Loader
Mejora la calidad de vida sin efectos secundarios

Medicamento puede ayudar a controlar náuseas y vómitos en pacientes con cáncer avanzado

La olanzapina, un medicamento genérico que se emplea en el tratamiento de afecciones nerviosas, también puede ayudar a controlar bien náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 25 MAY. 2020 - 08:38 AM
Photo
Los científicos estudiaron a quienes sufrían graves problemas de náusea y vómito pese a no haber recibido últimamente quimioterapia ni radioterapia. (Freepik)
  • Compartir esta nota:

La olanzapina es un medicamento genérico que se emplea en el tratamiento de afecciones nerviosas, emocionales y mentales, pero que, en los pacientes con cáncer avanzado, también puede ayudar a controlar bien náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia. Ese fue el descubrimiento de un estudio publicado el recientemente en JAMA Oncology.

Así lo explicó el doctor Charles Loprinzi, oncólogo médico de Mayo Clinic, quien dirigió el estudio, en conjunto con el doctor Rudolph Navari, de la Universidad de Alabama en Birmingham.

“La mayoría de las personas está muy al tanto de que quienes reciben quimioterapia sufren de náuseas y vómitos, pero poco saben respecto a los graves problemas de los pacientes con cáncer avanzado con náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia”, explica el doctor Loprinzi.

Los doctores Loprinzi y Navari encontraron pocos estudios acerca de náusea y vómitos no relacionados con la quimioterapia en pacientes con cáncer avanzado, por lo que decidieron llevar a cabo un ensayo clínico.

Ambos colegas, junto a otros colaboradores, realizaron un ensayo aleatorio y controlado con placebo en 30 pacientes con cáncer avanzado, quienes sufrían graves problemas de náusea y vómito pese a no haber recibido últimamente quimioterapia ni radioterapia. Los investigadores asignaron aleatoriamente a los pacientes para recibir a diario una dosis baja de olanzapina o un placebo. Ni los participantes en el ensayo ni los profesionales médicos sabían quiénes recibían olanzapina o placebo.

El primer día del estudio y antes de empezar con la administración de los medicamentos, los participantes calificaron la náusea que sintieron en las últimas 24 horas mediante una escala del 0 al 10, en la que 0 corresponde a nada de náusea y 10 a la peor posible. Los participantes continuaron calificando la náusea a diario, aproximadamente a la misma hora del día, durante todo el estudio.

Cuando se sacaron a la luz todos los datos del estudio, el equipo investigativo observó que el primer día del estudio, los 30 participantes calificaron las náuseas entre 8 y 10 sobre 10. Después de una semana y un día, los 15 pacientes que recibieron placebo todavía calificaron a la náusea entre 8 y 10 sobre 10. En cambio, los 15 pacientes que recibieron olanzapina calificaron a la náusea entre 2 y 3 sobre 10 después del primer día, y entre 0 y 3 sobre 10 al cabo de una semana. Consecuentemente con esto, los pacientes informaron menos vómito, mejor apetito y más bienestar. Ninguno de los pacientes que participaba en el ensayo y recibía olanzapina informó sobre eventos adversos.

“La administración de 5 miligramos de olanzapina diarios durante 7 días mejoró notoriamente la calidad de vida y sin efectos secundarios. Además, como medicamento genérico, también es relativamente asequible, pues la provisión para un mes suele costar alrededor de 10 a 15 dólares”, señala el doctor Navari.

“Actualmente, las pautas para controlar las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer avanzado no especifican ningún medicamento como considerablemente mejor que muchos otros fármacos, pero creemos que se puede tomar a estos resultados como una buena práctica para el tratamiento de la náusea y el vómito en los pacientes con cáncer avanzado”, concluye el doctor Loprinzi.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba