Loader
Supone un efecto abarcador

Los bebés nacidos por cesárea tienen más microbios potencialmente peligrosos

La forma en la que nace un bebé tiene un profundo impacto en su microbioma, es decir, la inmensa comunidad de microbios que colonizan su cuerpo

  • Por El Mercurio / GDA
  • 24 SEP. 2019 - 12:18 PM
Photo
Los bebés que nacen por cesárea tienen mayor abundancia de bacterias vinculadas al recinto médico donde fueron dados a luz. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La forma en la que nace un bebé tiene un profundo impacto en su microbioma, es decir, la inmensa comunidad de microbios que colonizan su cuerpo.

Es lo que encontró un grupo de científicos británicos tras realizar un estudio que se publicó recientemente en la prestigiosa revista científica Nature.

Según mostró la investigación -la más grande de su tipo que se ha hecho hasta ahora-, los niños nacidos por vía vaginal obtienen la mayoría de sus bacterias del intestino de la madre, pero los bebés que nacen por cesárea tienen mayor abundancia de bacterias vinculadas al recinto médico donde fueron dados a luz.

Algunos de estos microbios, según los autores, pertenecen al grupo de bacterias resistentes a los antibióticos, lo que los hace peligrosos para la salud del niño.

"Aunque no tienen por qué causar una infección, sí existe ese riesgo si el sistema inmune del bebé está debilitado o si se alojan en algún órgano o en el torrente sanguíneo", dice Nigel Field, investigador del University College de Londres y coautor del estudio.

"El 80% de los nacidos por cesárea presenta estos microorganismos, mientras que en el otro grupo solo es el 50%. Estos microbios hospitalarios suponen el 30% del total tras una cesárea, pero solo el 10% luego de un parto vaginal", añade.

El microbioma intestinal es un ecosistema complejo de millones de microbios, y se cree que es importante para el desarrollo del sistema inmune.

Varias investigaciones previas han sugerido que la falta de exposición a los microbios correctos en la primera infancia tiene un rol en la aparición de enfermedades autoinmunes como el asma, las alergias y la diabetes.

Field y sus colegas utilizaron la secuenciación de ADN para analizar más de 1,600 muestras de bacterias intestinales de 175 madres y casi 600 recién nacidos de cuatro, siete y 21 días de edad.

Así, el equipo descubrió que había diferencias significativas entre los dos métodos de parto.

Ana María Agar, inmunóloga de la Clínica Alemana, explica que, al pasar por el canal del parto, los bebés reciben un baño de millones de bacterias de sus madres. Por esta vía, estos microbios colonizan su cuerpo y se instalan en los órganos.

"En la cesárea, en cambio, el único contacto que tiene (el niño) es con la piel de la madre y todo lo que pueda estar en el ambiente, que pueden ser bacterias malas", dice la doctora sobre los hallazgos.

Field añade que estos también podrían explicarse por los antibióticos comúnmente recetados a las madres antes de una cesárea, los cuales podrían pasar al niño a través de la placenta y alterar el tipo de bacterias en su cuerpo.

Por otro lado, Field es enfático en que aún no se comprende cómo los microbios que adquieren los recién nacidos pueden impactar su salud después del nacimiento.

Según la doctora Agar, otros estudios han mostrado que bebés nacidos por este método tienen más alergias, independientemente de si los padres las padecen.

Sin embargo, los médicos aseguran que los hallazgos no debieran llevar a las mujeres a evitar una cesárea cuando esta es indicada.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba