Loader
Según investigación

Perder el 10% del peso a tiempo podría detener la diabetes tipo 2

Quienes logran bajar algunas libras de más en los primeros cinco años después del diagnóstico tienen más probabilidades de que desaparezcan los síntomas y signos de la enfermedad

  • Por El Tiempo / GDA
  • 03 OCT. 2019 - 07:00 AM
Photo
Cuando adelgazamos, disminuye también la resistencia a la insulina, que es la causante de la diabetes tipo 2. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Una nueva investigación supone una esperanza para quienes han sido diagnosticados recientemente con diabetes tipo 2. Y es que los hallazgos de un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge (Inglaterra) sugieren que una pérdida de peso modesta permite recuperarse de esta enfermedad sin intervenciones intensas de estilo de vida o una dieta con restricciones extremas de calorías. Esto, siempre que se actúe a tiempo.

El grupo de investigadores analizó los casos de 867 personas de entre 40 y 69 años con diabetes tipo 2 recién diagnosticada. Así, encontraron que 257 de ellas, es decir, el 30%, habían entrado en remisión a los cinco años de seguimiento y después de perder peso. Esto quiere decir que sus síntomas habían desaparecido, como si nunca hubieran estado enfermos.

Después de realizar una serie de análisis, el grupo investigador descubrió que todas las personas que lograron una pérdida de peso del 10% o más en los primeros cinco años después del diagnóstico tenían más del doble de probabilidades de entrar en remisión, al igual que el 30% de los participantes. Esto, en comparación con quienes mantuvieron el peso.

Los investigadores, cuyos hallazgos se publicaron ayer en la revista Diabetic Medicine, llegaron a esta conclusión después de analizar los exámenes médicos de los participantes.

No es la cura
Patricia Gómez, diabetóloga del Servicio de Endocrinología y Diabetes del Hospital Clínico Universidad de Chile, aclara que la remisión de la enfermedad no significa su cura.

"Muchos creen que si adelgazan no van a necesitar medicamentos porque no tienen diabetes, y esto no es así, pero sí es una atenuación de la enfermedad en la que desaparecen los síntomas y signos, y se mantiene el control médico", comenta la especialista.

Gómez cree que los hallazgos del estudio están dados por cambios metabólicos que ocurren a raíz de la baja de peso. "Cuando adelgazamos, disminuye también la resistencia a la insulina, que es la causante de la diabetes tipo 2, y esto ocurre porque disminuimos la lipotoxicidad, que es la grasa que no deja funcionar a las células encargadas de producir insulina", explica.

La baja de peso podría funcionar incluso para pacientes con obesidad mórbida, algo que, según dice, lo demuestra la práctica médica.

"Uno ve que el paciente con sobrepeso y hasta obesidad mórbida mejora su control metabólico con una baja del 10% o más", asegura Gómez.

En las personas delgadas con la enfermedad, en cambio, la composición corporal suele ser más importante que la baja de peso. "Puede ser que necesiten aumentar su porcentaje de músculo y bajar el de grasa, por ejemplo".

Catalina Heusser, nutrióloga y diabetóloga de la Red de Salud UC Christus, añade que actuar a tiempo es importante porque el páncreas - que produce insulina y se ve afectado en la diabetes- tiene más posibilidades de recuperarse.

"Se sabe que cuando los exámenes para diagnosticar la diabetes están alterados, es porque los problemas metabólicos empezaron diez años atrás y nos queda la mitad de la capacidad de producir insulina".

Por lo tanto, dice Heusser, mientras más rápido se actúe, más posibilidades hay de controlar la enfermedad porque hay una parte del cuerpo que aún puede trabajar para producirla.

Epidemia mundial

La diabetes se ha convertido en uno de los principales problemas de salud de este siglo y se la considera una epidemia mundial, según la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba