Loader
Toma el control

Nueva evidencia confirma que perder peso es clave para controlar la diabetes tipo 2

Un estudio que por tres meses pidió a un grupo de pacientes consumir 800 calorías al día concluyó que al cabo de un año, manteniendo un peso estable, la enfermedad incluso podía entrar en remisión

  • Por El Mercurio / GDA
  • 09 MAR. 2019 - 07:00 AM
Photo
Un estudio reciente destacó los beneficios del ejercicio en la prevención y mitigación de los síntomas de la diabetes tipo 2. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Una dieta baja en calorías ayuda a las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 a atenuar los síntomas del trastorno, sugiere un estudio desarrollado por investigadores de las universidades de Newcastle y Glasgow, en el Reino Unido. En concreto, los académicos concluyeron que pacientes que por tres meses consumieron cerca de 800 calorías al día y que luego continuaron preocupados de mantener un peso estable, lograron controlar y hasta remitir esta enfermedad.

"Los resultados desafían aún más la percepción de que la diabetes tipo 2 es una condición de por vida para todas las personas diagnosticadas con ella", comentó Elizabeth Robertson, directora de investigación de Diabetes UK, el organismo que financió este estudio.

Solo sopas y batidos

En su investigación, los académicos siguieron por dos años a 306 pacientes de entre 25 y 65 años diagnosticados con diabetes tipo 2. Durante 12 a 30 semanas, una parte de ellos debió seguir una dieta basada exclusivamente en sopas y batidos. Y aunque no se especifica el contenido de ellos -Diabetes UK indica que cada dieta se fue adaptando según la persona-, sí se menciona que luego de terminar este primer régimen, una dieta a base de verduras y proteínas fue clave para no subir los hasta 10 kilos que bajó cada persona en ese primer período.

Tras un seguimiento de un año, se vio que 46% de las personas que siguieron este régimen habían entrado en remisión, cifra mayor a la de pacientes que recibieron un tratamiento estándar, lo que incluía el consumo de medicamentos. En este caso, solo 4% mostró niveles normales de glucosa en la sangre.

"Esto entrega nueva evidencia de que uno de los factores de riesgo para desarrollar diabetes es el aumento de peso: hay una directa relación entre ser obeso y tener diabetes", comenta Ana Claudia Villarroel, diabetóloga de Clínica Santa María. "También muestra que la baja de peso y una alimentación saludable pueden mitigar los efectos de la enfermedad", agrega.

En casos más graves, el trastorno puede llevar a complicaciones graves que incluyen amputaciones, problemas visuales y enfermedades cardíacas. "En diabetes se ha descrito una cosa que se llama memoria metabólica, que tiene relación con cómo uno se controla los primeros años después del diagnóstico. Eso va a marcar la calidad de vida cuando ya se tengan 10, 20 o 30 años de diabetes", indica Villarroel, quien advierte que, como regla general, evitar los alimentos procesados es una pieza fundamental para mantenerse sano.

Entrenamiento de resistencia

Otro estudio publicado ayer en la revista Diabetes & Metabolism Research and Reviews -desarrollado por investigadores asociados a los hospitales de las universidades de Medicina de Guanxi y de Medicina China de Nanjing- destaca los beneficios del ejercicio en la prevención y mitigación de los síntomas de la diabetes tipo 2.

Tras seguir a 172 personas de entre 55 y 75 años diagnosticadas con prediabetes, los investigadores vieron que los entrenamientos de resistencia, como el levantamiento de pesas, eran el ejercicio más efectivo para prevenir este trastorno.

En el caso de personas mayores o con dificultades motoras que quieran poner en práctica este tipo de entrenamiento, la médico Ana Claudia Villarroel recomienda visitar a un kinesiólogo. "Pueden generar una buena rutina, buscando algún tipo de ejercicio parecido a los de resistencia, pero adaptado".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba