Loader
¿Se puede prevenir?

¿Qué es el cáncer de ovario?

La actriz mexicana Edith González falleció "tras un súbito deterioro de salud" víctima de un cáncer de ovarios que le fue detectado hace años

  • Por Servicios Combinados
  • 13 JUN. 2019 - 5:12 PM
Photo
La actriz Edith González falleció a los 54 años. (El Universal / GDA)
  • Compartir esta nota:

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el cáncer de ovario es un grupo de enfermedades que se originan en los ovarios o en las áreas vinculadas de las trompas de Falopio y el peritoneo.

“Con frecuencia, el cáncer de ovario presenta signos y síntomas, por lo que es importante que conozcas tu cuerpo para identificar qué condiciones son normales para ti”, explican los CDC. Aunque la causa de los síntomas puede ser otra afección diferente al cáncer, la única forma de saberlo es consultar con un profesional de la salud.

Algunas mutaciones (cambios en los genes) pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de ovario. Las mutaciones en los genes 1 y 2 de predisposición al cáncer de mama (BRCA1 y BRCA2) y aquellas asociadas al síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis) aumentan el riesgo de cáncer de ovario.

Los cánceres de ovario se presentan en una variedad de diferentes tipos de tumores. El tipo de tumor más común es el carcinoma seroso de alto grado, que ocurre en cerca del 70% de los casos de cáncer de ovario.

En Puerto Rico, datos del Registro Central de Cáncer y del Centro Comprensivo de Cáncer para los años 2011 al 2015 estiman que 1 de cada 105 mujeres que nazcan en la isla hoy podría ser diagnosticada con cáncer de ovario en algún momento de su vida. Aunque las tasas de incidencia y mortalidad se han mantenido estables, el cáncer ocupa el séptimo lugar entre las causas de muerte por cáncer en la isla.

Factores de riesgo

Si bien no existe manera se saber a ciencia cierta quién puede desarrollar este tipo de cáncer, la mayoría de las mujeres que lo desarrollan no presentan un perfil de alto riesgo. Sin embargo, varios factores pueden aumentar el riesgo de una mujer de padecerlo:

  • Ser una mujer de mediana edad o mayor.
  • Tener familiares cercanos (como madre, hermana, tía o abuela) maternas o paternas que hayan tenido cáncer de ovario.
  • Tener una mutación genética (anomalía) llamada BRCA1 o BRCA2 o una mutación genética asociada con el síndrome de Lynch.
  • Haber tenido cáncer de mama, de útero o colorrectal.
  • Ser descendiente de judíos (asquenazí) de Europa oriental.
  • Tener endometriosis (una afección en la que el tejido que recubre el útero crece en otras partes del cuerpo).
  • No haber tenido hijos o haber tenido dificultad para quedar embarazada.
  • De igual manera, algunos estudios indican que las mujeres que toman estrógeno solo (sin progesterona) durante 10 años o más pueden tener un aumento del riesgo de cáncer de ovario.

¿Se puede prevenir?

Aunque los CDC señalan que no hay una manera precisa de prevenir el cáncer de ovario, los siguientes factores están asociados a un menor riesgo:

  • Haber tomado píldoras anticonceptivas por cinco años o más.
  • Haberse sometido a procedimientos quirúrgicos de ligadura de trompas (ligadura tubárica), extirpación de ovarios o histerectomía (operación en la que se extirpa el útero y en ocasiones el cuello uterino).
  • Haber dado a luz.
  • Lactancia materna. Algunos estudios indican que las mujeres que dan de mamar durante un año o más pueden tener un riesgo moderadamente menor de presentar cáncer de ovario.

Es importante que las mujeres discutan con su médico si algunas de estas acciones pueden ayudar a reducir las probabilidades de contraer cáncer de ovario, pues no siempre se recomiendan a todas las mujeres.

Síntomas

  • Sangrado o secreción vaginal (en especial si ya ha pasado la menopausia) que no es normal para usted.
  • Dolor o presión en el área pélvica.
  • Dolor abdominal o de espalda.
  • Sensación de hinchazón.
  • Sensación de llenura muy rápida o dificultar al comer.
  • Cambios en sus hábitos de ir al baño, como necesidad de orinar con mayor frecuencia o urgencia y/o estreñimiento.

¿Cómo se detecta?

Los CDC explican que no se dispone de métodos sencillos ni confiables para detectar el cáncer de ovario en las mujeres que no presentan signos ni síntomas. Recomiendan que las mujeres:

  • Conozcan su cuerpo para que puedan identificar las condiciones normales para ellas.
  • Si observan algún cambio en su cuerpo que no es normal en y que puede ser un signo de cáncer de ovario, que hable con su médico.

En caso de que se presente alguno de los siguientes factores, la mujer debe preguntarle a su médico si se le debe practicar alguna prueba diagnóstica específica como un examen rectovaginal pélvico, una ecografía transvaginal o una prueba de sangre CA-125 si tiene signos o síntomas de cáncer de ovario de origen desconocido. Estas pruebas algunas veces ayudan a detectar o descartar el cáncer de ovario.

Cómo se trata

Por lo general, el tratamiento para el cáncer de ovario es una combinación de cirugía y quimioterapia.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba