Loader
Conoces cuáles son

Recoger las heces de los animales evita el contagio de enfermedades

Con más tiempo al aire libre durante la época veraniega, se levanta una voz de alerta a la población para que recojan las heces de los animales al sacarlos a pasear en lugares públicos y prevenir el contagio de ciertas enfermedades

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 03 JUL. 2019 - 11:11 AM
Photo
Para prevenir el contagio de ambas enfermedades, se recomienda a todos los ciudadanos que al sacar su mascota a un lugar público y recoja cualquier material fecal que pueda emitir esta. (Justin Veenema / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Pasear a las mascotas es una actividad común y necesaria que, en un clima como el nuestro, es práctica y saludable, tanto para el animal como para su dueño.

Sin embargo, en el paseo, es común que las mascotas hagan sus necesidades, por lo que todo dueño responsable debe recoger los desechos y disponerlos adecuadamente. Además de ser una acción de sentido común y civismo, también es un acto de salud pública.

Por ello, el doctor Rafael Rodríguez, secretario de Salud de Puerto Rico, alertó a la población de la isla a recoger las heces de los animales al sacarlos a pasear en lugares públicos, para prevenir el contagio de enfermedades como la larva migrans cutanea y la criptospridiosis.

Según explicó Rodríguez mediante un comunicado de prensa, al pasear a los animales domésticos en lugares públicos, sobre todo en parques, playas y ríos, se debe recoger la excreta de estos, pues podría causar varias enfermedades al estar en contacto con la piel humana.

Rodríguez explicó que la larva migrans cutanea es causada por la presencia de larvas de nematodos o gusanos en las capas superficiales y/o profundas de la piel, y constituye uno de los padecimientos de la piel de origen zoonótico, o sea, transmitidos por animales.

Esta enfermedad es más frecuente en zonas tropicales y subtropicales.

Por su parte, Mayra Toro, secretaria auxiliar de Salud Ambiental, especificó en el comunicado que "esta infección es adquirida cuando la piel entra en contacto con suelos contaminados con excremento de perros y gatos realengos".

"La enfermedad provoca síntomas como picor fuerte y lesiones en la piel que normalmente desaparecen entre 2 a 8 semanas. Sin embargo, una vez la persona se contagia, debe buscar atención médica de inmediato. Los lugares más comunes donde se encuentran estos parásitos son las playas, donde habitan o se pasean estos animales", abundó.

De otro lado, la criptosporidiosis es una enfermedad intestinal producida por un parásito microscópico llamado Cryptosporidium, y se contrae al ingerir el organismo.

"Cuando un niño traga agua, por ejemplo, de las piscinas o la playa esto es un factor de riesgo, ya que algún animal pudo defecar ese cuerpo de agua y contaminarlo", explicó Toro.

Los síntomas de esta enfermedad pueden ser diarreas, dolores abdominales, náuseas, vómitos, fiebre, dolor de cabeza y pérdida del apetito.

Por su parte, la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, señaló que, al momento, no hay casos reportados por esta condición, pero enfatizó que las personas con un sistema inmunológico debilitado, como aquellas con VIH/sida, enfermedades hereditarias que afectan el sistema inmunológico y pacientes con cáncer y trasplantes que están tomando ciertos medicamentos inmunosupresores, pueden presentar síntomas más graves y están en mayor riesgo de enfrentar complicaciones.

Para prevenir el contagio de ambas enfermedades, se recomienda a todos los ciudadanos que al sacar su mascota a un lugar público y recoja cualquier material fecal que pueda emitir esta. Asimismo, debe recoger inmediatamente los residuos que éstos pudieran generar en lugares públicos, específicamente en las playas.

También, es importante higienizar el área donde las mascotas defecan habitualmente, desinfectar los lugares donde viven y llevarlas al veterinario para desparasitarlos periódicamente, al menos cada seis meses.

Los representantes del Departamento de Salud exhortan a que las personas que trabajan en áreas potencialmente contaminadas, tales como albergues o refugios de animales, usen zapatos, guantes y otras medidas protectoras, ya que el método de prevención más eficaz es evitar el contacto directo entre el suelo contaminado y la piel. Evitar caminar descalzos o tocar el suelo con las manos, así como consumir agua potable que provenga de una fuente segura, son otras medidas preventivas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba