Loader
Recomendaciones

Profesionales de la salud se unen para controlar enfermedades transmitidas por animales

Estas son conocidas como “zoonósis” y habitan a nuestro alrededor en donde vivimos, donde viajamos, qué comemos y hasta qué tiramos a la basura

  • Por Salomé Ramírez Vargas / Especial para Por Dentro
  • 12 NOV. 2019 - 07:00 AM
Photo
La mejor manera de prevenir el contagio es lavarse las manos cada vez que haya contacto con un animal o con objetos que estuviesen expuestos a ellos. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Durante la última década, la relación entre los seres humanos y los animales se convirtió en el centro de atención de profesionales de la salud. Esto, porque según la tendencia global de enfermedades humanas emergentes, 75% de estas son de origen animal.

Con el fin de atender la necesidad de prevención en la isla, la Asociación de Médicos Cirujanos y el Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico se unieron en la iniciativa mundial de “One Health”, que busca atar ambas disciplinas para informar sobre los factores de riesgo.

El médico veterinario y presidente del Comité de “One Health”, Armando Burgos, dijo a Por Dentro que era importante reconocer que la relación entre la salud humana con los animales y el medio ambiente comienza desde los hogares en la interacción con las mascotas, hasta en las áreas de juego de los niños, donde animales realengos podrían dejar excreta que expondría a los menores a adquirir un parasito.

Estas enfermedades animales que son transmisibles a los humanos son conocidas como “zoonósis” y habitan a nuestro alrededor en donde vivimos, donde viajamos, qué comemos y hasta qué tiramos a la basura. El doctor Burgos presentó como ejemplo que algunos lugares remotos que antes eran habitados por animales ahora son ocupados por los seres humanos, lo que provocó que los animales se movieran de lugar y transportasen consigo virus que antes no representaban un peligro para otras especies.

“El problema es que su severidad es alta. Están, por ejemplo, el ébola y la influenza, estos tipos de virus que a lo mejor en el día a día uno no se escucha mucho de ellas porque están bajo control; pero de momento tú estás en un lugar donde hay muchos pollos, a lo mejor hubo casos de influenza que puedas adquirir y te montas en un avión, pues te lo llevas a otro lugar”, advirtió.

Además, señaló que la mejor manera de prevenir el contagio es lavarse las manos cada vez que haya contacto con un animal o con objetos que estuviesen expuestos a ellos; así como vacunar a las mascotas y examinarlas profesionalmente.

El médico veterinario resaltó como relevante estar atentos a lo siguiente:

  1. Esta condición es propia de nuestra zona por la presencia de mangostas que pueden infectar a otros animales. Sus síntomas más comunes son cambios neurológicos que influencian el comportamiento. Para adquirir rabia el contacto debe ser directo con el animal.
  2. Comúnmente transmitida por la orina de roedores y de no ser tratada a tiempo puede ser fatal. Por sus síntomas generales como dolor en cuerpo y fiebre, se suele fallar en el diagnóstico.
  3. Se presenta en forma de virus y puede ser transmitido a través de pájaros que migran y llevan con ellos la enfermedad.
  4. Suele venir de gallinas o reptiles que son utilizados como alimento y que al estar contaminados con la bacteria causa problemas gastrointestinales.
  5. Transmitida a través del rasguño de gatos contagiados con la bacteria y que causa infección en la piel.

Las poblaciones más vulnerables a contraer estas condiciones son aquellas que tienen un sistema inmune poco desarrollado como pacientes de cáncer o de VIH, así como niños y personas mayores.

Finalmente, identificó que en Puerto Rico el principal reto es asegurarse que haya disponibilidad de información y que se utilicen los recursos veterinarios que están expuestos en el día a día a estas enfermedades. “Aunque en la isla podemos estar muy bien en ciertas cosas, todo lo que toma es un pasajero que esté enfermo”, concluyó.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba