Loader
Es el responsable de alrededor del 80 a 90% de los casos

Patología pulmonar en alza afecta de peor manera a las mujeres

Las cifras mundiales muestran cada vez más mujeres con el diagnóstico de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, un fenómeno que va de la mano con el consumo de tabaco

  • Por El Mercurio / GDA
  • 27 MAY. 2019 - 06:30 AM
Photo
En Estados Unidos, las mujeres ya representan el 50% del total de casos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sigue siendo una gran desconocida para la mayoría de la población. Y en la mirada de los médicos especialistas, es mejor ponerle atención pronto: la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, de aquí a 10 años, será la cuarta causa de muerte en el mundo.

Ahogo o disnea, tos crónica y un rápido cansancio durante actividades cotidianas, como caminar o subir una escalera, son las primeras señales de este problema, que se caracteriza por una obstrucción bronquial progresiva e irreversible que se comienza a manifestar pasados los 40 o 50 años.

"Lo que preocupa es que su prevalencia va en aumento, en especial entre las mujeres", dice la doctora Laura Mendoza, neumóloga. Aunque sigue siendo más frecuente en hombres (70% del total de pacientes), las cifras mundiales muestran cada vez más mujeres con el diagnóstico, un fenómeno que va de la mano con el consumo de tabaco: es el responsable de alrededor del 80 a 90% de los casos.

Peor calidad de vida

El problema es que el impacto de la EPOC no es el mismo. Un estudio divulgado en la Conferencia Internacional de la Sociedad Torácica Americana, en Dallas, Estados Unidos, donde las mujeres ya representan el 50% del total de casos, advierte que, en comparación con los hombres, ellas presentan más discapacidad respiratoria, síntomas más exacerbados y peor calidad de vida.

"En mi experiencia en la consulta, las pacientes suelen estar, en promedio, en peores condiciones que los hombres", ratifica Paula Barcos, médico broncopulmonar y especialista en neumología intervencionista de la Clínica Santa María. "Se ha descrito anteriormente que las mujeres tienen una menor capacidad de defensa frente a la EPOC, por diferentes razones".

Entre ellas, se considera que el cambio hormonal tras la menopausia les juega en contra. Por otro lado, "como tenemos menos musculatura y menor capacidad física, eso puede incidir en más ahogos. Y esa dificultad respiratoria puede que se note más, porque las mujeres suelen hacer más cosas durante el día", comenta Barcos.

En el trabajo que presentó la doctora Allison Lambert, de la U. de Washington, se destaca otra desventaja femenina: el riesgo de desarrollar EPOC es mayor incluso fumando menos cigarrillos y durante menos años que los hombres.

"Entre los 1,832 pacientes evaluados, el 42% eran mujeres con una edad promedio de 65 años. Ellas reportaron al menos ocho años menos como fumadoras que los hombres".

Para complicar el panorama, el diagnóstico en las mujeres tarda más.

"Todavía se sigue pensando en EPOC como una patología masculina, o se confunde con asma", comenta la doctora Mendoza. Identificar tarde el problema retrasa su tratamiento.

"El daño pulmonar no se recupera, pero hay intervenciones que ayudan a disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida", agrega la especialista.

Dejar de fumar es la primera medida. A eso se suman ejercicios de rehabilitación pulmonar, uso de inhalador y vacunas para evitar crisis. "Estas se pueden dar en forma espontánea o por exposición a virus, a contaminación o humo. Cada crisis deteriora la función pulmonar y muchas requieren hospitalización", comenta la doctora Barcos, quien agrega que en casos severos también existen tratamientos endoscópicos, a través de la tráquea y los bronquios, para mejorar el flujo de aire.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba