Loader
Medida preventiva

Misión: cambiar vidas, mamografía a mamografía

La radióloga Eva Cruz Jové ha realizado más de un millón de mamografías y, en el trayecto, ha logrado cambiar la vida de miles de mujeres

Photo
La mamografía es el mejor estudio para detectar las microcalcificaciones, que son la forma más temprana en la que se puede ver el cáncer de seno. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Cada día, cinco mujeres son diagnosticadas con cáncer de seno en Puerto Rico, según datos de la organización Susan G. Komen. Sin embargo, aunque alarmante, la cifra llama la atención a la importancia de la mamografía como prueba de cernimiento y su capacidad de identificar el cáncer de mama en etapas tempranas.

Y, si alguien conoce cómo una mamografía puede cambiar una vida es Eva Cruz Jové, radióloga especializada en imágenes de la mujer y quien, por aproximadamente 20 años, ha logrado impactar a miles de mujeres con un diagnóstico certero del cáncer que ocupa el primer lugar de incidencia entre las féminas de la isla.

Photo
Doctora Eva Cruz Jové

A su haber ya suman más de un millón de mamografías -unas 75,000 de ellas gratuitas- y el logro ha resultado ser tan emocionante como aleccionador para esta mujer que ha hecho de su trabajo una misión de amor y de vida.

“Llevamos casi 20 años haciendo imágenes dedicadas a la mujer y ha sido un privilegio y un honor que Dios me haya dado la oportunidad de poder cambiar la trayectoria de vida a muchas mujeres”, explica emocionada la especialista, quien recalca que este logro implica que son muchas las mujeres que han recibido cernimiento para cáncer de seno, lo que supone un gran avance en la prevención y en su impacto en la calidad de vida, no solo de las mujeres, sino también de sus familias.

“Ese número nos ayuda a saber que muchas mujeres se están haciendo sus pruebas de cernimiento, que están previniendo y haciéndose los estudios de mamografía, que es lo que todo el mundo desea”, resalta, al agregar que la mamografía realizada según las recomendaciones puede detectar el cáncer de seno en una etapa bien temprana.

“Nuestra meta es detectar el cáncer cuando no es palpable, cuando no es clínicamente evidente y eso solamente se puede hacer por imágenes, en este caso una mamografía”, aclara, mientras aduce que la meta principal es identificar ese cáncer cuando solo mide milímetros, o, mejor aún, cuando se manifiesta como microcalcificaciones.

De acuerdo con la doctora Cruz Jové, la mamografía es el mejor estudio para detectar las microcalcificaciones, que son la forma más temprana en la que se puede ver el cáncer de seno. Si se detecta de esa manera, en un 95 a 98% de las veces, la paciente se va a curar de la condición, evitando los tratamientos más invasivos y sus repercusiones físicas y emocionales.

La radióloga explica que -si bien las recomendaciones del United States Preventive Services Task Force (USPSTF) llaman a realizar una mamografía cada dos años- luego de los 55 años, en la isla es común que se realice la mamografía anual luego de los 40.

Explica que “ha habido varios debates en la historia sobre las recomendaciones de mamografía, pero siempre decimos que debe ser anual, luego de los 40 años, si no tienes historial familiar de línea directa, ya sea mamá, hermana o hija”, advierte a la vez que enfatiza que numerosas organizaciones médicas y de derechos de los pacientes han cabildeado para que se mantenga esta práctica.

Aunque para la radióloga en la isla se cumplen las metas de cernimiento para el cáncer de mama, todavía existen algunos retos que se deben examinar. Muchos de estos, resalta, se hicieron más evidentes tras el paso de los huracanes Irma y María, y persisten al día de hoy. Menciona, por ejemplo, el mantenimiento de los estándares de servicio y calidad, así como el acceso a los servicios para las pacientes que se encuentran fuera del área metropolitana, como es el caso de aquellas que viven en el interior del país, o en las islas municipio de Vieques y Culebra, donde no tienen acceso a centros radiológicos. La especialista señala que, si bien ha logrado llegar a estos lugares con la unidad móvil, todavía no es suficiente. En este aspecto, las alianzas han logrado ser fundamentales para proveer los servicios a las comunidades más desventajadas.

“Las alianzas permiten grandes cosas. Uno tiene que crecer y hacer crecer a otros”, afirma con convicción, al mencionar que al unir esfuerzos con otras organizaciones las pacientes pueden recibir los servicios y el apoyo que necesitan.

La doctora Cruz Jové acepta que son muchos los casos que le han tocado profundo y que tienen un lugar especial en su memoria y en su corazón. Y es, precisamente, la convicción de que su trabajo es una misión de vida la que marca sus planes de futuro. 

“¿Qué quisiera hacer en el futuro? Quisiera tener o colaborar con una fundación que pudiera proveer servicios a pacientes médico-indigentes o sin plan médico. Ese sería mi proyecto”, explica sobre su deseo de establecer un centro radiológico donde, no importa si el paciente tenga o no plan médico, pueda realizarse las pruebas de cernimiento.

“Ya sea un charity o una fundación,  es algo que la isla se merece. Sería bien gratificante para mí poder llegar a comunidades que no son tan beneficiadas”, recalca sobre lo que  visualiza como una evolución lógica de su trabajo. 

Cruz Jové hace un llamado a las féminas para que tomen control de su salud y se realicen las pruebas de cernimiento, no solo para cáncer de seno, sino también para el  cervical, el de útero y el de ovario. Además, invita a las personas a participar de Race for the Cure, la principal iniciativa de recaudación de fondos de Susan G. Komen, que se llevará a cabo el domingo, 7 de abril, en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot. 

“Haciendo un registro o estando físicamente allí apoyan a las mujeres y a las entidades que dan acceso a terapias, cirugías y a muchas cosas que estas fundaciones hacen que tal vez no son tan visibles, pero que se están dando como obras”, recalca.

Datos

  • Según información del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, el cáncer de seno es el tipo de cáncer más diagnosticado en las mujeres de Puerto Rico. 
  • Las personas diagnosticadas con cáncer de seno tienen mejor probabilidad de sobrevivir la condición si la misma es detectada y tratada en etapas tempranas. 
  • En la actualidad, la mamografía es el mejor instrumento disponible para la detección el cáncer de seno en sus primeras etapas, cuando las probabilidades de supervivencia son más altas. 
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba