Loader
Según investigaciones

Los mitos más comunes sobre el sueño comprometen el buen dormir y la salud

Que descansar cinco horas es suficiente, que los ronquidos son inofensivos o que tomar bebidas alcohólicas ayuda a quedarse dormido son algunas ideas extendidas que representan una amenaza para el organismo. Médicos explican las razones

  • Por El Mercurio / GDA
  • 17 ABR. 2019 - 09:48 AM
Photo
De acuerdo con la investigación, son muchos quienes creen que los ronquidos son inofensivos, cuando la realidad es que pueden ser un signo de apnea del sueño, según los especialistas. (Vladislav Muslakov / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

A pesar de que cada día las investigaciones científicas aportan más datos sobre el sueño, son varios los mitos que aún existen en torno a este tema. De hecho, algunos de los más populares en realidad son una amenaza para la salud.

Es lo que arrojan los resultados de un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, en el cual investigadores se pusieron la meta de identificar cuáles eran los mitos más extendidos sobre el sueño. 

Para ello, los científicos revisaron más de ocho mil sitios web con información periodística sobre los mitos más comunes en varias partes del mundo. Los resultados se publican hoy en la revista Sleep Health .

Los investigadores descubrieron, por ejemplo, que la creencia de que dormir cinco horas o menos es suficiente para los adultos es una de las que se repiten con mayor frecuencia.

"Hay una extensa evidencia que muestra que dormir cinco horas o menos de manera frecuente aumenta muchísimo la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares y muerte prematura", dice Rebecca Robbins, investigadora del departamento de salud pública del centro médico NYU Langone, de la Universidad de Nueva York, y autora principal del estudio.

"Es por eso que nosotros recomendamos, fuertemente, dormir de siete a ocho horas diarias", añade.

La doctora Julia Santín, neuróloga del Centro del Sueño de la Red de Salud UC Christus, concuerda. "Es un mito 100%. Es importante destacar que no son solo siete horas, sino que estas deben ser de sueño nocturno y de buena calidad. Esto significa de manera continua", añade Santín.

Los ronquidos

Otro mito común se relaciona con los ronquidos. De acuerdo con la investigación, son muchos quienes creen que estos son inofensivos, cuando la realidad es que pueden ser un signo de apnea del sueño, según los especialistas.

"Esto es súper importante. Es típico que las personas dicen 'durmió tan bien que hasta roncó'. Esto es un error. Los ronquidos son un factor de riesgo cardiovascular", asegura la doctora Santín.

"Se asocian a mayor frecuencia de arritmia y muerte súbita", añade la especialista. Esto tiene que ver, según explica, con que los ronquidos tienden a desencadenar presión arterial alta.

Los ronquidos también se asocian a deterioro cognitivo, añade la doctora Catalina Torres, neuróloga del centro del sueño de la Clínica Santa María. "Esto es multifactorial. Tiene que ver con que hay menor oxigenación y también con los microdespertares que estos provocan", explica.

Creer que el consumo de bebidas alcohólicas ayuda a dormir mejor es otra creencia muy extendida, según los resultados del estudio. Sin embargo, los autores aclaran que el alcohol reduce la capacidad del cuerpo para lograr un sueño profundo, el cual es necesario para funcionar correctamente.

La doctora Torres concuerda con ello. "Efectivamente, el alcohol da una sensación de somnolencia, pero la calidad del sueño es peor", dice.

De hecho, una investigación publicada este año, realizada por la Universidad de Sussex (Reino Unido), sugiere que abstenerse de consumir alcohol puede ayudar a dormir mejor. El trabajo, en el que participaron 800 voluntarios, arrojó que 71% de ellos observó mejoras en el sueño luego de pasar un mes sin tomar alcohol.

Por otro lado, los investigadores de la Universidad de Nueva York también hallaron que muchos consideran a la televisión u otro tipo de pantallas un buen aliado para conciliar el sueño. Esto pese a la creciente evidencia que indica lo contrario. "Exponerse a pantallas lumínicas baja la secreción de melatonina (una hormona que provoca sueño), lo cual es peor", dice la doctora Torres.

Lo mejor es volver a la antigua técnica de leer un libro. "Nunca exponerse a luz directa, sino a una lectura tradicional en papel", puntualiza.

El dormidor corto

Si bien es cierto que la recomendación general de los médicos es dormir siete horas diarias, estos son enfáticos en que hay una excepción: los dormidores cortos. Según explican, son aquellas personas que pese a dormir poco todos los días demuestran funcionar correctamente. Para detectar esta condición no existe una prueba médica.

"¿Cómo saber que lo eres? Bueno, si la persona duerme cinco horas o menos todos los días, incluyendo fines de semana, y está de buen ánimo y con buen rendimiento, puede ser un dormidor corto", dice la doctora Santín.

De acuerdo con los especialistas entrevistados, se cree que menos del 10% de la población presenta esta condición.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba