogo pediátrico Carlos Leyva.

Preguntas que debes hacerle al médico

  • ¿Qué estatura debe tener mi hijo a esta edad?
  • ¿Por qué mi hijo está creciendo lentamente?
  • ¿Mi hijo necesita tratamiento para la hormona de crecimiento?
  • Si es así, ¿cómo y cuándo se le colocan las inyecciones?

Fuente: La Red de Salud Hormonal de la Sociedad de Endocrinología

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba