Loader
Identifica cualquier cambio en los lunares del cuerpo

Los tratamientos para combatir el melanoma

Si el melanoma es reconocido y tratado en una etapa tempran casi siempre es curable, por lo que la detección temprana es de suma importancia

Photo
La mayoría de los melanomas son negros o marrones, pero también pueden ser de color piel, rosa, rojo, púrpura, azul o blancuzcos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En los pasados días mucho se ha hablado del melanoma cutáneo, que es el cáncer de piel menos común, del que padece la ex Miss Universo Dayanara Torres. Luego del hecho de que la beldad boricua revelara la noticia a través de la red social Instagram y llevara el mensaje de que las personas se cuiden y velen por su salud, ha provocado una genuina preocupación en las personas en cuanto a este padecimiento, que se desarrolla cuando ocurren daños al ADN de las células de la piel.

Estos daños son mayormente causados por la exposición a la radiación ultravioleta de la luz solar o de las camas de bronceado y desencadena mutaciones (defectos genéticos) que hacen que las células de la piel se multipliquen rápidamente y formen tumores malignos. Estos tumores se originan en los melanocitos productores de pigmento en la capa basal de la epidermis. 

Cabe destacar que en Puerto Rico se diagnostican alrededor de 100 casos de melanoma nuevos al año, con una edad promedio de 60 años. La localización mas común en las mujeres son las extremidades inferiores y en los hombre el tronco. 

De acuerdo con la dermatóloga Sheila M. Valentín-Nogueras, clínicamente los melanomas a menudo se parecen a los lunares y algunos (aproximadamente el 30%)  se desarrollan a partir de lunares. La mayoría de los melanomas son negros o marrones, pero también pueden ser de color piel, rosa, rojo, púrpura, azul o blancuzcos.

"Si el melanoma es reconocido y tratado en una etapa temprana casi siempre es curable, pero si no lo es, el cáncer puede avanzar y extenderse a otras partes del cuerpo, haciéndolo mas difícil de tratar y en ocasiones fatal. Es por esto que la detección temprana es de suma importancia", recalca la subespecialista en Cirugía Micrográfica de Mohs para cáncer de piel, quien insta a conocer bien nuestra piel y así poder identificar cualquier cambio en los lunares del cuerpo.

Los ABCDE del melanoma:

  • asimetría
  • bordes (irregulares)
  • color (variedad de colores)
  • diámetro (> 6mm, o la goma de un borrador)
  • evolución (cualquier cambio en tamaño, forma, color, elevación u otro síntoma nuevo como sangrado, picazón o formación de costras)

Tratamientos

De acuerdo con las guías de la Academia Americana de Dermatología, la dermatóloga informa que la modalidad de tratamiento primario para el melanoma cutáneo es la excisión quirúrgica con el objetivo principal de lograr márgenes (bordes) libres de tumor y de esta manera prevenir la recurrencia local debido a tumor persistente.

"La escisión quirúrgica estándar consiste en remover un margen amplio de tejido de aspecto saludable alrededor de la lesión, ya que es imposible determinar a simple vista hasta qué punto se extiende el melanoma. Luego, la muestra de tejido extirpado se envía a un laboratorio externo para determinar si permanecen o no células cancerosas en los bordes", explica la también catedrática asociada y directora de Cirugía de Mohs, del Departamento de Dermatología de la Universidad de Puerto Rico.

"En los últimos años, la cirugía Micrográfica de Mohs, considerada la técnica más eficaz para el tratamiento de carcinomas de células basales y carcinomas de células escamosas (los dos cánceres de piel más comunes), se utiliza cada vez más como una alternativa a la escisión estándar", apunta.

El espesor o grosor del melanoma (Breslow thickness), medido en milímetros se considera uno de los factores más importantes para predecir la progresión de la enfermedad. Cuanto más delgado o fino es el melanoma, mayor será la posibilidad de curación con la escisión. 

"Cuando el melanoma no es detectado en una etapa temprana, se convierte más profundo y aumenta el riego de metástasis- que se riegue a los nódulos linfáticos y otros órganos. Ya en este estadio, el tratamiento consiste de resección (extirpación total o parcial) de los nódulos linfáticos afectas y/o quimioterapia.  Afortunadamente, el la ultima década se han desarrollado un sin numero de tratamientos de quimioterapia e inmunoterapia que han hecho que el tratamiento del melanoma sea uno mucho mas prometedor, aun en sus etapas avanzadas", dijo Valentín-Nogueras.

Factores de riesgo para el desarrollo de melanoma cutáneo: 

  • Las quemaduras solares con ampollas en la infancia particularmente aumentan el riesgo, pero de las quemaduras solares en el futuro y la exposición a los rayos UV cumulativa, también pueden ser factores.
  • El uso de lámparas de bronceado. 
  • Personas con 50 o más lunares, o con lunares atípicos (“dysplastic nevi”).
  • Cabello rojo o rubio, ojos azules o verdes, y/o una tez clara.
  • Dos familiares inmediatos (padres, hijos, hermanos) que hayan tenido melanoma.
  • Historial personal de melanoma (diagnóstico previo de melanoma).
  • Historial personal de cáncer de piel no melanoma (diagnóstico de carcinoma basocelular o carcinoma espinocelular)
  • Un sistema inmune comprometido como resultado de la quimioterapia, trasplante de órganos, o enfermedad (ejemplo: VIH, linfoma). 

Referencias:
Valentin S, Sanchez J, Figueroa L, et al. Epidemiology of melanoma in Puerto Rico, 1987-2002. PRHSJ, 2007;26(4): 343-348.
Valentín-Nogueras SM, Brodland DG, Zitelli JA, et al. Mohs Micrographic Surgery Using MART-1 Immunostain in the Treatment of Invasive Melanoma and Melanoma In Situ.  Dermatol Surg. 2016; 42 (6): 733-44.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba