Loader
Analizan el progreso de los adolescentes

Los adolescentes enfrentan más problemas de salud que hace 25 años

Una investigación hizo un análisis al progreso de la salud de los adolescentes en 195 países entre 1990 y 2016, a través de 12 indicadores

  • Por El Mercurio / GDA
  • 13 MAR. 2019 - 08:33 AM
Photo
Más de la mitad de la carga total de enfermedad experimentada por los adolescentes se debe a enfermedades no transmisibles. (Jernej Graj / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

El mundo es actualmente el hogar de 1,800 millones de adolescentes y jóvenes de entre 10 y 24 años, la mayor población de ese rango etario en la historia de la humanidad. Un grupo que, sin embargo, no recibe la atención que merece, según advierte un estudio publicado ayer en la revista The Lancet, el cual revela que esta población enfrenta mayores desafíos de salud que sus pares de hace 25 años.

En la investigación se hizo un análisis al progreso de la salud de los adolescentes en 195 países entre 1990 y 2016, a través de 12 indicadores que incluyen el consumo de tabaco, la obesidad, la anemia, la educación secundaria, el matrimonio infantil, la nutrición y las enfermedades no transmisibles, entre otros factores.

El resultado muestra altos y bajos, y deja de manifiesto "el fracaso de la salud, la educación y los sistemas legales para mantenerse al día con la realidad cambiante de los adolescentes", explica el doctor Peter Azzopardi, de la Universidad de Melbourne (Australia), y autor principal del trabajo.

El documento, en el cual participaron diferentes instituciones, fue financiado por el Consejo Nacional de Investigación Médica y de Salud de Australia, así como por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Poca inversión

Las cifras corroboran la opinión del investigador: "Si bien ha habido grandes mejoras en la salud de los adolescentes en algunos países, en comparación con 1990, ahora hay 180 millones más de adolescentes con sobrepeso y obesos, y 75 millones más que viven con anemia".

Más de la mitad de la carga total de enfermedad experimentada por los adolescentes se debe a enfermedades no transmisibles (entre los que sobresalen los trastornos de salud mental); en tanto que una cuarta parte es por causa de enfermedades transmisibles y nutricionales. Sin embargo, "casi toda esta carga de enfermedad la soportan los adolescentes que viven en 70 países de ingresos bajos y medios", advierte.

Aunque la prevalencia del consumo de tabaco disminuyó en general, 136 millones de adolescentes fumaban diariamente en 2016, y 71 millones reportaron consumo excesivo de alcohol, un ligero aumento desde 1990. "El consumo de tabaco y de alcohol aumentaron más rápidamente entre las niñas en muchos países de ingresos bajos y medios".

En relación a la salud sexual y reproductiva, las tasas de embarazo adolescente son más altas en países africanos y 73 millones de mujeres de 15 a 24 años en el planeta no pudieron acceder a métodos anticonceptivos en 2016.

"Aún no invertimos en la salud de los adolescentes: en los países de bajos ingresos, representan alrededor del 30% de la población, pero reciben menos del 2% de las inversiones en salud", dijo el profesor George Patton, otro de los autores, quien agrega que la desigualdad también afecta la educación: el número de jóvenes que no completa la educación secundaria, 300 millones, ha cambiado poco desde 1990.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba